José María Caro Rodríguez

José María Cardenal Caro Rodríguez
José María Caro.jpg
Su Eminencia Cardenal José María Caro

Christian cross.svg
Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile
1957-1958
PredecesorCreación del cargo
SucesorMons. Alfredo Silva Santiago
Arzobispo de Concepción

Escudo de la Arquidiócesis de Santiago de Chile.svg
Arzobispo de Santiago de Chile
1939-1958
PredecesorMons. Horacio Campillo
SucesorCardenal Raúl Silva Henríquez, S.D.B.
Información religiosa
Ordenación sacerdotal20 de diciembre de 1890
por Mariano Casanova (Arzobispo de Santiago)
Ordenación episcopal28 de abril de 1912
por Pío XII
Proclamación cardenalicia18 de febrero de 1946
por Pío XII
Título cardenalicioCardenal presbítero de Santa María de la Scala
Información personal
NombreJosé María Caro Rodríguez
Nacimiento23 de junio de 1866
Los Valles, Pichilemu, Flag of Chile.png Chile
Fallecimiento4 de diciembre de 1958
Santiago de Chile, Flag of Chile.png Chile
PadresJosé María Caro Martínez
Rita Rodríguez Cornejo
Alma máterPontificia Universidad Gregoriana
Escudo de José María Caro.svg
Virtus nostrum et Deus refugium
(Dios es nuestro refugio y fortaleza)

S.E.R. José María Cardenal Caro Rodríguez (Los Valles, Pichilemu, 23 de junio de 1866-Santiago, 4 de diciembre de 1958) fue un sacerdote chileno. Fue el octavo arzobispo de Santiago de Chile y el primer prelado chileno en ser ordenado cardenal.

Juventud y primeros años de sacerdocio

Familia Caro Rodríguez, en 1906. De izquierda a derecha: José María, su madre Rita Rodríguez, su hermana Rita, su padre José María Caro Martínez, y su hermano Pedro Pablo

Nacido en Los Valles, localidad ubicada en la hacienda San Antonio de Petrel, en la actual comuna de Pichilemu, el 23 de junio de 1866, fue hijo de José María Caro Martínez, primer alcalde de Pichilemu, y de Rita Rodríguez Cornejo (1833-1931).[1]​ Aprendió sus primeras letras con su abuela paterna, Cayetana Martínez Ríos, y después asistió a la escuela de Ciruelos, hasta la cual debía caminar diariamente cinco kilómetros.

En la misma época en que era un muchacho, el canónigo de la Catedral Metropolitana de Santiago, Ramón Saavedra Jiménez, adquirió una propiedad agrícola cerca de Cáhuil, y en los meses de verano el sacerdote viajaba a su propiedad y oficiaba misas a diario. En febrero de 1881, le solicitó al párroco de Ciruelos que le recomendara un muchacho para que le ayudase a oficiar la misa. Ese joven fue José María Caro.

Al poco tiempo, el canónigo le propuso al joven ser sacerdote y Caro aceptó inmediatamente. En marzo de ese mismo año, viajó a Santiago con su padre a rendir examen al Seminario de Santiago. Fue admitido en la sección San Pedro Damiano, con cupos para estudiantes de zonas rurales, y allí realizó sus estudios de Humanidades. En 1887, inició sus estudios en Teología y griego, del cual hizo clases en el Seminario.

El recién nombrado arzobispo de Santiago, Monseñor Mariano Casanova y Casanova, lo designó junto a otros alumnos para continuar sus estudios superiores en el Colegio Pío Latino Americano y en la Universidad Gregoriana, ambos en Roma.

Al poco tiempo, enfermó gravemente del pulmón. No obstante esta dificultad, el 20 de diciembre, 1890 fue ordenado sacerdote. También se graduó de doctor en Teología de la Universidad Gregoriana. En 1891, volvió a Chile, que en esos momentos se veía fragmentado por la Guerra Civil entre los bandos presidencialista y congresista.

Estatua del Cardenal Caro en la Catedral Metropolitana de Santiago.