José Francés

Fotografía de Francés publicada en 1912

José Francés y Sánchez-Heredero ( Madrid, 22 de julio de 1883[3] fue un periodista, crítico de arte, traductor y novelista español.

Biografía

Cursó estudios en el instituto Cardenal Cisneros. Ingresó por oposición en el cuerpo de Correos. Desde muy joven colaboró en periódicos y revistas y escribió novelas. En 1905 su cuento Alma errante fue premiado por la gran revista Blanco y Negro. En 1906 obtuvo el primer premio de cuento de El Liberal con el título Ley de amor. Pronunció también cientos de conferencias sobre temas artísticos; como crítico de arte se formó en el Modernismo y defendió la obra de Samuel Ros, Hermenegildo Anglada Camarasa, Ignacio Zuloaga, Eugenio Hermoso,y otros artistas catalanes y vascos, sin olvidar figuras cercanas al simbolismo y el apoyo a escenógrafos, dibujantes e ilustradores (organizó exposiciones de dibujantes como el Salón de Humoristas de Madrid, escribió libros como La caricatura española contemporánea, Madrid, 1915 y frecuentó la tertulia de humoristas del café Jorge Juan). Fue crítico de arte de la revista La Esfera[3] y amigo de José Subirá. Colaboró en revistas como Contemporánea, Ronsel o Tobogán. Escribió diez volúmenes de El año artístico, Pintura española y la ya citada Caricatura española contemporánea. Viajó por toda Europa.

Tras la guerra civil dejó de estar abierto a novedades y se convirtió en un escritor "conservador" desempeñando una labor institucional en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde había ingresado en 1923 y de la que fue secretario perpetuo. Vinculado a Avilés, donde solía pasar la temporada estival desde 1921, fue mecenas de algunos artistas locales, como el escultor Antonio Rodríguez García, y su Ayuntamiento lo nombró hijo adoptivo en 1926.

Francés asistiendo a una tertulia literaria con Francisco Villaespesa, Gregorio Martínez Sierra, Felipe Trigo, Alberto Insúa y otras personas.

Como narrador colaboró asiduamente en las colecciones La novela corta y en El cuento semanal con relatos como Cuentos del mar y de la tierra (1915) y El café donde se ama (1925). En efecto, destaca en la narración corta, género en el que obtuvo premios importantes y que fue preferido por él, ya que escribió más de cuatrocientas. Las recogió en colecciones como Miedo, La ruta del sol, El espejo del diablo, El muerto, La peregrina enamorada, Entre el fauno y la sirena, La estatua de la carne, Adán y Eva, Páginas de amor, El misterio del Kursaal... Su prosa era bastante barroca y llena de imágenes audaces. Sus novelas, una veintena, son inferiores a sus cuentos y dentro de la estética del Naturalismo. Entre ellas el tema más frecuente es el erótico, y cabe destacar El alma viajera (1908) y La mujer de nadie (1915). Otras son La raíz flotante, La danza del corazón etcétera. Escribió un libro misceláneo con algo de contenido autobiográfico, Miradas sobre la vida, 1925.

En cuanto a su obra dramática, escribió obras como La doble vida, La moral en el engaño, Cuando las hojas caen, El corazón despierta, Lista de Correos, La moral del mar etcétera; fue premio Nacional de Literatura en 1944 por su drama Judith.

Tradujo numerosas obras policíacas de Arthur Conan Doyle y la narrativa de Edgar Allan Poe, así como El spleen de París de Charles Baudelaire.

Estuvo casado en segundas nupcias con la bailarina clàsica Àurea de Sarrà.

Other Languages