José de Valdivielso

José de Valdivielso o Valdivieso ( Toledo, noviembre de 1565 - Madrid, 1638), poeta y autor dramático barroco perteneciente al Siglo de Oro español. No debe confundirse con un escritor contemporáneo, José Ortiz de Valdivielso y Aguayo, autor de unos Discursos exemplares (1634).

Biografía

Pertenecía a una familia de cordoneros y fue el sexto entre diez hermanos. Ostentó el título de Maestro en Artes por la Universidad de Toledo al menos desde 1585. Recibió órdenes menores antes de 1589. En 1591 es capellán en Santa María Magdalena de Toledo. Se ordena de misa en 1592 y al año siguiente ya es capellán de rito mozárabe en la catedral primada de Toledo, donde es nombrado además canónigo extravagante en 1594; en 1596 es clérigo mayordomo del Monasterio de la Reina ( Nuestra Señora de la Visitación) y desde 1598 de las Capellanías de Cosme Sánchez de Espinosa en el Monasterio de Santa Fe. El mismo año es cura mozárabe de San Torcaz (Toledo), pero toma posesión en 1599 guiado por Alonso Lobo como maestro de ceremonias y en ese mismo año fue designado como Promotor fiscal de Toledo, aunque logró exonerarse del cargo. En 1601 forma parte del Cabildo de curas y beneficiados de la ciudad.

Paralela a esta destreza para ascender es su carrera literaria, auspiciada y protegida por el Fénix de los ingenios Lope de Vega, quien por estos años reside en Toledo y de quien Valdivielso es muy amigo. El éxito de su gran poema épico sacro Vida de San José, en 1604, le abrió las puertas para ser luego capellán de grandes personajes toledanos. Al año siguiente, 1605, es nombrado capellán del arzobispo Bernardo Sandoval y Rojas; después lo será del cardenal infante don Fernando de Austria. Esto le aseguró la protección del mismo rey Felipe III, quien alentó la preparación de algunas de sus obras: en 1609 se trasladó a Madrid para ocupar el cargo de censor de libros. Ciertamente, tenía el don de la oportunidad: sus obras Sagrario de Toledo y el Auto de la descensión de Nuestra Señora en la Santa Iglesia de Toledo, por ejemplo, aparecieron en 1616, cuando se encargaba de organizar las fiestas por la translación de la Virgen del Sagrario a su nueva capilla en la Catedral en un momento en que Sevilla y Santiago de Compostela querían disputar a Toledo el título de "sede primada", como señala perspicazmente Abraham Madroñal.

Aunque Valdivielso fue gran amigo de Miguel de Cervantes, sobre todo lo fue de Lope de Vega, a quien además asistió en la hora de su muerte en 1635, según declara la Fama póstuma de Juan Pérez de Montalbán. Anduvo muy bien relacionado con todo el gremio literario de Toledo y Madrid. En la primera fue miembro de la Academia de don Pedro López de Ayala y trató al Greco, al historiador Francisco de Pisa, al hagiógrafo Alonso de Villegas y a los "Cisnes del Tajo" de la lopesca Academia de Fuensalida, los poetas Baltasar Elisio de Medinilla y Martín Chacón. Gregorio Marañón ha sugerido que Valdivielso pudiera ser uno de los retratados en el célebre lienzo El entierro del Conde de Orgaz, de El Greco. Por demás, en Madrid elogiaron sus obras, fuera de los ya mencionados Cervantes y Lope de Vega, Juan Pérez de Montalbán, Alonso Jerónimo de Salas Barbadillo y Baltasar Gracián. Solo Francisco de Quevedo anduvo remiso, dedicándole alguna pulla en su Perinola, pero solo por su amistad con Juan Pérez de Montalbán.[1]

Como escritor solo compuso obras devotas (Romancero espiritual, 1612; Doce autos sacramentales y dos comedias divinas, 1622), algunas de ellas de éxito formidable, como el poema heroico sacro Vida, excelencias y muerte del gloriosísimo patriarca y esposo de Nuestra Señora San José (Toledo: Pedro Rodríguez, 1604)[2] Su contribución a la evolución hacia un mayor contenido alegórico en el género del auto sacramental que llevó a su perfección Pedro Calderón de la Barca fue determinante.

Other Languages