Juan de Valmaseda (escultor)

Juan de Valmaseda (escultor)
Retablo Mayor Catedral de Palencia.JPG
Retablo mayor de la catedral de Palencia
Nombre real Juan de Valmaseda
Nacimiento 1487
Vertavillo?, provincia de Palencia
Defunción 1576
Palencia
Nacionalidad Flag of Spain.svg  España
Área Escultura
Movimiento Renacimiento
Obras destacadas Retablos mayores de las catedrales de Palencia y Oviedo
Patrones Iglesia Católica
Influido por Felipe Vigarny

Juan de Valmaseda (en ocasiones su apellido aparece como Balmaseda) fue un escultor español de la primera mitad del siglo XVI, de escuela castellana.

Biografía

No se sabe con exactitud la fecha de su nacimiento ni de su muerte, pero se cree que fueron hacia 1487 (nacimiento) y 1576 o antes (muerte). La fecha de su muerte no puede ser después de 1576 porque existe un documento testamentario de su viuda en que declara que su marido había fallecido, dando el detalle de su enterramiento en la ciudad de Palencia. Por su apellido paterno pudiera ser de ascendencia vasca, y por el materno (su madre se llamaba María de Vertabillo) se le considera castellano; se cree que nació en la provincia de Palencia, pues el pueblo de Vertavillo pertenece a esta provincia. Se casó con Catalina de Medina, con la que tuvo cuatros hijos: Hernando, Juan, fray Francisco y María.

Juan de Valmaseda fue uno de los principales maestros de la escultura castellana del Renacimiento, y se le considera precursor y maestro de Alonso Berruguete. Coincidió en Burgos con Felipe Vigarny y con Diego de Siloé; de estos dos maestros aprendió a tratar los pliegues de sus esculturas, las líneas curvas y las expresiones de las figuras.

Una de sus primeras obras fue en el sepulcro de los Gumiel en la iglesia de san Esteban de Burgos. En la misma ciudad se le atribuyen los relieves de las puertas de la capilla del Hospital del Rey. Dos años después marchó a Oviedo, donde colaboró en el retablo mayor de la Catedral junto a Giralte de Bruselas. También debió trabajar en León, en cuya Catedral se conserva un retablo de su mano.

No obstante, la mayor parte de su actividad se desarrolló en torno a la ciudad de Palencia.

En 1519 trabajó en el retablo mayor de la catedral de Palencia, con la realización de las figuras del Calvario que corona el retablo. Este grupo escultórico se considera su obra maestra. En él, destacan tanto el estudio del desnudo masculino del Cristo crucificado como los expresivos pliegues de la túnica de María o el gesto doliente de Juan el Evangelista; con el añadido de la rotundidad que concede a estas figuras su escala monumental. Sin duda fueron concebidas así para destacar en una ubicación difícil, como es el remate de un retablo muy alto, y en medio de las muchas imágenes y figuras que lo componen. En el Museo Lázaro Galdiano de Madrid se conservan una Virgen Dolorosa y un San Juan que pueden considerarse repetición o bien estudio preparatorio de las correspondientes figuras del retablo, puesto que siguen fielmente sus esquemas en menor tamaño.[1]

En la capilla de san Ildefonso de la catedral palentina realizó otra de sus obras destacadas, el retablo del santo titular, con original empleo de la columna abalaustrada y expresivos relieves, en los que se aprecia influencia berruguetesca. Muy refinado es el panel central, con la Imposición de la casulla a san Ildefonso. Se fecha entre 1544-49.[2]

Se cree que también trabajó como maestro del retablo mayor de la iglesia de santa Columba, en la localidad palentina de Villamediana; se le atribuyen algunas figuras de dicho retablo y un Ecce Homo exento, en el que se aprecia el estilo dramático y expresionista característico del maestro.[3]

Other Languages