José de Escandón

José de Escandón, conde de Sierra Gorda

El coronel José de Escandón y Helguera, primer conde de Sierra Gorda (Soto de la Marina, Santa Cruz de Bezana (Cantabria, 19 de marzo de 1700 - Querétaro (México), 10 de septiembre de 1770) fue un noble y militar español, combatiente contra los indios y fundador y primer gobernador de la provincia del Nuevo Santander en el Virreinato de Nueva España, que se extendía desde el río Pánuco (hoy estado de Veracruz, México) hasta el río Guadalupe (estado de Texas, EE.UU.). José de Escandón fue el fundador de la poderosa familia Escandón del centro y norte de México.

Actualmente José de Escandón es reconocido como agente fundamental en la introducción de la explotación de ganado en la región de Texas y, por ello, en el desarrollo de la cultura de los cowboys.

Biografía

Orígenes familiares

José de Escandón y Helguera nació el 19 de marzo del año 1700, en el barrio de San Juan de la Canal en Soto de la Marina (Cantabria, España). Sus padres fueron Juan de Escandón y Rumoroso y Francisca de la Helguera y de La Llata, naturales ambos y vecinos de Soto de la Marina (Cantabria, España) . Era el menor de seis hermanos: Juan, Antonio José, Francisca María, María y Francisco (religioso de la Orden de San Francisco).

Casó dos veces: La primera con Dña. Antonia Ocio y Ocampo en Queretano en 1724, sin descendencia. La segunda con Dña. María de la Llera y Bayas en el mismo lugar en 1737, con quien tuvo a su hijo Manuel Ignacio de Escandón y de La Llera, quien le sucederá en el título de conde de SierraGorda..

Carrera militar antes de Nuevo Santander

En 1715, a los quince años de edad, dejó la península Ibérica y se fue a la Nueva España, ingresando como cadete voluntario en la «Compañía de Caballeros Montados y Encomendados de Mérida», en la ciudad de Mérida. Luchó contra los ingleses en la Laguna de Términos y por su valor, fue ascendido a teniente y enviado a Querétaro. Allí luchó en las guerras contra los apaches. En Querétaro, aprendió a tratar a los indios «como amigos, con mano suave, y como enemigos, con rigor implacable» . En 1727 pacificó a los pames, que se habían sublevado en Celaya, y fue ascendido a sargento mayor del regimiento. En 1732 sometió a los rebeldes en las minas de Guanajuato, y al año siguiente hizo lo mismo en Irapuato. En 1734 pacificó a 10.000 rebeldes indígenas en San Miguel el Grande. Por estos logros, fue ascendido a coronel, máximo rango militar que alcanzaría en su carrera, y se le asignó como ayudante del capitán general de la Sierra Gorda.

En 1737, un año después de la muerte de su primera esposa, doña Antonia Ocio y Ocampo, contrajo segundas nupcias con doña María Josefa de la Llera.

En 1742 fue trasladado de Querétaro a Veracruz, que estaba amenazado por los ingleses, pero a su llegada recibió la orden de regresar a Tehuacán. En 1749 pacificó unos disturbios en Querétaro que resultaron de la hambruna que siguió a una sequía. Varias veces visitó las misiones de la Sierra Gorda, introducciendo reformas en la administración. También luchó contra los tamaulipecos que estaban devastando la región de Nuevo León.