José Gómez Gordoa

José Gómez Gordoa ( San Luis Potosí, 20 de septiembre de 1913 - 7 de noviembre del 2005) fue un abogado, diplomático y catedrático universitario mexicano. Fue abogado postulante durante veinte años, asesor jurídico de diversas empresas y consejero de instituciones bancarias e industriales de México. Fue rector de la Escuela Libre de Derecho, embajador de México en España y también director general del Banco Mexicano, del Banco Internacional, del Instituto Mexicano de Comercio Exterior y de Aseguradora Hidalgo. Su nombre aparece también como presidente vitalicio de los Centros de Integración Juvenil[3]

Orígenes y primeros estudios

Nació en San Luis Potosí, después de que su padre hiciera un largo viaje desde Santander, España, su tierra natal, hasta tierras mexicanas en busca de una mejor vida, conoció a la señorita Dolores Gordoa con la cual se casó. El matrimonio no duró mucho ya que a los cinco años de matrimonio, su padre, Gabino Gómez falleció de un infarto dejando a la deriva a su joven madre. Unos pocos años después, José ,a la edad de cinco años junto con toda su familia, decidieron irse a vivir a la Ciudad de México, en la cual comenzaron a trabajar todos los hermanos incluyéndolo. Fue una infancia difícil para él, ya que en poco tiempo se convirtió en la cabeza de la familia, y mantuvo y cuidó a sus hermanos y a su madre.

Comenzó sus estudios profesionales a los 17 años, para convertirse en abogado en la Escuela Libre de Derecho en febrero de 1931, y sustentó examen profesional para obtener el título de abogado (se interesó por el área del derecho corporativo) en julio de 1936, con la tesis titulada Formación jurídica del pueblo del Estado. Desde muy joven expresó su pasión por el bien de los demás y cuando tuvo la oportunidad de ingresar a este colegio lo aprovechó y decidió estudiar abogado corporativo que, sin saberlo, le abrió las puertas a un mundo nuevo. Por su tesis, magnífica, el rector de ese tiempo le pidió que se trabajara allí mismo como profesor, y años después fue nombrado rector. Escribió un libro llamado Títulos de crédito, que se utiliza hasta la fecha como libro de texto.

Encontró la oportunidad para ejercer en un bufete de abogados, propiedad del licenciado Gabino Fraga. Fue allí donde conoció a quien sería su esposa: Guadalupe Roch, practicante entonces de administración de empresas y sobrina del licenciado Fraga.

Other Languages