José Caveda y Nava

José Caveda y Nava ( Villaviciosa, 12 de junio de 1796 - Gijón, 11 de junio de 1882), fue un historiador, político y crítico de arte español. Entre otros altos cargos, fue Diputado a Cortes y Director General de Agricultura, Industria y Comercio. Erudito investigador de asuntos históricos y artísticos, sobre todo de su Asturias natal; autor y antologista de poemas en asturiano.

Biografía

Era hijo del historiador ilustrado Francisco de Paula Caveda y Solares, y de Florencia de Nava Palacio y Menéndez Valdés. En su villa natal aprendió de niño las primeras letras, francés, inglés y latín. Después se trasladó con su familia a Gijón, e ingresó en el Instituto Asturiano fundado por Jovellanos, que era buen amigo de su padre. Aquí estudió Matemáticas, Astronomía, Geografía e Historia e impartió algunas clases, y después se trasladó a Madrid para continuar sus estudios. La invasión francesa y la muerte de su padre le hicieron interrumpirlos sin graduarse, pero completó su formación de forma autodidacta en Villaviciosa.

Durante el Trienio Liberal formó parte de la Milicia Nacional, por lo que con la restauración del absolutismo hubo de retirarse a Villaviciosa.

Tras la muerte de Fernando VII hizo carrera política en las filas moderadas. Fue concejal de su villa natal, miembro de la Junta General del Principado de Asturias (hasta que desapareció, sustituida por la Diputación Provincial), Diputado Provincial, Secretario del Gobierno Político, Diputado a Cortes (electo en 1837 y en 1846) y Gobernador Político de Oviedo (1838). Dentro de la Administración del Estado, fue Jefe de Sección del Ministerio de Gobernación (1844), Director General interino de Instruccción Pública (1845), Director General de Administración Local (1846) y de Agricultura, Industria y Comercio (1850-53 y 1854-57), Consejero de Estado (1853), Vocal de la Comisión Central de Monumentos (1855), Director del Museo Nacional de Pinturas (1856) y Director de Operaciones Censales de la Junta General de Estadística (1861).

Perteneció como Académico numerario a las Reales de la Historia (1847, antes correspondiente desde 1818), Española de la Lengua (1851) y de Bellas Artes (1853), y fue Consiliario de esta última. Para estas doctas corporaciones y para la Administración Pública, hizo bastantes estudios que permanecen inéditos. Algunos se han ido publicando a partir de 1978. Por parte de la Academia de la Historia, dirigió la edición de los Cronicones.

Fue Secretario de S.M. la Reina (1845) y su Gentilhombre de cámara con ejercicio, comendador de la Orden de Carlos III y caballero gran cruz de la Orden de Isabel la Católica (1852).

Tras jubilarse en 1867 con el rango de Jefe de Administración Civil, en 1872 se trasladó de Madrid a Gijón, llevando su biblioteca de más de 12.000 volúmenes. Durante su retiro siguió investigando y colaboró intensamente en El Comercio y en otros periódicos como La Voz de Asturias y la Revista de Asturias.

Other Languages