José Antonio del Cañizo

José Antonio del Cañizo
Información personal
Nombre de nacimiento José Antonio del Cañizo Perate
Nacimiento 1938
Bandera de España Valencia, España
Nacionalidad Español
Información profesional
Ocupación Escritor, ingeniero agrónomo
Distinciones Premio Lazarillo
[ editar datos en Wikidata]

José Antonio del Cañizo Perate ( Valencia, 1938)[n. 1] es un escritor español de libros de jardinería y de literatura infantil y juvenil.

Infancia y juventud

Sus padres fueron José del Cañizo Gómez (1885-1972) y Lucila Perate Themudo (1909-1987). Es el mayor de tres hermanos, y sus hermanos son: Luis del Cañizo Perate y Lucila del Cañizo Perate [ cita requerida]. A los ocho meses de edad fue trasladado a Madrid junto con su familia.

Desde pequeño vivió en un ambiente muy académico y cultural;[1] teniendo en su casa una biblioteca con más de 8 000 libros[ cita requerida] que le pertenecieron directamente a su padre. Vivían en frente del monumento múdejar en la Plaza San Nicolás, no. 1[ cita requerida], muy cerca del ayuntamiento, en pleno centro de Madrid de los Austrias.

A los seis años ingresó al Colegio Estudio de Madrid[ cita requerida] donde posteriormente también cursaría el bachillerato.

A la edad de diecisiete años su profesora de Literatura Carmen García del Diestro le auguraría ya un gran futuro con estas palabras:

Este trabajo fue realizado –como remate de preuniversitario- voluntaria y entrañablemente entregado por José Antonio en 1955, como primicia de la vocación que el tiempo ha confirmado colmándole de goce y premios literarios.[2]

Al finalizar el bachillerato obtuvo el Premio María Goyri[n. 2] por su reconocimiento ante el Colegio Estudio de Madrid, como un excelente estudiante y con ganas de superarse.

A la entrada de la Universidad obtuvo el Premio Pilar Careaga[3] ; teniendo está situación como un foco de su mera incertidumbre inicial, pues lo relato en estás palabras en la Publicación n°25 de la revista Agros:

"En primero y segundo confiaba en tercero: En tercero ya se empiezan a ver cosas más agronómicas, y entonces, un buen día, me daré cuenta de que tengo vocación. Pero ahora ya estoy acabando tercero -o tercero está acabando conmigo- y observo con alarma mi carencia absoluta de síntomas que indiquen algo de eso. Ahora ya empiezo a preocuparme en serio. ¿Aparecerá mi vocación en cuarto o quinto? ¿Se reservará esta vieja Escuela nuestra, gran comadrona de aficiones extra-agronómicas, la apoteosis final de hacer nacer en nosotros la vocación in artículo mortis, cuando ya estemos acabando? Yo no sé qué pensar ya de esto."

—José Antonio del Cañizo (1960).

En está misma Universidad colaboró junto a...

Other Languages