Juan de Goyeneche

Retrato de Juan de Goyeneche, de Miguel Jacinto Meléndez.
Estatua en Nuevo Baztán.

Juan de Goyeneche y Gastón ( Arizcun Baztán (Navarra), c. 12 de octubre de 1656- Nuevo Baztán, 12 de abril de 1735) fue un editor, periodista y político español. Siguiendo las ideas de Colbert creó en las afueras de la ciudad de Madrid un pequeño centro industrial denominado Nuevo Baztán.[1]

Biografía

Nació a finales de septiembre o primeros de octubre de 1656 en la localidad navarra de Arizcun, en el valle del Baztán. Pronto abandonó su tierra natal para trasladarse a Madrid. Aquí inició su formación en el Colegio de la Compañía de Jesús, donde entró en contacto con algunos de los que serían influyentes miembros de los grupos intelectuales del cambio de siglo. Poco a poco fue consiguiendo reconocimiento, lo que le proporciona un lugar privilegiado e la corte de Carlos II, en la que desempeñó varias tesorerías e inició diversas actividades empresariales, fruto tanto de las ocupaciones tradicionales de su familia como de sus propios intereses particulares.[2]

Su formación y sus inquietudes intelectuales le llevaron a encontrarse desde muy joven entre aquellos reformistas que propugnaban y perseguían la renovación política, económica, científica y cultural de España como única posible solución de la decadencia que había caído el país a partir del reinado de Felipe III. En el marco de estas preocupaciones pueden encuadrarse sus actividades como escritor, editor y empresario periodístico (en 1697 compra los derechos de traspaso a título de perpetuidad de la Gaceta de Madrid, publicación periódica que disponía de un grupo de corresponsales y traductores que favorecieron la introducción de las novedades europeas en España y su distribución en provincias), pero también su decidido apoyo a la causa del duque de Anjou en los problemas sucesorios surgidos tras la muerte del último Austria. Goyeneche había estado muy vinculado a la antigua dinastía, cuya continuación propugnaban quienes apoyaban al archiduque Carlos, pero su carácter y sus ideas sobre la renovación nacional le situaban en la vanguardia política e hicieron que se comprometiera abiertamente en la causa del futuro Felipe V. Ello le llevó a costear cierto utillaje o hacer préstamos junto con otros empresarios ennoblecidos, como el marqués de Campoflorido y el conde de Moriana del Río, para convertirse así en un apoyo financiero imprescindible para salvar la coyuntura crítica de la causa borbónica en la Guerra de Sucesión Española (préstamo de 1709). También prestó ayuda para el abastecimiento de la tropa, e incluso, cuando el apoyo de Luis XIV a su pariente pareció flaquear, levantó una fábrica de paños para abastecer de uniformes al Almacén General de Vestuarios para la Tropa y así no tener que importarlos de Francia.

Fundación de Nuevo Baztán

Corría el año 1710 y Goyeneche eligió una población relativamente cercana a Madrid para erigir su industria, la actual Olmeda de las Fuentes, dedicada fundamentalmente a labores agrícolas y con un grave problema de despoblamiento. Su postura se fundaba en las ventajas que podrían derivarse de que un Borbón reinara en España, puesto que Francia era una potencia de primer orden en ese momento. Sus simpatías no estaban con Luis XIV, sino con el ministro de finanzas Jean Baptiste Colbert, cuyas teorías económicas y financieras cambiaron el sistema impositivo francés y potenciaron el despegue industrial y comercial del país. Tales ideas, conocidas bajo el nombre de colbertismo, tuvieron pronto eco en algunas naciones europeas y en ciertos círculos progresistas españoles. Uno de sus representantes, el conde de Oropesa, intentó infructuosamente aplicar tal política económica en los últimos tiempos del reinado de Carlos II. Años más tarde, Goyeneche volvió sobre los planes para materializar estos conceptos, contando con las ventajas que supondría para sus fines el triunfo del pretendiente francés. Pero sus intenciones iban más allá del ámbito público; trabajó sobre la idea de aplicar el colbertismo a una empresa propia, como experimento ejemplarizante que estimulara posteriores iniciativas, oficiales o particulares.

Fue nombrado, de manera sucesiva, administrador de Carlos II, de la Tesorería de las Milicias Reales, de la reina Mariana de Neoburgo, esposa de Carlos II, de María Luisa de Saboya y de Isabel de Farnesio, esposas de Felipe V. Murió en Nuevo Baztán el 12 de abril de 1735, actualmente yace bajo la cúpula central de la iglesia de San Francisco Javier.

Other Languages