José Miguel de Barandiarán

José Miguel de Barandiarán
Joxe miel barandiaran.jpg
José Miguel de Barandiarán en el homenaje realizado en el claustro de la Universidad de Oñati en 1979.
Información personal
Nacimiento 31 de diciembre de 1889 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ataun, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de diciembre de 1991 Ver y modificar los datos en Wikidata (101 años)
Ataun, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación , sacerdote católico y arqueólogo Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo Siglo XX
Seudónimo Aita Barandiaran
On Joxe Miel
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

José Miguel de Barandiarán y Ayerbe, (1889 Ataun, País Vasco- 1991), fue un sacerdote, , y español,[1] autor de numerosas y reconocidas investigaciones relativos al folclore y etnografía vasca.

Biografía

Fue el más pequeño de los nueve hijos de Francisco Antonio Barandiarán y Antonia Ayerbe, nació el 31 de diciembre en el caserío Perune–Zarre de Atáun. Guiado por las enseñanzas de su madre, mujer de fe muy profunda, y sintiendo la vocación religiosa, dirigió sus estudios al sacerdocio, por lo que a los catorce años ingresa en la Preceptoría de Baliarrain, y más tarde en el seminario de Vitoria, cursando a la vez las carreras de Teología y de Magisterio. Fue ordenado en diciembre de 1914 en Burgos, obtiene la licenciatura en Teología en la Universidad Eclesiástica de Burgos en 1915, y a partir del año 1916 comienza su interés por la Prehistoria e inicia sus investigaciones en el ámbito de la etnografía y de la arqueología vascas.

Las enseñanzas del profesor Wundt, autor de la monumental obra Völkerpsychologie, en la Universidad de Leipzig, marcaron el rumbo de sus posteriores investigaciones antropológicas y etnográficas. En el verano de 1916, mientras explora el castillo de San Gregorio descubre en las inmediaciones de Argarbi, en la sierra de Aralar, nueve dólmenes prehistóricos desconocidos como tales hasta entonces. El joven Barandiarán escribió al profesor Telesforo de Aranzadi, catedrático de Antropología en la Universidad de Barcelona, que estaba excavando monumentos análogos en la vertiente navarra de la sierra de Aralar, comunicándole su hallazgo.

En el verano de 1917, Barandiarán, Aranzadi y el geólogo y catedrático de la Universidad de Oviedo Enrique Eguren, realizaron la primera campaña de excavaciones e investigaciones en los dólmenes del Aralar guipuzcoano. Así se formó el equipo de investigación prehistórica Aranzadi-Barandiarán-Eguren, responsables de muchas prospecciones, excavaciones e investigaciones llevadas a cabo durante los veinte años siguientes, hasta 1936, fecha en la que el comienzo de la guerra civil española los dispersó y no se volvieron a ver.

Profesor del seminario de Vitoria, pronuncia el discurso inaugural del curso 1917-18 sobre prehistoria vasca. A raíz de la publicación de este discurso entabla relación con el eminente prehistoriador francés Henri Breuil, quien le pone en contacto con el prehistoriador alemán Hugo Obermaier.

En el año 1921, crea la Sociedad de Eusko Folklore, la revista “Anuario de Eusko Folklore” y la serie de publicaciones "Eusko-Folklore. Materiales y Cuestionarios", que recoge mitos y leyendas.

En 1922 y en compañía del profesor Aranzadi realiza una gira por Europa visitando diversos museos e instituciones.

Durante los años 1923 y 1924, el P. Barandiarán asistiría a los cursos del Abate Breuil, a petición de este último. También durante esta época el Aita Barandiarán conocerá las dificultades que la politización de su trabajo le va a acarrear, encontrando una fuerte oposición de sus superiores eclesiásticos, y por otra parte de los medios anticlericales, lo que no fue obstáculo para que su trabajo fuera reconocido en los ámbitos académicos y fuera nombrado Patrono regional del Museo del Pueblo Español de Madrid en el año 1930 y en 1934 miembro del Consejo Permanente de los Congresos Internacionales de Antropología y Etnología de Londres.

Entre sus discípulos de esta época se cuenta el sobrino de Pío Baroja, que le solicitó que lo incluyera en su equipo de investigación, que era, claro está, el Prof. Julio Caro Baroja.

En 1929, emprende un segundo viaje de estudios, de nuevo con el doctor Aranzadi, recorriendo diferentes sociedades e institutos antropológicos.

En el periodo comprendido entre 1917-1936, en compañía de los doctores Aranzadi y Eguren, lleva a cabo un plan sistemático de excavaciones arqueológicas sobre todo en el territorio del País Vasco: dólmenes de la sierra de Aralar (1917), de la sierra de Aitzgorri (1918), de Atéun- Burunda (1919), de Altzania (1920), de la sierra de Encía y de Elosua Placencia ( 1921), de Belabieta y Urbasa y grutas artificiales de Santimamiñe (1924, 1925 y 1931), Lumentxa (1925), cavernas de Ermittia y otras de Guipúzcoa (1924 y 1927), Bolinkoba (1933) y Urtiaga- Iciar (1936).

En 1935 es nombrado en Londres miembro del consejo permanente del Congreso Internacional de Antropología y Etnografía.

Other Languages