José Luis Clerc

José Luis Clerc
Elgrafico 3235 (cropped).jpg
José Luis Clerc
PaísBandera de Argentina Argentina
Fecha de nacimiento16 de agosto de 1958 (61 años)
Lugar de nacimientoBuenos Aires, Argentina
Altura1,91 m (6 ft 3 in)
Peso80 kg (176 lb)
Retiro1989
Brazo hábilDiestro
Dinero ganado$1,987,036
Individuales
Récord de su carrera375–148
Títulos de su carrera25 (estadísticas de la ATP)
Mejor ranking4 (3 de agosto de 1981)
Resultados de Grand Slam
Abierto de Australia2r (1980)
Roland GarrosSF (1981, 1982)
Wimbledon4r (1979)
Abierto de EE. UU.4r (1979, 1981)
Dobles
Récord de su carrera110–99
Títulos de su carrera2 (estadísticas de la ATP)
Mejor ranking30 (15 de octubre de 1984)
Resultados de Grand Slam
Abierto de Australia-
Roland GarrosSF (1981)
Wimbledon2r (1977, 1979, 1981)
Abierto de EE. UU.-
Última actualización: 27 de mayo de 2009.

José Luis Clerc, apodado «Batata»[1]​ (Buenos Aires, 16 de agosto de 1958), es un exjugador profesional de tenis argentino.

Brilló a comienzos de la década de 1980, cuando alcanzó el puesto número 4 del ranking mundial.

Se destacó más que nada en superficies lentas, llegando dos veces a semifinales del Abierto de Francia en 1981 y 1982. Participó de la Tennis Masters Cup en cuatro oportunidades entre 1980 y 1983, alcanzando los cuartos de final en 1982. Es el octavo jugador de la historia con más títulos sobre arcilla con 21, también el noveno jugador de la historia con más victorias sobre arcilla con 301.

Actualmente se mantiene como el segundo argentino con mayor cantidad de títulos profesionales con 25, 3 más que el tercero, Juan Martín Del Potro.

Copa Davis 1981

José Luis Clerc fue un baluarte, junto al legendario Guillermo Vilas, del equipo argentino de Copa Davis al que llevó a disputar su primera final de Copa Davis en 1981

Batata derrotó en el segundo single a Roscoe Tanner 7-5, 6-3 y 8-6. Como Vilas había perdido su single con Connors, el dobles (Vilas y Clerc) pasó a ser clave ante la tremenda dupla norteamericana formada por McEnroe y Peter Fleming. La relación entre Willy y Batata era pésima; eran dos egos enfrentados. Aun así, dejaron afuera de la cancha sus problemas personales y estuvieron cerca de ganar, pero finalmente perdieron después de casi seis horas de juego por 6-3, 4-6, 6-4, 4-6 y 11-9. En la tercera jornada de la serie, el sueño argentino terminó cuando Clerc cayó ante Mc Enroe (7-5, 5-7, 6-3, 3-6 y 6-3)

Other Languages