José María García Obeso

José María García Obeso (Valladolid, Nueva España, circa 1770 - Ciudad de México, 1813) fue un militar novohispano. Participó en la conjura de Valladolid que pretendía derrocar al gobierno virreinal para establecer una Junta de Gobierno autónoma. Se le considera un precursor de la independencia de México.

Trayectoria

Se dedicó a la carrera de las armas, fue capitán de la milicia en el regimiento provincial de infantería de Valladolid (hoy Morelia). Fue asignado al cantón de Xalapa que se estableció por órdenes del virrey José de Iturrigaray para la defensa de una posible invasión inglesa. Al disolverse el cantón, por órdenes de Pedro de Garibay, regresó a Valladolid. Entabló amistad con Ignacio Aldama, Mariano Abasolo e Ignacio Allende.

Influenciado por los sermones de fray Vicente de Santa María participó en la conjura de Valladolid de 1809 prestando su casa para celebrar las reuniones. El objetivo era establecer una Junta para gobernar el virreinato de Nueva España a nombre de Fernando VII mientras éste estuviese cautivo por Napoleón Bonaparte.[2]

García Obeso fue enviado a San Luis Potosí para quedar bajo la custodia del coronel Vicente Emparán. Carlos María de Bustamante logró obtener su libertad provisional. Al estallar la revolución en septiembre de 1810 mediante el grito de Dolores, García Obeso fue nuevamente aprehendido y encarcelado hasta 1813 cuando se acogió al indulto decretado por las Cortes de Cádiz. Falleció poco tiempo después.[3]

Other Languages