Juan Eduardo Esnáider

Juan Eduardo Esnáider
Datos personales
Apodo(s) El Gardel de la Romareda
Nacimiento Mar del Plata, Buenos Aires5 de marzo de 1973 (43 años)
País Argentina
Nacionalidad(es) Bandera de Argentina Argentino
Altura 1,80 m (5 ft 11 in)
Carrera como entrenador
Deporte Fútbol
Equipo JEF United Chiba
Debut como entrenador 2012
( Real Zaragoza B)
Carrera como jugador
Posición Delantero
Debut como jugador 2 de septiembre de 1990
( Ferro Carril Oeste)
Retirada deportiva 25 de junio de 2005
( C. A. Newell's Old Boys)
Part. (goles) 3 (3) - Selección
[ editar datos en Wikidata]

Juan Eduardo Esnáider ( Mar del Plata, 5 de marzo de 1973) es un ex futbolista, entrenador y periodista deportivo argentino. En su trayectoria como futbolista, se destacó como un recordado ídolo de la afición del Real Zaragoza, en donde desarrolló la mayor parte de su carrera. Actualmente dirige al JEF United Chiba de la J. League Division 2.

Su hijo, también llamado Juan, es futbolista y actualmente juega en el Lausanne-Sport de Suiza.

Trayectoria

Inicios

Debutó en Argentina, en la primera división en Ferro Carril Oeste el 2 de septiembre de 1990. Considerado toda una promesa, la selección lo convocó para disputar el Sudamericano Sub-20. Luego de ser una de las figuras del certamen, en abril de 1991 fichó por el Real Madrid para disputar los partidos restantes de la temporada 1990/91, una vez finalizada la misma, fue enviado al equipo filial.

A mitad de la temporada 1992/93 es enviado nuevamente al primer equipo. Pese a no gozar de la titularidad, se proclama campeón de la Copa del Rey.

Real Zaragoza

Para la temporada 1993/94 se marchó cedido al Real Zaragoza ante la falta de oportunidades en el club "merengue". En esa misma temporada anota 13 goles y conquista nuevamente la Copa del Rey, pese a no disputar la final por sanción. Esnáider termina ganando el cariño de la afición "maña" por sus destacadas actuaciones, cómo en el doblete al Barcelona de Johan Cruyff en el histórico 6-3 de Febrero de 1994, o su golazo al Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, en una goleada 4-0. De cara a la próxima temporada, la 1994/95, el Zaragoza compra su pase al Real Madrid.

Entonces conquista la Recopa de Europa. En esa competición es la figura descollante del Zaragoza anotando 8 goles en 9 partidos, incluyendo uno en la mítica final, disputada en París, frente al Arsenal inglés el 10 de mayo de 1995, una muy potente volea desde fuera del área que entra por toda la escuadra dejando sin reacción a David Seaman. En esa temporada, Esnáider totalizaría 26 goles sumando todas las competiciones, incluyendo otros goles memorables por liga, cómo su doblete al Real Madrid en la victoria 3-2 de octubre de 1994, o otro gol más al Barcelona, esta vez en el Camp Nou, en una victoria por 2-1.

Real Madrid (segunda etapa)

En vista su gran rendimiento, el Real Madrid hace que retorne, pagando por él más del doble respecto a su primer fichaje. Curiosamente, se le otorgaría la mítica dorsal número 7 que había dejado Butragueño y a su vez él dejaría a Raúl.

Sin embargo, la temporada 1995/96 que disputó con el Real Madrid fue mediocre tanto a nivel personal (solo anotó un gol) como grupal (no cosecharon ningún título) y para la temporada 96/97 fichó por el Atlético de Madrid.

Atlético de Madrid

En el club colchonero, teniendo de compañeros a su compatriota "El cholo" Simeone, a Kiko y a Pantic, tuvo un rendimiento notable convirtiendo 21 goles. A pesar de eso, su mala relación con el entrenador Radomir Antić, le obligó a abandonar el club rojiblanco un año después. Un momento memorable es cuando el portero holandés van der Sar, en aquel momento en el Ajax, le paró un penalti que de haber marcado hubiera significado el pase a las semifinales de aquella edición de la Champions League.

Español de Barcelona

En la temporada 97/98 sería transferido al Español de Barcelona,[1] entrando como parte del pago del fichaje de Jordi Lardín, allí jugaría una temporada y media, sin que el equipo hiciera temporadas destacables, fue una de las figuras del equipo periquito, repitiendo el gran rendimiento hecho del Atleti.

Juventus de Turín

Sorpresivamente, en enero de 1999, la Juventus de Turín lo ficharía a cambio de 7 millones de euros para suplir una grave lesión de Alessandro Del Piero.[2] Su paso por la vecchia signora fue para el olvido debido en gran parte a las lesiones, anotando solamente dos goles.

Vuelta al Zaragoza

Después de su mal paso por Italia, volvió al Real Zaragoza como cedido en diciembre del 2000 para salvar al equipo aragonés del descenso.[3] El Zaragoza no sólo escaparía al descenso, mostrando un gran nivel que lo terminaría volviendo clave; sino que también ganaría la Copa del Rey, aunque al igual que siete años antes, Esnáider se perdió la final por sanción.

Su retorno al club maño estuvo rodeado de polémicas. En el último partido liguero (clave para salvarse del descenso), Esnáider vio la roja al principio del encuentro tras un codazo a un jugador del Celta de Vigo. Según se rumoreó, el argentino lo hizo a propósito porque el presidente Solans ya le había comunicado que no contaban con él para la siguiente campaña. El argentino intentó incluso agredir a aficionados que le increparon y le llamaron pesetero.[4]

Declive y retiro (2001-2004)

Posteriormente pasó por dos infructíferas cesiones en la campaña siguiente, primero en el Oporto y después, volviendo a su país, en River Plate (donde se consagraría campeón del Clausura 2002 pese a su escaso aporte).

En enero de 2003 firmó por el AC Ajaccio de Francia, donde jugaría apenas pocos partidos, lastrando muchas lesiones, pero particularmente renunció a cobrar su salario el tiempo que estuviese recuperándose de sus lesiones. Éste gesto fue destacado por el presidente de la institución, Michel Moretti.[5]

Entonces decidiría retornar a la liga española, de la mano del recién ascendido Real Murcia. En su única temporada, no solo dio un aporte muy discreto (anotó solo un gol), sino además los pimentoneros descendieron a la Segunda División. Desafortunadamente, en dicho equipo es únicamente recordado por un altercado en una rueda de prensa, cuando agredió verbalmente a una periodista llamada Eva Franco del periódico regional La Verdad, que por aquel entonces cubría las informaciones del equipo. Fueron ante los tribunales y tras reconocer los hechos, fue condenado a pagar 600 euros, 300 por una falta de injurias y otros 300 por daños morales. La periodista alegó que el suceso le causó una crisis de ansiedad.[6]

Por último, juega 6 meses en Newell's Old Boys. Poco después, y en vista de su mala forma física, se retiró del fútbol profesional. Quizá por su fuerte carácter y sus actitudes poco profesionales (llegó a admitir que en su última etapa en el Zaragoza apenas entrenaba),[7] o simplemente por las lesiones, no llegó más alto. Su mayor rendimiento lo ofreció en el Real Zaragoza, donde es recordado con gran cariño por la afición, como un ídolo y uno de los héroes de París.

Other Languages