José Pellicer de Ossau Salas y Tovar

José Pellicer de Ossau Salas y Tovar
José Pellicer de Ossau Salas y Tovar (Biblioteca Nacional de España).jpg
Información personal
Nacimiento 26 de abril de 1602 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 16 de diciembre de 1679 Ver y modificar los datos en Wikidata (77 años)
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor y crítico literario Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

José Pellicer de Ossau Salas y Tovar, ( Zaragoza, 26 de abril de 1602 - Madrid, 16 de diciembre de 1679), fue un historiador, y poeta español. Destacó por sus comentarios a la obra poética de Luis de Góngora. Fue Cronista Mayor de Castilla y posteriormente de Aragón. En poesía practicó el Culteranismo.[1]

Biografía

Nacido de noble familia originaria del Valle de Tena ( Huesca), hijo primogénito, y como tal, señor de las casas de Pellicer y de Ossau, su padre Antonio era aficionado a las letras y compuso un Poema de la Batavia rebelde y un Epítome de las Historias de Garibay, con lo que el hijo se aficionó también a las letras antes de que muriera en 1616 tras haber servido con las armas a Felipe II; de todos los hijos que tuvo sobrevivieron siete, incluido el propio José. Éste estudió Gramática en Consuegra con Juan García Genzor y más tarde se traslada a Salamanca, en cuya Universidad estudia Cánones y Leyes. Más tarde marcha a Madrid, donde estudia Filosofía en la Universidad de Alcalá de Henares; casó con Sebastiana Ocáriz, de la que tuvo muchos hijos y enviudó, para casarse otra vez con 63 años.

Además de reconocido latinista, dominaba las principales lenguas de la cultura de la época, el hebreo, el griego clásico, el italiano y el francés; erudición de la que se burló Lope de Vega en su Laurel de Apolo, pues al parecer el personaje era también bastante vanidoso. Su gran fama le llevaría a ser nombrado Cronista de los Reinos de Castilla en 1629, y en 1637, cronista mayor de Aragón, cargo que habían desempeñado antes Jerónimo Zurita o Lupercio Leonardo de Argensola y su hermano Bartolomé Leonardo de Argensola. En 1640 fue nombrado Cronista Mayor del Rey, al servicio de Felipe IV.

Experto genealogista, actividad muy apreciada en su tiempo, destacó también como historiador y escritor de obras literarias, especialmente de poesía. Como poeta su estilo es gongorino, pues fue admirador y defensor del gran poeta cordobés. En su defensa de los poemas mayores de Góngora, polemizó con Lope de Vega y Quevedo.

Como literato, además de los escritos polémicos, es autor de poemas de tema mitológico, como el Rapto de Ganímedes ( 1624), en ciento veinte coplas, o el Poema de Lucrecia ( 1622), de asunto histórico. Tradujo en 1626 el poema Argenis y Poliarco, de John Barclay, obra leída y admirada por Baltasar Gracián.

Se le considera uno de los precursores del periodismo en España, con sus Avisos históricos, que relatan sucesos de actualidad ocurridos de mayo de 1639 a noviembre de 1644, en parte recopilados, en forma de antología, por el profesor Enrique Tierno Galván.[2] Los Avisos históricos recogen un amplio caudal de noticias de carácter nacional e internacional que suponen una importante fuente de información política y social de unos años claves para la monarquía española presididos por la sublevación de Cataluña y la de Portugal.

José Pellicer ha pasado a la historia de la literatura como comentarista de las obras mayores de Góngora, con sus Lecciones solemnes a las obras de don Luis de Góngora y Argote, publicadas en 1630.[4]

También ha sido reconocido en tiempos recientes[6]

Fue padre del también humanista Casiano Pellicer.[7]

Other Languages