José Luis López Aranguren

José Luis López-Aranguren Jiménez ( Ávila, 9 de junio de 1909 - Madrid, 17 de abril de 1996) fue uno de los filósofos y ensayistas españoles más influyentes del siglo XX. En su trabajo filosófico, como escritor y profesor de ética en la Universidad Complutense de Madrid enfatizó la importancia de los intelectuales en una sociedad cada vez más mecanizada, injusta y deshumanizada. Su obra es una reflexión ética, política y religiosa, que se esfuerza por recordarnos los peligros, de una sociedad meramente tecno-científica y cibernética ante la escasez de solidaridad y humanismo.[1]

Biografía

Estudió en el colegio de jesuitas de Chamartín ( Madrid) entre 1918 y 1924; y en la Universidad de Madrid hasta 1936, donde se licenció en Derecho (1931) y en Filosofía y Letras. Allí entró en contacto con José Ortega y Gasset, Manuel García Morente, Juan Zaragüeta, Javier Zubiri, José Gaos y Julián Besteiro. Explicitó su admiración por Eugenio d'Ors. Durante la guerra civil española (1936-1939) se mantuvo en el bando nacional y colaboró en la revista ''Vértice''. En la posguerra fue amigo de los componentes del grupo de intelectuales falangistas (en torno de la revista ''Escorial'') que se fueron distanciando del régimen de Franco ( Pedro Laín Entralgo, Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar, Gonzalo Torrente Ballester).[3]

Se doctoró en filosofía con una tesis sobre El protestantismo y la moral (1951 a 1954),[4] tras lo que obtuvo la cátedra de Ética y Sociología de la Universidad de Madrid (1955).

Cada vez más crítico con el régimen de Franco, en 1965 participó, junto a Enrique Tierno Galván, Agustín García Calvo, otros profesores y numerosos estudiantes, en una marcha de protesta por la falta de libertad de asociación. Fue sancionado y apartado de la universidad española, pero se mantuvo activo escribiendo o asistiendo a universidades extranjeras como profesor visitante. Así pues, durante años se traslado a Los Ángeles, en Estados Unidos, donde ejerció como catedrático en las universidades de Berkeley. Durante su estancia en California conoció a Herbert Marcuse, uno de los integrantes de la Escuela de Frankfurt, y cultivaron una fuerte amistad basada en la admiración mutua.[5] A su vez, esto se reflejó en su obra, que —influida por la crítica socio-cultural de la Teoría Crítica— se enfocó progresivamente más en temas culturales y políticos, tal y como se refleja en publicaciones como Entre España y América, Península, Barcelona (1974a) y La cultura española y la cultura establecida, Taurus, Madrid (1975). En sus investigaciones se ocupó de relacionar la ética y la religión católica. Diseñó un particular concepto de "Estado de justicia social", que se diferencia del mero Estado de bienestar y que es ajeno a toda intervención totalitaria.

Entre sus obras principales se destacan: Catolicismo y protestantismo como formas de existencia (1952); Ética (1958), Propuestas morales (1985); El buen talante (1985), así como sus estudios sobre Unamuno y San Juan de la Cruz.

En 1994, Feliciano Blázquez editó el primer volumen (de un total de seis) de sus Obras completas.

Falleció el 17 de abril de 1996. Su archivo fue donado por la familia al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Es tío de la periodista Begoña Aranguren Gárate.

Other Languages