Josep Guinovart

Josep Guinovart i Bertrán
Josep Guinovart 2.jpg
Josep Guinovart en el Museo de Historia de Cataluña en 2007
Información personal
Nacimiento20 de marzo de 1927
Barcelona, Flag of Spain.svg España
Fallecimiento

12 de diciembre de 2007

(80 años)
Barcelona, Flag of Spain.svg España
Causa de la muerteInfarto de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañol
Información profesional
OcupaciónPintor, dibujante y grabador
MovimientoInformalismo
Distinciones

Josep Guinovart i Bertran (Barcelona 19272007) fue un pintor, dibujante y grabador de Cataluña, España.

Después de realizar sus estudios en la escuela de la Lonja y en el Fomento de Artes Decorativas de Barcelona, ganó una beca en el año 1953 del Instituto Francés para realizar un viaje a París de cinco meses.

A su vuelta a Barcelona y después de una temporada trabajando en ilustraciones y decorados escenográficos, hacia el año 1957 inició una decantación hacia el arte abstracto, su obra poco convencional, utiliza elementos tridimensionales casi constantemente en sus obras, la mayoría también de gran formato.

En el año 1994 se inauguró un Museo en Agramunt dedicado a su obra, población en la que había nacido su madre y que él siempre ha estado vinculado.

Falleció el 12 de diciembre de 2007, a los 80 años, al no haber podido superar un infarto sufrido unos días atrás.

Biografía

Josep Guinovart i Bertran nace en Barcelona el 20 de marzo de 1927.[2]

Siempre se considera que su primera etapa dura desde el verano de 1948 hasta 1951. Abandona el realismo de intención naturalista y marca el arranque de una manera personal. Sus obras en este momento todavía mantienen una vocación popular y directamente realista, pero junto a huellas del románico y con colores felices como amarillo y rojo. Y trabaja en realizaciones muy diversas con el empleo del collage. A lo largo de esta corta etapa se va desarrollando dos líneas paralelas: la ingenua y libre, popular y ¨anarquizante¨, que recrea de memoria la realidad, y otra, de filiación y aspiración culta, y pintada del natural. Ambas, hacia 1952, tendrán a fundirse. En 1949 y 1950, se inclina hacia el lado ingenuo y de temas y formas más libres. Conoce a algunos de los miembros de Dau al Set, como el poeta Joan Brossa y el pintor Joan Ponç en 1949. Este conocimiento será artísticamente importante y le despierta gran interés. Bajo la influencia de este grupo artístico, la culminación de la fase ingenua es arranque de la magicista, enlazando con la libertad y el desenfado aparecidos en los dos años anteriores. Y al mismo tiempo empieza a cambiar la imagen de Guinovart, con el paso de la ingenuidad y la magia rural a la magia urbana. En 1950, Guinovart elige el jazz y circo saliendo de los temas del ingenuismo de la tauromaquia y los temas vinculados al recuerdo de Agramunt.[3]

En 1951 ha abandonado el oficio de pintor de paredes y se dedica por entero a la pintura. Desde este año ya comienza una etapa de plenitud que Rodríguez-Aguilera llama ¨expresionismo figurativo¨. Se deja en ellos de lado lo mágico y se recogen los temas campesinos, con otro talente distinto. Y En esta nueva fase de campesina, de mucha contención, hay gravedad y seriedad en los rostros y hieratismo en las figuras reflejando su vida "real" bajo la influencia de la conciencia social y política. Parece que se interesa ante todo en resolver la composición, con gran estilo, dando trabazón y solidez a las formas y trazando ritmos musicalmente. Incorporando el elemento cubista sus dibujos siempre tienen la estructura geométrica. Durante 1952 y 1953 ya se convierte en uno de los mejores artistas con algunas obras suyas de mayor altura. Aprovechando la oportunidad de la participación de la exposición en el Salón de los Once viaja a Castilla y este descubrimiento del paisaje castellano contribuye a centrar los temas de su arte durantes algunos años.

Guinovart obtiene una beca del Instituto Francés en 1952 y viajó a París nueve meses en el año siguiente, lo cual, determina una nueva transformación en su creación artística conociendo el arte contemporáneo y estilo de Francia y Holanda en la estancia de Francia. Aparte del planteamiento crítico del desarrollo de su arte, lo más importante del viaje es el fortalecimiento de la estructura.

A su vuelta de París, colabora con arquitectos y también trabaja en ilustraciones y decorados escenográficos. En 1957 y 1958 participa en algunas exposiciones colectivas, entre las cuales, destacan la Bienal de Sao Paulo de 1957 y la de Venecia de 1958. Entre 1957 y 1958 llega a la abstración absoluta con elementos tridimensionales en sus obras y otra característica que siempre aparece es la desintegración formal a través de la descomposición de la figura.[4]

A partir de 1958 aunque todavía mantiene una cierta estructura, se pone a interesarse de informalismo utilizando textura gruesa, sobre todo, madera quemada. Sigue este camino utilizando materiales del mundo de la construcción como fuste y luego añade nueva materia como yeso y fibrocemento en su creación. Las dos formas principales siempre aparecidas son el óvalo y el rectángulo de la ventana.La necesidad de denuncia social le lleva a participar en el movimiento Estampa Popular, y a dedicar homenajes a aquellos personajes qu se han convertido en símbolos vivos de la lucha por la libertad, como Picasso o Che Guevara.[5]​ Creando bastante cantidad de obras de denuncia relevando los problemas sociales en esa época, sobre todo, bajo la influencia del Guernica.

Su viaje a México y Cuba en 1972 le será de importancia en varios sentidos. Estas culturas exóticas y diferentes ambientes sociales le dan una profundísima impresión ante su fuera y misterio y rompen los esquemas del hombre occidental. De esta manera, no sólo las obras realizadas allí, sino también su creación futura reciben alguna influencia por la experiencia en América en cierto grado.

Las obras de Guinovart ya han alcanzado a la plena madurez con libertad en el lenguaje y siempre están en contacto con la realidad. Desde este periodo, el artista inicia una propia introspección profunda y reprexiva y muestra en sus obras más o menos abiertamente las pronfundidad de su mundo interior.

En 1994 se inaugura la fundación y el museo denominado el Espai Guinovart en Agramunt, que es la población de nacimiento de su madre e influecia mucho en la creación.

A finales de 2003, Guinovart trazó una fuerte amistad con el conocido pintor de Corbera d'Ebre José Cañada, con el cual fusionaron sus estilos pictóricos.

En el año 2006 diseña la bodega Mas Blanch i Jové en La Pobla de Cérvoles y fue el ideólogo de El Viñedo de los Artistas que se inauguró de forma póstuma como homenaje al artista en el año 2010 con la presentación de su escultura "El Órgano de Campo": un instrumento de 6 metros de altura instalado para que el viento pueda cantar a las cepas. En dicha bodega también se puede ver la obra "In Vino Veritas" de 10,5m, así como diferentes obras del artista.

Falleció el 12 de diciembre de 2007, a los 80 años, al no haber podido superar un infarto sufrido unos días atrás.[6]

Desde su muerte se han organizado numerosas exposiciones dentro y fuera del territorio y tanto la Fundación Josep Guinovart como la bodega Mas Blanch i Jové siguen difundiendo su obra.

Other Languages