José Rubén Romero

José Rubén Romero, ( Cotija de la Paz, Michoacán, 25 de septiembre de 1890 - Ciudad de México, 4 de julio de 1952) fue un escritor, diplomático y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Semblanza biográfica

Nació el 25 de septiembre de 1890 en Cotija de la Paz, Jiquilpan en el Estado de Michoacán. Durante su juventud desarrolló el gusto por la poesía y la literatura. Fue un gran admirador de Amado Nervo, quien le dedicó su libro Místicas con las siguientes palabras: A Rubén Romero, un niño que hace versos, Amado[1] .

Su primera publicación apareció el 2 de noviembre de 1902 en el periódico El panteón. Colaboró también en algunos periódicos de Michoacán como Iris, El Buen Combate, La Actualidad (1906), El Telescopio y Flor de Loto (1909). Entra en contacto con otros poetas morelianos que lo nombran miembro de su ateneo. Simpatizó con la rebelión de Francisco I. Madero en contra de la dictadura de Porfirio Díaz. En 1910 se incorpora a las filas maderistas. En este mismo año es nombrado secretario particular del Gobernador de Michoacán, cargo que le permitió conocer al presidente Madero en persona[2] .

Fue arrestado en una ocasión porque sus versos contenían ataques hacia los asesinos de Francisco I. Madero. También estuvo a punto de ser fusilado durante el gobierno de Victoriano Huerta,en 1914. De 1913 a 1915 vivió en Pátzcuaro, donde se dedicó al comercio. Vivió también en la Ciudad de México, Tacámbaro, Santa Clara del Cobre, Morelia, etc. En 1920 Romero es designado Inspector General de Comunicaciones. Para 1921 es nombrado Jefe del Departamento de Publicidad de la Secretaria de Relaciones Exteriores. Es designado Cónsul General de México en España por el Presidente de la República Pascual Ortiz Rubio en 1930. En México de 1933 a 1935 ocupa el cargo de Director del Registro Civil. Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, vuelve a desempeñar en España el puesto de Cónsul General. En Barcelona conoce a Rómulo Gallegos y frecuenta las tertulias del Ateneo Español. En 1935 ingresa a la Academia Mexicana de la Lengua,ocupando el puesto de Luis G Urbina[3] .

El 19 de abril de 1937, la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios le ofrece un homenaje en Bellas Artes en el que participan José Mancisidor, Rafael F. Muñoz, Genaro Fernández McGregor, Alejandro Quijano y Gastón Lafarga[5] , razón por la cual fue retirado de su puesto de Embajador en Cuba. En 1944 se retiró de los servicios diplomáticos. Fue consejero de la Presidencia de la República durante el periodo del presidente Miguel Alemán. En este año es propuesto como rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, puesto que rechazó.

El 14 de junio de 1950 es designado miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, para ocupar el puesto del poeta Federico Escobedo Tinoco,donde pronunció su discurso titulado Mis andanzas académicas. En 1951 trabaja en la preparación del Primer Congreso de Academias de la Lengua Española en la Ciudad de México, el cual se llevó a cabo del 23 de abril al 6 de mayo de 1951[6] .

Muere en la Ciudad de México a la edad de 62 años de un ataque cardiaco el 4 de julio de 1952. En su primer aniversario luctuoso, la Academia Mexicana de la Lengua le rindió un solemne homenaje en el Panteón Francés de la capital mexicana[7] .

Other Languages