Juan de los Ángeles

Juan Martínez, conocido por los cristianos como Fray Juan de los Ángeles ( Lagartera, Toledo, 1536 - Madrid, 1609) escritor religioso de la España de Felipe II. Perteneció a la Orden Franciscana, y tuvo un gran conocimiento de los clásicos de la Antigüedad.

Biografía

Se le suele llamar abulense erróneamente, porque Lagartera, pueblo donde nació pertenecía a la diócesis de Ávila. Estudió cuatro años en un colegio de Oropesa (Toledo), a dos kilómetros al Este de Lagartera, y luego cursó latín, griego y hebreo en Alcalá de Henares.

Hizo el noviciado en San Miguel de Plasencia, pero al poco pasó a los descalzos de la provincia de San José, y profesó antes de 1562; se cree que estudió después en Salamanca, donde pudo asistir a las clases de fray Luis de León. Se dedicó después, entre 1565 y 1571, a enseñar en el convento de San Juan Bautista de Zamora y también se dedicó a la predicación. Entre 1572 y 1576 estuvo en Madrid, donde conoció al beato de su orden Nicolás Factor, confesor de las Descalzas Reales desde 1571. Regresó a Zamora en 1580 cuando le nombraron predicador del convento de San Juan Bautista y fue elegido definidor de la provincia de San José entre el 29 de septiembre de 1585 y el 7 de mayo de 1589, por lo que fue a residir al convento de San Bernardino de Madrid.

Se encargó de fundar el convento de San Diego en Sevilla (1589), por lo que estuvo allí hasta entrado el año de 1592; marchó a Lisboa y allí conoció al cardenal Alberto, Archiduque de Austria. Otra vez en Madrid (julio de 1593), le nombran visitador de la provincia franciscana de San Juan Bautista de Valencia, pero ya a fines de 1594 está en la Corte para editar sus Diálogos, que aparecieron en 1595; ese mismo año fue designado guardián de San Antonio de Guadalajara y representante de la provincia para asistir a la Congregación general que se celebró en Vitoria; en 1598 fue guardián de San Bernardino de Madrid, y algo después visitador de la provincia de San Gabriel, donde intentó reconciliar a las provincias franciscanas de San José y de San Gabriel, que se hallaban peleadas.

Asistió en Roma al capítulo general de su orden el 20 de mayo de 1600, y con ese motivo recorrió Francia e Italia. El 20 de junio de 1601 fue elegido provincial de la de San José y confesor de las Descalzas Reales de Madrid; en su mandato fundó varios conventos, entre ellos el de Torrejoncillo del Rey (Cuenca), y procuró arreglar las bibliotecas conventuales.

Como le nombraron predicador real, renunció al provincialato, con lo que se granjeó algunas enemistades dentro de su orden. Falleció en el convento de las Descalzas Reales de Madrid.

Other Languages