José María Iparraguirre

José María Iparraguirre.

José María de Iparraguirre Balerdi ( Villarreal de Urrechua, Guipúzcoa, 12 de agosto de 1820 - Ezquioga-Ichaso, 6 de junio de 1881) fue un poeta y músico español.

Iparraguirre, considerado el bardo vasco, destacó por sus composiciones en euskera. La más conocida y relevante es Gernikako arbola, himno al Árbol de Guernica.

Biografía

Fue un conocido poeta y músico popular. Tuvo una vida bohemia y aventurera que le sirvió para que le apelaran de bardo, imagen que apoyaba con una inseparable guitarra y la improvisación de cantos y versos; fue un gran bertsolari. Su obra, escrita mayoritariamente en euskera (aunque también escribió en español, francés, inglés e italiano), recoge algunas de las canciones más significativas y populares de la actualidad en el País Vasco y Navarra. Destaca Gernikako arbola, que es su himno más conocido.

Vivió en pleno romanticismo, del que es un claro hijo y ejemplo, durante un período muy convulso de la historia de España, con el estallido de las Guerras Carlistas y la abolición de los fueros y privilegios del antiguo régimen.

A los 14 años se escapó de la casa de sus padres, en Madrid, para alistarse en las filas carlistas, en el primer batallón de Guipúzcoa.

Fue herido en una pierna en la batalla de Arrigorriaga (1835), cuando tenía tan sólo 15 años, y después se incorporó a la compañía de alabarderos de Don Carlos.

Retrato de Iparraguirre en la Casa de Juntas de Gernika.

Terminada la guerra, cuando tenía 19 años, se marchó al exilio, sumándose en 1848 a los revolucionarios franceses que derrocaron la monarquía de Luis Felipe de Orleans. Pero, cuando Napoleón III dio el golpe de Estado, Iparraguirre fue expulsado de Francia por subversivo y recorrió media Europa con una compañía teatral para ganarse la vida.

En 1853 se acogió a un indulto y volvió a España, en donde compuso Gernikako Arbola, un zortziko que interpretó por primera vez ese mismo año en el Café de San Luis, de Madrid. El himno se hizo popular y llegó al País Vasco.

En Bilbao, el propio Iparraguirre lo cantó en dos establecimientos de la Plaza Nueva, La Pastelería y el Café de la Iberia, y fue cantado por todos, a veces multitudinariamente con la presencia del propio Iparragirre.

Esto pareció peligroso a las autoridades, que consideraban a Iparraguirre un "agitador de masas", y le desterraron en 1855, acompañado por la Guardia Civil, lo que convirtió en tema de otra de sus populares canciones, Nere amak baleki.

Después de dos años de destierro, regresó a Guipúzcoa, pero enseguida se exilió en 1858, esta vez a Buenos Aires.

En 1859, se casó en Buenos Aires con la guipuzcoana María Ángela de Querejeta Aizpurua, con la que vivió en Uruguay y tuvo ocho hijos, dos varones y seis mujeres (había tenido otro hijo de soltero).

En 1877, regresó a España dejando a su familia en América.

Other Languages