José Canalejas

José Canalejas
Don J. Canalejas.jpg

Ministro de Fomento
12 de junio-30 de nov. de 1888

Ministro de Gracia y Justicia
11 de dic. de 1888-21 de enero de 1890

Ministro de Hacienda
17 de dic. de 1884-23 de marzo de 1895

Ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas
19 de marzo-31 de mayo de 1902

Presidente del Congreso de los Diputados
19 de ene. de 1906-30 de mar. de 1907

Presidente del Consejo de Ministros
9 de feb. de 1910-12 de nov. de 1912

Ministro de Gracia y Justicia
29 de junio de 1911-12 de marzo de 1912

Diputado en Cortes
por Soria, Ágreda, Algeciras y Alcoy
1881-1884; 1884-1886; 1886-1890; 1891-1912

Información personal
Nombre de nacimiento José Canalejas Méndez Ver y modificar los datos en Wikidata
Nombre nativo José Canalejas Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 31 de julio de 1854
Ferrol, España
Fallecimiento 12 de noviembre de 1912 (58 años)
Madrid, España
Causa de muerte Asesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Panteón de Hombres Ilustres Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Demócrata Progresista
Partido Liberal
Familia
Padre José Canalejas y Casas Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge María Fernández Cadenas
Información profesional
Ocupación Abogado
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

José Canalejas Méndez ( Ferrol, 31 de julio de 1854- Madrid, 12 de noviembre de 1912) fue un abogado y político regeneracionista y liberal español. Siendo presidente del Consejo de Ministros, murió asesinado en un atentado terrorista.

Fue ministro de Fomento, de Gracia y Justicia, de Hacienda y ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas durante la regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena y presidente del Consejo de Ministros y nuevamente ministro de Fomento y ministro de Gracia y Justicia durante el reinado de Alfonso XIII. Ejerció de presidente del Congreso de los Diputados entre 1906 y 1907.

Biografía

Infancia y formación

Nació en Ferrol, provincia de la Coruña, el 31 de julio de 1854.[1] Era hijo del ingeniero de los ferrocarriles y director del periódico El Eco Ferrolano José Canalejas y Casas y de María del Amparo Méndez Romero. Cursó sus primeros estudios en el Colegio de Santoja. Niño prodigio, a los diez años tradujo del francés y publicó una pequeña obra titulada Luis o el joven emigrado. A la edad de once años era ya corresponsal político de prensa con el pseudónimo de El cantor de Mugardos. Se trasladó con su familia a Madrid donde cursó el bachillerato en el Instituto de San Isidro y obtuvo las licenciaturas de Derecho en 1871 y de Filosofía en 1872 en la Universidad Central de Madrid y el grado de doctor en ambas facultades. En 1873 era auxiliar de cátedra, pero fracasó en dos oposiciones a cátedra, por lo que abandonó la enseñanza. Ingresó en la compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Ciudad Real y a Badajoz, donde alcanzó el cargo de secretario general y defendió como abogado a la compañía en pleitos con otras empresas ferroviarias españolas.

Carrera política

Simpatizante del Partido Demócrata Progresista, de ideas republicanas, cuando se produjo la Restauración borbónica abandonó estas ideas para incorporarse al Partido Liberal de Sagasta, dirigido a la sazón por Cristino Martos.

En las elecciones de 1881 resultó elegido diputado en Cortes por el distrito de Soria.[17] Presidió el Congreso de los Diputados entre 1906 y 1907.

Canalejas en 1901 en su gabinete de estudio. Fotografía de Christian Franzen.
Escándalo aristocrático, por Joaquín Xaudaró; caricatura de Canalejas junto a otras figuras destacadas del partido liberal como Moret, Alberto Aguilera y el conde de Romanones ( Gedeón, 1904).

Durante la Regencia, siempre en gobiernos presididos por Sagasta, fue ministro de Fomento entre el 14 de junio y el 11 de diciembre de 1888, ministro de Gracia y Justicia entre el 11 de diciembre de 1888 y el 21 de enero de 1890, ministro de Hacienda entre el 17 de diciembre de 1894 y el 23 de marzo de 1895 y, ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas entre el 19 de marzo y el 17 de mayo de 1902, departamento desde el que impulsaría la creación del Instituto del Trabajo. Posteriormente, durante el reinado de Alfonso XIII, sería nuevamente ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas entre el 17 y el 31 de mayo de 1902 también con Sagasta y ministro de Gracia y Justicia entre el 29 de junio de 1911 y el 12 de marzo de 1912 en un gabinete presidido por él mismo.

Colaborador de La Democracia, fundó en 1890 el influyente diario Heraldo de Madrid.

En 1897, preocupado por la situación en Cuba, viajó a la isla para tener información de primera mano del problema. Interesado en el conflicto, se alistó como un voluntario más a las listas del ejército y vistió el traje de rayadillo de la época. A sus 43 años, y después de haber sido ministro, luchó como un soldado más y obtuvo la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo. Una vez conocida la dramática situación de la Provincia de Cuba, volvió a España y presentó sus impresiones a Sagasta, el cual hizo caso omiso a sus recomendaciones.

Un año después, en 1898, la provincia de Cuba fue invadida por los Estados Unidos junto a las Islas Filipinas y Puerto Rico (que dependía administrativamente de Cuba en ese momento), en respuesta a la explosión del buque norteamericano Maine que se encontraba de "reconocimiento en la bahía de Cuba" (explosión de la cual se culpó a España, sin que nunca se probara su autoría). Una vez terminada y perdida la guerra, en 1902 fundó su propio partido, el Liberal-Demócrata, destacándose como cabeza de una corriente izquierdista que defendía ideas democráticas y de separación de la Iglesia y el Estado.

Vida intelectual

Su paso por la política vino acompañado también por una dilatada vida intelectual. Trabajó como profesor de Literatura. En 1875 publicó en dos tomos Apuntes para un curso de literatura latina.

Canalejas en 1906 como presidente del Congreso, por Joaquín Sorolla.
Monumento funerario de José Canalejas en el Panteón de Hombres Ilustres. Creado por Mariano Benlliure en 1913,[19]

Tres años más tarde, publicó el libro Derecho parlamentario comparado. En 1910, publicó el libro Estudios sobre las Regalías de la Corona de España. Además colaboró en prensa y dio muchas conferencias. Gran orador, presidió también la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y la Asociación de Escritores y Artistas Españoles durante el periodo de 1909 a 1912. Fue también el primer presidente de la Federación Gimnástica Española, actual Real Federación Española de Gimnasia, puesto que ocupó desde 1898 hasta 1900. Fue también miembro (desde 1900) de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.[22]

José Canalejas recibió numerosas condecoraciones como las grandes cruces al Mérito Naval, Mérito Militar, Orden Civil de la Beneficencia y Carlos III; las medallas de la coronación del Rey, de Cuba, de Alburquerque y Villaviciosa; el Collar de la Torre y la Espada de Portugal; la Cruz de San Mauricio de Italia, la del León de Bélgica, la de San Carlos de Mónaco y la Nacional de Bolivia.

Presidente del Gobierno

Tras unificar transitoriamente las diversas corrientes que pugnaban en el interior del liberalismo, fue presidente del Consejo de Ministros entre el 9 de febrero de 1910 y el 12 de noviembre de 1912, periodo en el que habría de presidir hasta tres gobiernos desde los que impulsó un programa de reformas: abolió la Contribución de Consumos, estableció el servicio militar obligatorio y limitó la instalación de órdenes religiosas ( Ley del candado). Visitó Marruecos con el rey Alfonso XIII en 1911 y ordenó la ocupación de Larache, Arcila y Alcazarquivir en respuesta a la ocupación francesa de Fez. Las negociaciones que inició con los franceses conducirían, poco después de su muerte, al establecimiento de un protectorado conjunto en Marruecos.[23]

Suprimió el impuesto de consumos, mejoró la legislación social e intentó resolver la cuestión catalana con un proyecto de Mancomunidad preparado con la colaboración de Enric Prat de la Riba. En materia de orden público, hubo de emplear la fuerza para reprimir el intento de sublevación republicana de 1911 ( motín en la fragata Numancia y sucesos de Cullera) y la huelga ferroviaria de 1912.[24]

Asesinato

Desde su nombramiento como jefe del gobierno, Canalejas dispuso de una escolta policial. Sin embargo, éste no era muy entusiasta de ir moviéndose por Madrid con sus escoltas y en numerosas ocasiones incluso les daba «esquinazo».[28] que a la larga desencadenaría su fin. El sistema político también entró en una profunda decadencia que daría lugar a la conocida como « Crisis de la Restauración».

Una de las consecuencias de su asesinato fue la reorganización de los servicios policiales, lo que incluyó la creación de la Dirección General de Seguridad (DGS), cuyo primer jefe fue Ramón Méndez Alanís.[29]

A su funeral asistieron numerosas personas, tales como Álvaro Figueroa y Torres Mendieta, conde de Romanones, y Manuel García Prieto, marqués de Alhucemas, liberales en su mayoría. José Canalejas se encuentra enterrado en el Panteón de Hombres Ilustres, junto a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha.

Se realizó en 1912 un cortometraje semidocumental sobre su asesinato y entierro titulado Asesinato y entierro de don José Canalejas, dirigido por Enrique Blanco y Adelardo Fernández Arias, que fue la primera película interpretada por el actor José Isbert con 26 años en el papel de Manuel Pardiñas Serrano.

Other Languages