Juan Carlos Blumberg

Juan Carlos Blumberg
Kirchner recibe a Blumberg.jpg
El presidente argentino Néstor Kirchner recibe a Juan Carlos Blumberg en la Casa Rosada, en junio de 2004.
Información personal
Nacimiento7 de febrero de 1945 (73 años)
Buenos Aires, Argentina
ResidenciaBuenos Aires
NacionalidadArgentina
ReligiónJudío
Partido políticoFrente Vamos
Familia
CónyugeMaría Elena Usonis
HijosAxel Blumberg
Información profesional
Ocupaciónempresario textil y político

Juan Carlos Blumberg (Buenos Aires, 7 de febrero de 1945)[1]​ es un empresario textil y político argentino cuyo hijo, Axel Blumberg, fue secuestrado el 17 de marzo del 2004 y posteriormente asesinado por sus captores. Este hecho lo convirtió en un referente mediático y lo impulsó a dar charlas, conferencias y entrevistas sobre seguridad. Se realizaron multitudinarias marchas para exigir el esclarecimiento del caso y mayores controles por parte de la policía.

Las marchas

Blumberg canalizó el descontento de los ciudadanos por la crisis de inseguridad experimentada en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires a través de una serie de marchas a los distintos poderes del Estado.

La primera marcha fue el 1 de abril de 2004, cuando más de 150 000 personas se movilizaron al Congreso Nacional. Allí Blumberg presentó un petitorio con miras a la aprobación de decenas de proyectos de endurecimiento de penas, baja en la edad de inimputabilidad, y juicio por jurados. Este petitorio fue respaldado por 5 125 000 firmas de ciudadanos de todo el país.[3]

La segunda marcha, de menos magnitud,[4]

La tercera marcha fue el 26 de agosto de 2004 frente al Congreso. Según el diario Clarín, la concurrencia fue de 70 000 personas,[7]​ Allí Blumberg le entregó su petitorio a los presidentes de la Cámara de Diputados y de Senadores, y a Felipe Solá (entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires).

La cuarta marcha fue el 2 de junio de 2005 en la plaza Lavalle, frente al Palacio de Justicia.[5]

La quinta marcha fue el 31 de agosto de 2006 en la Plaza de Mayo. En el mismo día, el premio nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el político y dirigente kirchnerista Luis D’Elía realizaron dos contramarchas. Pérez Esquivel acusó a D’Elía de «especulador y arribista» por usar la contramarcha «en provecho propio y del Gobierno».[8]

Other Languages