José Escobar Saliente

José Escobar Saliente
Información personal
Nombre de nacimiento Josep Escobar i Saliente
Nacimiento 22 de octubre de 1908
Bandera de España Barcelona
Fallecimiento 31 de marzo de 1994 (85 años)
Bandera de España Barcelona
Nacionalidad Española
Lengua materna Castellano y Catalán
Información profesional
Ocupación Historietista, dramaturgo, animador
Seudónimo Escobar
Lengua de producción literaria Española
Género humorístico
Movimientos Escuela Bruguera
Obras notables Zipi y Zape
Carpanta
[ editar datos en Wikidata]

José Escobar Saliente (o Josep Escobar i Saliente) ( Barcelona, 22 de octubre de 1908 - 31 de marzo de 1994) fue un historietista, inventor y pionero de los dibujos animados, caricaturista, y comediógrafo español[4]

Biografía y obra

Infancia y juventud

Escobar era hijo de José y Rosa. Posteriormente tuvieron otros dos hijos: Manuel y Teresa.[5]

Durante la primera Guerra Mundial, con seis o siete años[5]

Escobar suspende, sin embargo, el segundo curso y entra en la Delegación de la Tabacalera en Granollers, cobrando un duro al mes por ayudar en las sumas y el reparto durante una mañana a la semana. Sólo durará 4 o 5 meses en tal trabajo, pero adquirirá ya para toda la vida el vicio de fumar.[5]

Ejerce luego de depediente en una farmacia, ganando ya 12 duros al mes.[5] A los 14 años era repartidor de Telégrafos, y en 1925 aprobó unas oposiciones a Correos, llegando a ser Interventor en la estafeta de Granollers en 1926.

Inicios como dibujante y animador

En los años veinte simultanea su puesto de funcionario de correos con su carrera como dibujante, iniciada con la publicación de una historieta en un concurso de la revista Virolet de Editorial Baguñá.[7]

En los años treinta colaboró en varias revistas, como Papitu, Pocholo y TBO, siendo incluso editor de la efímera L'Esquellot de Granollers entre 1933 y 1934.[8] En 1938 ingresó en "Hispano Grafic Films" como animador.

Guerra Civil

Al término de la Guerra Civil española (1939) fue depurado del servicio de Correos[10]

Dirigió entonces uno de los tres equipos de animación de "Dibujos Animados Chamartín", produciendo los cortometrajes Civilón y la sirena y Civilón boxeador, ambas de 1942. La competencia del NO-DO arruinó, sin embargo, la producción de cortometrajes.[6]

Empezó a trabajar en 1942 y hasta 1952 como juguetero.[7]

Vuelta a la historieta

Escobar se mantuvo alejado de la historieta hasta 1944, cuando comenzó a colaborar en revistas como Leyendas Infantiles y Aventurero, ambas publicadas por Hispano Americana de Ediciones. También ilustró cuentos infantiles para Editorial Bruguera.[6]

En 1947 reapareció la revista Pulgarcito, y Escobar formó parte del grupo de sus primeros colaboradores. Entre 1947 y 1948 creó para esta revista a sus personajes más recordados, los gemelos Zipi y Zape y el eterno hambriento Carpanta, símbolo de las penurias económicas de la posguerra española. Para la revista " El Campeón", también de Bruguera, dibuja en 1948 a los gángsters Tres Pelos y Kid Pantera, y colabora en la sección Loquilandia, junto con Cifré y Peñarroya. En esta época, trabajaba con los citados Cifré y Peñarroya en un estudio alquilado. Gustaban de la recogida de rovellones en los meses de otoño y de gastarse bromas mutuamente, también en sus obras.[11]

Interviene también como guionista y director de animación en el largometraje Érase una vez... (1950) de Estela Films.[12]

Durante los años cincuenta, crea otras series de historietas como Doña Tula, suegra (1951), que fue prohibida por la censura a causa de mostrar las relaciones matrimoniales como problemáticas.[6]

En 1953 creó también unos cursos por correspondencia para aprender a dibujar, siendo maestro de futuros historietistas como Rovira.[14] En lo que se refiere al teatro, creó obras como "Assaig General" (Ensayo general, 1957), que lleva más de mil representaciones y aún sigue reponiéndose.

La aventura independiente: Tío Vivo

En 1957, junto con éstos y otros dibujantes de Bruguera, Conti y Giner, participa en la creación de una editorial independiente, que publicará la revista Tío Vivo. En esta revista Escobar publica las series Blasa, portera de su casa, El mago Assieres y El profesor Tenebro, todas ellas de 1957, o Doña Tomasa, con fruición, va y alquila su mansión, de 1959.

Vuelta a Bruguera

Tras el fracaso y absorción de Tío Vivo por Bruguera, Escobar vuelve a trabajar para la editorial barcelonesa, donde continúa creando nuevos personajes, entre los que destacan Filomeno y su taxi Genovevo ( 1963), Don Óptimo y Don Pésimo ( 1964) y Plim el Magno ( 1969); sin embargo, dedica la mayor parte de su tiempo a desarrollar las aventuras de sus personajes de mayor éxito, Zipi y Zape y Carpanta. Los gemelos llegan incluso a tener revista propia a partir de 1971.

Publica las obras de teatro "A dos quarts de set, rapte" (Rapto a las seis y media) y "L'altra cara de la lluna" (La otra cara de la luna), obra ésta que recibió en 1965 el premio Lluis Masriera de teatro aficionado.[1]

A finales de los 70, volvió a recuperar su cargo de Correos.[1]

Últimos años

En los años ochenta, el declive económico de Bruguera, le lleva, igual que a otros compañeros suyos como Ibáñez o Raf, a probar fortuna con una nueva revista, Guai! (1986), publicada por la Editorial Grijalbo, para la que dibuja a los hermanos Terre y Moto, dos gemelos traviesos obviamente basados en Zipi y Zape.

Al adquirir Ediciones B el fondo editorial de Bruguera, Escobar regresa a sus personajes clásicos. Continuó trabajando en la historieta, a pesar de su avanzada edad, hasta su muerte en 1994.

Other Languages