Ju-on 1

Ju-on (jap. 呪怨; "resentimiento" o "rencor") es una película directamente para video japonesa del año 2000 dirigida por Takashi Shimizu. Es la historia de un marido que mató a su esposa, Kayako ( Takako Fuji), y a su hijo Toshio, ( Ryōta Koyama). Luego el profesor de Toshio, Kobayashi ( Yûrei Yanagi) lo busca pues deja de asistir a la escuela. Descubre el reciente horror que ha sucedido en su casa y por no permanecer en casa junto a su esposa, ninguno de ellos logra salvar su vida.

Ju-on fue extremadamente popular y muy bien recibida para ser una película V-Cinema de bajo presupuesto. Logró la suficiente popularidad como para generar una secuela, Ju-on 2, así como una versión mejorada para cine Ju-on: The Grudge. Después de este remake para cines, se produjo una secuela Ju-on: The Grudge 2. Cada una de las películas de la serie fueron dirigidas por Shimizu.

Sinopsis

Ju-on y sus consecuentes se encuentran divididos en un número determinado de capítulos. Aquí, hay seis.

Toshio

Comienza con un profesor llamado Kobayashi llegando tarde a casa en su departamento y hablando con su esposa embarazada Manami. Discuten sobre un estudiante llamado Toshio Saeki. El muchacho ha faltado recientemente a la escuela y Kobayashi comienza a preocuparse. Revisa su expediente, leyendo que su padre es Takeo Saeki, un destacado artista, y su madre Kayako Saeki. Él recuerda a Kayako en sus días de universitario. Manami la recuerda como una persona muy extraña. A la mañana siguiente, Kobayashi se dirige a la casa de Toshio y deja a Manami sola en el apartamento. Encuentra a Toshio en un lado de la casa, viendo que esta en el cuarto del baño, a través de una ventana con barrotes. El chico parece amoratado y se niega a hablar con él. Después de que Kobayashi le pregunta donde está su madre, Toshio baja de nuevo a la tina de baño. Kobayashi entra en la casa y lleva a Toshio a la sala. La casa es un desastre, pues hay basura por todas partes. Después de una breve conversación con el muchacho, Kobayashi mira hacia afuera de la ventana. Él no lo sabe, pero Toshio está emitiendo extraños maullidos de gato a sus espaldas. ( Escena vista en The Grudge) Después de ver la casa y seguir escuchando los maullidos de Toshio se ve a una persona acercándose lentamente en la ventana de un cuarto de arriba.

Yuki

La casa tiene nuevos inquilinos (esto se especifica una hora después) y la familia que la habita son los Murakami. La hija, Kanna, está estudiando con Yuki, su prima y tutora particular, cuando la madre de Kanna (Noriko) cuenta a las muchachas que saldrá un momento. Comenta que hay varios gatos que rondan la casa, y Yuki le teme a los gatos. Yuki empieza a escuchar ruidos extraños, aunque Kanna no los nota. Luego Kanna se retira rápidamente de la casa pues ha recordado que debía dar de comer a los conejos de la escuela con su amiga Hisayo (descrito en el cortometraje "Katasumi"), pero no sin antes molestar a su hermano Tsuyoshi sobre su nueva novia Mizuho. Kanna ahora deja sola en su cuarto a Yuki. En ese momento, ella escucha un ruido más pronunciado, pero intenta distraerse escuchando música en sus auriculares, aunque la voz de su intérprete va bajando, hasta que el aparato finalmente se avería. El ruido, cada vez más audible, parece provenir del ático, ella recoge sus cosas e intenta irse. Al salir de la habitación, se encuentra con las ventanas cerradas y el vestíbulo completamente a oscuras, y llama en voz alta a Tsuyoshi, pero nadie contesta. Un gato aparece repentinamente en la oscuridad del vestíbulo, y Yuki, asustada, retrocede y tropieza dentro del clóset del cuarto de Kanna. El ruido es más fuerte, y ella descubre que el clóset da hacia el ático; decide investigarlo mirando en la abertura superior; Yuki saca un encendedor para vislumbrar mejor, pero entonces algo se acerca hacia ella hasta quedar justo frente a su rostro; al encenderlo, revela el rostro de Kayako, y entonces Yuki es halada hacia el ático. Abajo, Tsuyoshi, inconsciente de lo que sucede arriba, sale de la casa para reunirse con Mizuho en su escuela manejando su bicicleta (descrito en el cortometraje "4444444444").

Mizuho

Tamura Mizuho se encuentra en la escuela en espera por Tsuyoshi, ella alcanza a ver su bicicleta y su mochila. Cerca de ella encuentra un teléfono celular. Después de esperar por un tiempo, la conserje se le acerca para decirle que se vaya a casa, pues está cerrando la escuela. Al preguntarle si alguien estaba en el edificio, la conserje le dice que no hay nadie. Ella le ayuda a Mizuho a buscar a Murakami Tsuyoshi, voceándolo desde la sala de maestros, para luego decirle a Mizuho que permanezca ahí mientras revisaba en la escuela de nuevo, y que la esperen en caso de que Tsuyoshi aparezca. Mizuho llama a la casa de los Murakami y es contestada por Noriko, quien le informa que Tsuyoshi no se encuentra en casa, pero después le dice que espere un momento, pues parecía que Tsuyoshi acababa de llegar. Cuando ella prenden las luces, estas parpadean y se descomponen. Noriko ya no responde en el teléfono, y Mizuho se da la vuelta, detectando otra presencia. Ella se sienta y juega con una lámpara del escritorio, hasta que deja de funcionar. Mizuho se asoma debajo del escritorio, descubriendo que está desconectada, y cuando procede a enchufar la clavija dentro del enchufe ve un par de pies blancos descalzos que pasan corriendo y pataleando. El teléfono en la mesa empieza a sonar, y ella al intentar alcanzarlo desde debajo del escritorio, sujeta el pie de otra persona (escena similar a The Grudge 2). La mesa empieza a sacudirse, y Mizuho grita todo lo que puede hasta que logra escuchar el ruido continuo del teléfono. Mizuho sale de debajo de la mesa, y alcanza a ver que el número del llamador es 4444444444. Ella cree que es momento marcharse, pero decide esperar a la conserje y contesta el teléfono (que todavía está sonando). El llamador le contesta con un maullido, y Mizuho siente que algo le sujeta el brazo. Cuando ella mira hacia abajo, ve a Toshio, quien sonríe y maúlla una vez más mientras la cámara fotográfica enfoca su boca (escena similar al corto 4444444444).

Kanna

En la oficina de un juez de instrucción, dos detectives, Yoshikawa y Kamio entran e investigan un misterioso cuerpo (Yoshida Hisayo) que fue encontrado desmembrado en una escuela, con un conejo muerto y una mandíbula por dentro. El cuerpo de quien la mandíbula era perteneciente no fue encontrado, y ciertamente no pertenecía al cadáver presente. Un cadete viene a testificar que vio a dos muchachas dando de comer a los conejos, Yoshida Hisayo y Murakami Kanna. Fuera de ahí, Yoshikawa pregunta a Kamio si una persona puede vivir sin su quijada cuando la ha perdido de esa manera. De vuelta a la casa de los Murakami, Noriko regresa de sus compras y revisa la correspondencia, de la cual había un envío erróneo en el destinatario, pues se dirigía a Takeo Saeki. Luego sube al segundo piso para buscar a Tsuyoshi y a Kanna, pero no encuentra a ninguno de los dos. Abajo, recibe una llamada de Mizuho preguntando por Tsuyoshi (esta es la llamada que realiza Mizuho en el capítulo anterior). Noriko le responde que su hijo no se encuentra en casa, pero luego le advierte que alguien vino y se dirige a ver quien es. Al recoger su monedero del suelo, nota que hay un rastro de sangre humana que viene de la persona que acaba de venir. Quien quiera que fuera la persona estaba completamente golpeada y ensangrentada. Noriko sigue a esa persona, repitiendo el nombre de su hija antes de preguntar "¿Quién eres?" La persona lentamente voltea y Noriko grita aterrorizada, revelando que se trata de Kanna, ahora sin su quijada.

Kayako

Tiempo atrás donde Kobayashi entra a la casa de los Saeki, años antes. En la última hora de la tarde, Kobayashi consigue impacientemente llamar a Manami, pero ella le dice que alguien toca la puerta y cuelga. Kobayashi encuentra a Toshio dibujando cuadros extraños de gatos y de sus padres. Lo deja y camina en el vestíbulo. La puerta de un dormitorio se abre, Kobayashi entra al cuarto. En un escritorio se encuentran muchas fotos de Kayako con la cara cortada en cada una de ellas. Debajo de ellas encuentra un diario, perteneciente a Kayako. Lo lee, descubriendo que ella estaba obsesionada con él. Tira el diario y camina lejos, pero escucha moscas zumbar en el armario. Enciende su lámpara, mirando en el ático. ¡Ve el sangriento cuerpo de Kayako en una bolsa de basura! En shock, estalla fuera del cuarto, toma a Toshio y las cabezas, listo para marcharse. Ya ha anochecido. Antes de salir con Toshio, su celular suena. Es Takeo Saeki, llamándolo en una cabina telefónica cerca del apartamento de Kobayashi diciéndole que su bebé ha muerto, presintiendo que tomó al bebé del cuerpo de Manami, matándola (escena vista dentro de Ju-on: The Curse 2). El indica que está levantando a Toshio, y Kobayashi cae al piso. Toshio toma el teléfono y le maúlla como un gato. Kobayashi empieza a darse cuenta que Toshio no es el que parece. Se abre una puerta del dormitorio de arriba y se oye un ruido de una bolsa mojada. Kobayashi mira hacia la escalera y ve a Kayako ensangrentada bajando de las escaleras. Kobayashi se sostiene contra la puerta, sin hacer caso de los maullidos de Toshio. La puerta se abre por sí misma, y Kayako se queda mirando a Kobayashi encima de él. Ella se acerca más hacia él, mientras Kobayashi tiene un ataque al corazón. Toshio continúa maullando en el teléfono. Takeo tiene el bebé de Kobayashi muerto dentro de un saco, golpeándolo contra postes y tubos en medio de una calle cercana a una cabina de teléfono. Cae en el suelo cerca de un montón de bolsas de basura. Algo dentro de las bolsas de basura lo sigue hacia fuera del camino, Takeo es asesinado por el fantasma de Kayako en las bolsas.

Kyoko

Suzuki Kyoko es invitada por su hermano Tatsuya para verificar que la casa recientemente ha sido comprada a bajo costo con la firma de los bienes raíces. Al parecer, los integrantes de la familia Murakami (la familia que ahí vivía), están muertos o desaparecidos. Kyoko posee una sensible habilidad psíquica, pues es naturalmente sensible al mundo de lo sobrenatural. Sobre la casa, ella siente unas vibraciones artificiales. Al entrar en la casa, ve algo que se mueve a través de una pequeña ventana en el dormitorio superior. Kyoko revisa la correspondencia (aún se encontraba ahí después de que la casa fue habitada por los Murakami) para ver que estaba dirigida a Takeo Saeki. Mientras que Tatsuya se apresura en bajar, ella siente una presencia en el piso superior que asciende lentamente, cuando ve a Kayako andando en su cuarto. Kayako se encorva hacia abajo lentamente dirigiéndose hacia ella, y Kyoko puede ver la cara de alguien más. Ella sigue a Kayako hacia su cuarto, con Tatsuya marcando el camino de adelante con una etiqueta. En ese sitio, Kyoko le pide a su hermano que traiga una botella de sake. Ella deja las cartas sobre la mesa mientras oye un ruido extraño en el ático. Cuando Tatsuya le trae una botella de sake, Kyoko toma un trago y lo embucha fuera de la ventana. Ella dice que deben dejar el sake en ese sitio por un tiempo, y hacer que los compradores potenciales de la casa lo beban. Indica que el sake es sensible a los espíritus y que la gente nunca debe entrar a la casa, solicitando que la casa no sea vendida a nadie más. Huye rápidamente, dejando a su hermano para tomar un trago. Él de ninguna manera lo escupe hacia afuera y se dirige a hacer sus negocios. Una hora más tarde, Tatsuya comenta que vendió la casa sin saber nada de la situación. Igualmente le pide a su hermana que revise a su hijo más adelante. Kyoko decide inspeccionar la casa una vez más, ahora perteneciente a la familia Kitada. Cuando ella ve a Kitada Yoshimi (la esposa) a través de una ventana con un vestido blanco es cuando finalmente voltea su rostro, teme adelantarse pero se da cuenta de que esa mujer está poseída por Kayako.

Other Languages
français: Ju-on
italiano: Ju-on (film)
polski: Ju-on 1