José Miguel Ibáñez Langlois

José Miguel Ibáñez Langlois
Información personal
Nacimiento 1936
Bandera de Chile Santiago, Chile
Nacionalidad Chilena Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Sacerdote, Poeta, Crítico literario,
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

José Miguel Ibáñez Langlois ( Santiago de Chile, 1936) es un sacerdote del Opus Dei, poeta, teólogo y crítico literario chileno, conocido por su seudónimo: Ignacio Valente. Dueño de una amplia cultura humanista, Ibáñez Langlois es reconocido como uno de los más renombrados críticos literarios chilenos, autor de decenas de libros y miles de artículos.

Biografía

Estudió en el Saint George's College, donde participó en la Academia Literaria El Joven Laurel que dirigía el poeta y profesor Roque Esteban Scarpa, luego siguió ingienería y posteriormente realizó estudios en Europa en la Universidad de Navarra, donde recibió el título de periodista. Allá obtuvo dos doctorados, el de Filosofía Eclesiástica por la San Juan de Letrán en Roma y el de Filosofía y Letras por la Complutense de Madrid con una tesis que versó sobre la génesis y producción de un poema, dirigida por José María Valverde y que en 1964 se convirtió en el libro La creación poética.

Ordenado sacerdote en 1960, pertenece a la prelatura del Opus Dei. Desde 1962 ha ejercido la docencia universitaria en España, Italia y Chile.

En cuanto a su tarea como crítico literario, ésta ha sido publicada en el diario El Mercurio desde 1966. Ha sido uno de los principales divulgadores de la obra de Nicanor Parra[2]

Actualmente ejerce de capellán y de profesor de Teología Moral en la Universidad de los Andes.

Roberto Bolaño basó el personaje central de Nocturno de Chile (Anagrama 2000) en la persona de Ibáñez Langlois. En la ficción se llama Urrutia Lacroix. “Urrutia Lacroix / Ibacache es trasunto desfigurado, transfigurado por la mano de Bolaño, de un sacerdote del Opus Dei, José Miguel Ibáñez Langlois, que firmaba sus reseñas como Ignacio Valente y dominó sin contrapeso la crítica literaria chilena durante la dictadura pinochetista y los primeros años de la transición democrática”[3]