Juan Sánchez Ramírez

Juan Sanchez Ramirez.jpg

Juan Sánchez Ramírez nacio el 1762 en la villa de cotui, republica dominicana. Fue un militar y político español, gobernador de (República Dominicana) durante el período 1808-1811 (etapa de la España Boba), habitante en la colonia de Santo Domingo. Fue un comandante de la guerra de la Reconquista ya que conspiró contra la ocupación francesa en favor de los españoles de Santo Domingo. Derrotó a Ferrand y Cheo Reynoso tomó la capital con ayuda británica (1809). Restableció la soberanía española, siendo reconocido como Capitán General de la colonia. Encabezó a los españoles para hacerle la guerra a la ocupación francesa, porque como muchos de los habitantes de la colonia de Santo Domingo en aquel entonces, no pudo concebir que con el Tratado de Basilea, España tirara por la borda más de tres siglos de historia, lengua, religión y cultura, por eso luchó para mantener la nación y preservar la identidad española. La misma actitud que tomaron los habitantes españoles de la colonia de Santo Domingo contra la ocupación francesa, la tomaron los rioplatenses contra Inglaterra a favor de España en 1806 y los venezolanos en 1808 a favor de Fernando VII con Simón Bolívar a la cabeza.[3]

Gobernó como si fuera un país independiente, toma nuevas medidas para despertar la economía, se abolieron todas las leyes que ponían trabas al comercio y a la producción, se redujeron los diezmos y otros impuestos eclesiásticos. Todos los puertos de la colonia fueron abiertos a los navíos de las naciones amigas de España y se fijó un arancel único de importación de un uno por ciento.[5]

Murió siendo gobernador, pero dejó a su familia en una espantosa miseria, porque todo su patrimonio lo aportó por la causa justa y noble en la que se enroló junto a todos los habitantes de la colonia de Santo Domingo. Lo que constituye una muestra de que en esta lucha no defendía los intereses de su clase, como alegan algunos historiadores dominicanos, si así hubiera sido hubiera quedado rico y le hubiera dejado esa riqueza a su esposa e hijos. Después de su muerte, el pueblo lo llamó padre de la patria y sus restos están depositados en el Panteón de la patria.[8]

Su Gobierno (España Boba).

Con la Batalla de Palo Hincado el dominio de la zona oriental de la isla vuelve a manos de España gracias a las luchas libradas por Juan Sanchez Ramirez a partir de 1809 Sanchez Ramirez es nombrado gobernador y comienza a gobernar como si fuera una nación independiente y libre del dominio español.


Pero la acción más importante encaminada a eliminar la segunda dominación española bajo el régimen de Sanchez Ramirez sería la indebidamente denominada por el vulgo con el nombre de "Revolución de los italianos",[9] a causa de haberse comprometido en ella un oficial de esa nacionalidad, lo que hizo pensar al pueblo que todas las tropas y oficiales pi amonestaban igualmente comprometidos. Esta conspiración fue descubierta a mediados de 1810 y los complot adores fueron llevados al patíbulo bajo la acusación de querer levantar en armas la guarnición de Santo Domingo para repetir lo que había ocurrido el 19 de abril de ese año en Caracas donde había estallado un movimiento independentista contra España.


La etapa de España Boba culmina con la independencia efímera de José Núñez de Cáceres, se le conoció con este nombre por lo poco que duró el período de independencia, debido a la invasión haitiana encabezada por el Presidente de Haití Juan Luis Boyer y su ocupación contra la voluntad del pueblo dominicano, sin embargo, ¿qué podían hacer los dominicanos contra un ejército de más de 12,000 mil hombres, con un país que no disponía del más mínimo infante? Rendirse (como sucedió) para evitar una masacre, a lo que estaban acostumbrados los haitianos cuando pasaban a esta parte de la isla y pisoteaban suelo dominicano con su poderoso ejército.

Bibliografía

Sánchez Ramírez Diario de la Reconquista

  • Delafosse, Lemonier

Segunda Campaña de Santo Domingo

  • Guillermín,yazmeli cabrera

Diario Histórico Bicentenario, Argentina, Wikipedia

Other Languages