Juan del Olmo

Juan del Olmo Gálvez

Titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional
2000- 2008
Designado por Consejo General del Poder Judicial
Predecesor Manuel García-Castellón
Sucesor Pablo Ruz (Interino)

Información personal
Nacimiento 7 de julio de 1958 (58 años)
Murcia, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter Universidad de Murcia
Información profesional
Ocupación Jurista
[ editar datos en Wikidata]

Juan del Olmo Gálvez ( Murcia, 7 de julio de 1958) es un juez español. Se licenció en Derecho por la Universidad de Murcia.

Comenzó su carrera profesional (1986-89) en el País Vasco, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en Durango ( Vizcaya). A principios de 1989 fue destinado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cieza (Murcia) y, a finales de ese año, se trasladó al Juzgado de lo Penal número 3 de Murcia, donde adquirió la categoría de magistrado.

El 28 de julio de 1998, el Consejo General del Poder Judicial, le designó para sustituir en comisión de servicio, a Javier Gómez de Liaño al frente del Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional. En octubre de 1999 se reincorporó a su puesto en el Juzgado de lo Penal número 3 de Murcia. En junio de 2000 regresó a la Audiencia Nacional, en sustitución del juez Manuel García Castellón, en comisión de servicios. Un año después el Consejo General del Poder Judicial le otorgó la plaza de juez titular de la Audiencia Nacional.

En 2008 abandonó la Audiencia Nacional por una plaza en la Audiencia Provincial de Murcia.[1]

Caso Crimen de Orozko

Según la sentencia de dicho caso, que juzga la muerte de Aureliano Letona, un guarda forestal que en la noche del 5 al 6 de febrero o de Santa Agueda en 1981, fue arrojado sin vida a un río después de ser golpeado y vejado en una juerga en el barrio de Ibarra del municipio vizcaino de Orozko, entonces en el partido judicial de Durango, la torpe instrucción del procedimiento fue la principal razón del resultado final del juicio. La sentencia ha declarado nulas las declaraciones ante la policía y su ratificación judicial debido a que se cometieron "graves infracciones del sistema de garantías". Las actuaciones han constituido, dice la resolución judicial, "un diseño acabado de lo que no debe ser una investigación judicial". El ponente, el magistrado Joaquín Giménez, ha criticado de forma severa las irregularidades cometidas por la Ertzaintza y extiende la responsabilidad al juez instructor del Olmo. "La autoridad judicial no pudo ser ajena a la desmesura y extremosidad de la instrucción sumarial, en la medida en que también en sus propias actuaciones se observa lo mismo". La sentencia rechaza los prolongados interrogatorios, la confusión entre la tramitación del atestado policial y las diligencias judiciales, y la existencia de largas conversaciones entre los agentes y los testigos previas a la toma de declaraciones. Pero aún hubo más irregularidades censuradas por el tribunal: algunos interrogatorios en los que aparecían datos incriminatorios continuaban sin presencia de abogado y sin informar al testigo sobre sus derechos constitucionales.

Other Languages