Juan Esteban Montero

Juan Esteban Montero Rodríguez
Juan Esteban Montero 1932 cropped.jpg
Juan Esteban Montero con la banda presidencial; 1932

Flag of the President of Chile.svg
Presidente de la República de Chile
4 de diciembre de 1931- 4 de junio de 1932
Predecesor Manuel Trucco Franzani
Sucesor Arturo Puga Osorio

Flag of the President of Chile.svg
Vicepresidente de la República de Chile
27 de julio de 1931- 20 de agosto de 1931
Predecesor Pedro Opazo Letelier
Sucesor Manuel Trucco Franzani

Información personal
Nacimiento 12 de febrero de 1879
Bandera de Chile Santiago, Chile
Fallecimiento 25 de febrero de 1948 (69 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Nacionalidad Chilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Radical
Familia
Cónyuge Graciela Fehrman Martínez
Hijos Juan Esteban, Benjamín, Pedro y Carmen
Educación
Alma máter Universidad de Chile
Información profesional
Ocupación Abogado
[ editar datos en Wikidata]

Juan Esteban Montero Rodríguez ( Santiago, 12 de febrero de 1879- ibídem, 25 de febrero de 1948) fue un abogado, político, empresario, Ministro de Estado y catedrático que alcanzó la vicepresidencia y presidencia de Chile entre 1931 y 1932, apodado Don One-Step por la revista satírica Topaze. Padre del subsecretario Pedro Montero Fehrman, nieto del senador Juan Esteban Rodríguez Segura y bisnieto del prócer independentista Manuel Rodríguez Erdoíza.

Fue el primer miembro del Partido Radical en alcanzar la presidencia de Chile. Altamente apolítico, jurisconsulto y pasivo, fue derrocado a inicios de su mandato en un extravagante golpe de estado por parte de la izquierda y su mandato develó el catastrófico estado del gobierno chileno. Debido a su alta votación y cercanía con la prensa, sus revolucionarios sucesores fueron rechazados por la opinión pública y la situación crítica del estado siguió empeorando hasta 1933.

Su gobierno sepultó políticamente a todos sus participates —a excepción de Héctor Rodríguez de la Sotta, Marcial Mora, Ignacio Urrutia Manzano, Ramón Vergara y Sótero del Río Gundián—, incluidos los veteranos Víctor Vicente Robles, Luis Izquierdo Fredes, Carlos Vergara Montero, Alfredo Guillermo Bravo, Carlos Balmaceda Saavedra y al mismo Montero.

Biografía y familia

Hijo de Benjamín Montero, perteneciente a una importante familia curicana, y de Eugenia Rodríguez, hija del destacado funcionario público Juan Esteban Rodríguez Segura (a quien Montero debe su nombre), y por lo tanto, nieta del prócer independentista Manuel Rodríguez Erdoiza.

Casado con Graciela Fehrman Martínez, tuvo cuatro hijos: Juan Esteban, Benjamín, Carmen y Pedro. Este último llegaría a ser subsecretario del Trabajo y de Educación, así como embajador en Costa Rica bajo el gobierno de Jorge Alessandri; además, tendría una prestigiosa carrera de derecho, participaría en la reforma constitucional y en la Corte Suprema de Chile.

Estudió en una escuela pública primero y después en Colegio San Ignacio. Finalizada la secundaria, ingresó en la Facultad de Derecho Universidad de Chile, donde se tituló de abogado el 16 de septiembre de 1901.

Abogado del Consejo de Defensa Fiscal (1906-1920) y catedrático en derecho civil y derecho romano en su alma máter, defendió al general Guillermo Armstrong, acusado de intentos subversivos, caso que ganó.

Masón, ingresó en el Partido Radical en 1925, año en que participó en la Comisión Consultiva que estudió convocar a la Asamblea Constituyente que derivaría en la nueva Constitución.

El periodo 1924-1932, en el que Montero figuró políticamente, fueron años convulsos en Chile: hubo diecisiete presidentes, tres caudillos y nueve golpes de Estado, fallidos y efectivos, además de nueve renuncias forzadas, dos cierres de congreso, dos crisis económicas e innumerables ministros.

Tras la dimisión del sumiso Emiliano Figueroa, el en ese entonces coronel Carlos Ibáñez del Campo, militar popular y caudillista, inició una presidencia donde la represión y la inconstitucionalidad fueron armas potentes de la seguridad del Estado. El Partido Radical lo apoyó en un principio, pero se tornó crítico con la llegada de la Gran Depresión en 1929.

Grandes figuras radicales, la mayoría con un nutrido currículum, integraron comisiones para supervisar la catastrófica situación constitucional del Gobierno; en esta comisión se encontraban los futuros presidentes Pedro Aguirre Cerda y Juan Antonio Ríos (líder de los radicales), entre otros, en la cual Montero fue llamado a participar. La comisión no prosperó y sólo Juan Antonio Ríos y su tocayo Juan Antonio Iribarren se reunieron efectivamente.

Al empeorar la situación económica, el presidente Ibáñez solicita un gabinete de Salvación Nacional, para superar las áreas más importantes en la época crítica: Hacienda, Bienestar Social e Interior. El 13 de julio de 1931, Montero asumió como ministro de estas dos últimas carteras, mientras que el catedrático de economía y matemáticas Pedro Blanquier, también radical, se hizo cargo de la primera.

El gabinete no prosperó; Ibáñez, de carácter férreo y autoritario, no toleró las medidas de Montero, las cuales eran ocupar la apertura de prensa como válvula de escape a la situación: Montero puso en marcha este plan y fue abierto y amable con la prensa, que estaba muy polarizada, causando la consecuente reacción del público, que se enteró del catastrófico estado de la nación. Blanquier hizo lo mismo con los presupuestos, obteniendo los mismos resultados por el magro estado financiero. El gabiente es reemplazado por Ibáñez, impopularizándose el Gobierno pero popularizándose Montero.

El 22 de julio de 1931, renunciado Montero, el Gobierno llega a su estado más crítico. Miguel Letelier Espínola le sucede de forma interina, pero es reemplazado rápidamente por no querer aceptar esa fuerte responsabilidad. El 23 de julio retorna a la cartera de Interior el almirante Carlos Frödden, trayendo de nuevo la censura y la represión policial. Se inicia una paralización total del país e Ibáñez renuncia tres días después.

Pedro Opazo Letelier, presidente del Senado, asume interinamente la presidencia, pero nombra a Montero ministro del Interior y renuncia en menos de veinticuatro horas, con lo que este se convierte en vicepresidente de Chile el 27 de julio de 1931.

Other Languages