José Matías Delgado

(1768-1833) Patriota y sacerdote salvadoreño. Presidió la Asamblea Nacional de las Provincias Unidas de Centroamérica.

José Matías Delgado villanueva
Primergrito ahumada.JPG
José Matías Delgado en el cuadro El Primer Grito de Independencia del pintor chileno Luis Vergara Ahumada.

Bandera Civil de la Provincia de San Salvador.png
Jefe Político Civil y de Gobierno de San Salvador
28 de noviembre de 1821-9 de febrero de 1823
PredecesorPedro Barriere
SucesorVicente Filísola

Escudo de las Provincias Unidas del Centro de América.svg
Presidente de la Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Centro de América
24 de junio de 1823-1 de julio de 1823
SucesorPrimer Triunvirato de Centroamérica o de las Provincias Unidas del Centro de América

Información personal
Nacimiento24 de febrero de 1767
San Salvador, Bandera de España Alcaldía Mayor de San Salvador, Imperio español
Fallecimiento

12 de noviembre de 1832 (65 años)

San Salvador, El Salvador
San Salvador, El Salvador Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadSalvadoreña Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadresPedro Delgado Matamoros y Mariana de León Mejía
Educación
Alma máterReal y Pontificia Universidad de San Carlos
Información profesional
Ocupaciónsacerdote y político

José Matías Delgado y de León (San Salvador, 24 de febrero de 1767 - ibídem, 12 de noviembre de 1832) fue un eclesiástico y político salvadoreño. Realizó sus estudios en el Seminario Tridentino de Guatemala y en la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Guatemala, donde obtuvo el grado de Licenciado y Doctor en Cánones. En San Salvador, participó como uno de los principales líderes del fallido movimiento independentista del año 1811, y el año 1821 fue uno de los firmantes del Acta de independencia centroamericana como miembro de la Diputación Provincial de Guatemala.

Con la anexión de las provincias centroamericanas al Imperio mexicano de Agustín de Iturbide, también encabezó la oposición a la anexión incondicional de la provincia salvadoreña. Tras la abdicación de Iturbide, Delgado fue elegido como el presidente de la Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Centro de América, y posteriormente logró ser investido como nuevo Obispo de la Diócesis de San Salvador por parte del gobierno de su país, hecho por el que sostuvo una fuerte polémica con el arzobispo de Guatemala Ramón Casaus y Torres.

Durante la presidencia de Manuel José Arce en la República Federal de Centro América, Delgado, aparte de disputar contra las autoridades federales junto a los liberales salvadoreños y guatemaltecos, tuvo un papel determinante en la solución pacífica de la primera guerra civil de la región. Después de su fallecimiento fue reconocido como «Benemérito de la Patria» por parte de la Asamblea Legislativa de El Salvador, y también es considerado como un Prócer centroamericano.

Primeros años y educación

Los ascedientes de José Matías Delgado, por la línea paterna, eran originarios de la provincia de Burgos, aunque Alonso Delgado y Guzmán, nacido en Polán, fue el primero en arribar al continente americano en el siglo XVII.[5]

Dentro de este entorno, es probable que José Matías creciera en un ambiente de holgura económica, pues se sabe que la familia poseía bienes inmuebles tanto dentro como fuera de la ciudad.[4]​aunque existe un testimonio de Pedro de Avellaneda de la época en que Delgado optaba a las órdenes del diaconado. Avellaneda, quien le conocía desde niño, describe lo siguiente:

«...siempre fue muy moderado, recogido, obediente y de una conducta ejemplar, y que jamás ha sabido se diga de él cosa que desdiga a las buenas costumbres, y santo temor de Dios».[4]

En una edad no determinada, Delgado estudió en el Colegio Tridentino de Guatemala, probablemente por medio de una beca real otorgada por el arzobispo de Guatemala don Cayetano Francos y Monroy. Allí obtuvo la calidad de pasante en leyes.[7]

Para ese tiempo le faltaba un poco más de un año para obtener el título de Licenciado y Doctor en Cánones, por lo que mandó un memorial al rey Carlos IV solicitando la dispensa para graduarse antes de los cuatro normales, ya que deseaba retirarse a San Salvador y ordenarse sacerdote, «para obviar el perjuicio que le seguiría de tener que volver a Guatemala». El rey concedió todo lo solicitado.[7]