José Antonio Girón de Velasco

José Antonio Girón de Velasco
GironDeVelasco1940s.jpg

Delegado nacional de Excombatientes de FET y de las JONS
21 de agosto de 1939-13 de enero de 1954

Ministro de Trabajo
20 de mayo de 1941-25 de feb. de 1957

Procurador en las Cortes franquistas
1943-1977

Información personal
Nacimiento 28 de agosto de 1911
Herrera de Pisuerga
Fallecimiento 22 de agosto de 1995
Fuengirola
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Información profesional
Ocupación político, empresario
Participó en Guerra Civil Española
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

José Antonio Girón de Velasco ( Herrera de Pisuerga, 28 de agosto de 1911 – Fuengirola, 22 de agosto de 1995) fue un político español de extrema derecha, conocido por su papel durante la dictadura de Franco.

Licenciado en derecho por la Universidad de Valladolid, desde su juventud militó en organizaciones políticas de extrema derecha: miembro fundador de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS), posteriormente se integraría en Falange y tomaría parte en la Guerra civil. Tras el final de la contienda, con la instauración de la Dictadura franquista, ocupó los cargos de delegado nacional de Excombatientes y ministro de Trabajo, convirtiéndose en uno de los principales jerarcas del régimen. Caído en desgracia tras la crisis de gobierno de 1957, sin embargo, seguiría teniendo una destacada presencia. Debido a su actividad empresarial en las urbanizaciones de la Costa del Sol, acabaría siendo conocido como el León de Fuengirola.[1]

Además de sus altos puestos en el gobierno, durante el franquismo fue miembro de distintos organismos como el Consejo del Reino, el Consejo Nacional del Movimiento y procurador en las Cortes franquistas.

Todavía en las postrimetrías del franquismo fue una figura emblemática del sector más radical del franquismo —el llamado búnker—,[2]​ que se opuso a cualquier tipo de apertura durante los  últimos estertores del régimen. Tras la muerte de Franco siguió teniendo un papel relevante en los círculos de la extrema derecha que propugnaban la materialización de un golpe de estado contra el sistema democrático de la Transición y el regreso al régimen franquista.

Biografía

Juventud y primeros años

Nacido el 28 de agosto de 1911 en Herrera de Pisuerga,[5]

Hombre violento, tras un incidente con estudiantes izquierdistas es expulsado de la Universidad de Valladolid; finalmente terminó sus estudios y se licenció en 1932,[a]

En el momento de producirse el estallido de la Guerra civil se encontraba internado en la Prisión provincial de Valladolid, de donde fue liberado por los falangistas tras el triunfo de la sublevación militar en la ciudad.[11]

Dictadura franquista

Tras el final de la contienda, el 21 de agosto de 1939[15]

Considerado un falangista leal a Franco,[21]

Antiguo miembro del grupo jonsista de Valladolid, Girón nombraría a Mercedes Sanz-Bachiller —viuda de Onésimo Redondo— vocal del consejo de administración del Instituto Nacional de Previsión y, posteriormente, jefa de la Obra sindical de Previsión Social.[22]

Pese a estas medidas y a pesar de la represión del régimen en materia laboral, la década de los años 50 no estuvo exenta de conflictividad social. En 1956, Girón, ante el temor de una repetición de la huelga de Barcelona de 1951, convocaría un urgente consejo de ministros con el fin de que el gobierno aprobara una subida salarial del 23 %.[ cita requerida] Tal como indica el hispanista Paul Preston en su obra Franco "Caudillo de España", estas medidas provocaron una fuerte discusión entre Girón y el ministro de Comercio, Manuel Arburúa, que argumentaba que la medida provocaría graves efectos inflacionistas (argumento que posteriormente fue confirmado).[ cita requerida] A pesar de aprobarse esta subida, no fue suficiente para evitar una nueva escalada de huelgas, que comenzó en la industria zapatera de Pamplona, extendiéndose a la industria siderúrgica vasca y a la minería asturiana.

En 1957 sería cesado[24]

A pesar de su retiro, no se mantuvo completamente alejado de los círculos del poder. Por ejemplo, en estas fechas dio cierta protección al falangista diario SP, dirigido por Rodrigo Royo y que tenía una postura crítica con la línea oficial del régimen —especialmente, contra los tecnócratas asociados al Opus Dei—.[17]

Tardofranquismo

Durante el tardofranquismo, Girón volvió a cobrar cierto protagonismo. A finales de 1972, durante un acto de ex-combatientes falangistas, dio un discurso ampliamente —reproducido por la prensa franquista— que venía a anunciar su regreso a la primera línea política.[27]​ A finales de 1973, tras el asesinato del presidente del Gobierno, almirante Luis Carrero Blanco, fue uno de los candidatos a suceder al fallecido almirante, junto con Torcuato Fernández Miranda, Laureano López Rodó y Carlos Arias Navarro.[ cita requerida] Fue elegido finalmente este último gracias al apoyo que tenía en la "camarilla de El Pardo".

Placa conmemorativa en la casa natal de José Antonio Girón de Velasco.

Girón durante el tardofranquismo fue firme partidario del búnker, junto con figuras como los generales "azules" Tomás García Rebull y Carlos Iniesta Cano. Este grupo, que tenía bastante influencia sobre Franco, pretendió frenar cualquier atisbo de reforma dentro del régimen. Tuvieron cierto éxito durante 1974, como el conocido "Gironazo", artículo que escribió Girón en el diario Arriba el 28 de abril, que consiguió movilizar a la extrema derecha en el que el León de Fuengirola denunciaba a los «falsos liberales infiltrados en la Administración y en las altas magistraturas del Estado» que «sueñan con que suene vergonzante la campanilla para la liquidación en almoneda»[30]

A lo largo de 1974 y 1975 la extrema derecha buscó en repetidas ocasiones que Franco reasumiese todos sus poderes y nombrase a Girón de Velasco presidente del gobierno,[32]

Fue uno de los 59 procuradores de las Cortes franquistas que el 18 de noviembre de 1976, ya muerto el el dictador, votaron en contra de la Ley para la Reforma Política que derogaba los Principios Fundamentales del Movimiento.[33]

Últimos años

En 1975 fue elegido vicepresidente del consejo de administración de la editorial Dyrsa —Diarios y Revistas S.A.—, empresa editora del diario El Alcázar.[35]

De cara a las elecciones de 1977 estaba previsto que la Confederación Nacional de Excombatientes de Girón se integrara en la Alianza Nacional «18 de Julio», coalición electoral que agrupaba a diversas fuerzas de extrema derecha; sin embargo, finalmente la Confederación de Excombatientes no se integró en la Alianza Nacional y solo ofrecieron un apoyo limitado.[36]

Falleció en Fuengirola el 22 de agosto de 1995.[37]