José Aldunate

José Aldunate Lyon
Padre pepe.jpg
Información religiosa
Congregación Compañía de Jesús
Información personal
Nombre José Aldunate Lyon
Nacimiento 5 de junio de 1917 (99 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Estudios Doctor en Moral
Sitio web Jesuitas Chile
[ editar datos en Wikidata]

José Aldunate Lyon ( Santiago, Chile, 5 de junio de 1917) es un sacerdote y activista chileno, perteneciente a la Compañía de Jesús. Fue profesor de Moral, sacerdote obrero y un defensor de los derechos humanos durante el Régimen militar. Ganador del Premio Nacional de los Derechos Humanos en 2016.

Primeros años

Es hijo de Carlos Aldunate Errázuriz y Adriana Lyon Lynch. Tuvo 3 hermanos más: Carlos, el mayor, más 2 hermanas menores María y Pelagia. El pequeño José aprendió a hablar inglés antes que español, eso gracias que en su hogar tenía a institutrices venidas desde Inglaterra. Recuerda que se manejaba mejor en inglés que en castellano. Vivió su infancia en una casona en calle Riquelme. Pasaba sus veranos en un campo en Colchagua, que se llamaba Santa Irene de Almahue.[1]

A los diez años la familia Aldunate Lyon partió a Inglaterra. Sus hermanas fueron a un colegio del Sagrado Corazón en Londres, su hermano y él a al colegio jesuita Stonyhurst College, que se ubica en el norte de Inglaterra.

Tuve cierto éxito en rugby y tuve éxito en el estudio. Los primeros años no pero los últimos sí: era en general el primero del curso, aún en inglés le ganaba a los demás. No tuve problema en cuanto al idioma. Ese fue mi período inglés. No fue muy largo, de 1928 a 1930. Sin embargo fueron años muy decisivos en mi vida. Podemos decir que me forjé allá mi carácter, mi manera de ser.

José Aldunate[1]

La crisis económica de 1930, Gran Depresión que afectó fuertemente a Chile hizo que su padre tomara la decisión de regresar a Chile. Al regresar entró al colegio San Ignacio.

Luego de unos años su hermano Carlos optó por entrar al Noviciado jesuita. Cuando cursaba su sexto año de humanidades, inició una reflexión sobre su futuro, qué haría luego del colegio. Optaba por las matemáticas, eran su especialidad en el colegio. La ingeniería era opción para su futuro. Pero estaba la posibilidad de seguir a su hermano en su vocación de jesuita. Estuvo visitando a su hermano en el Noviciado para conocer un poco la vida religiosa.

Pero lo determinante en su vocación fue un retiro espiritual al final de su último año de colegio, el padre Aldunate lo relata:

Fueron tres días de un fin de semana. En cierta manera ese retiro fundó toda mi existencia. Capté una cosa muy a fondo: que lo que valía en la vida era no ésta existencia terrenal que tenemos, sino que la vida eterna. Esa norma de que hemos nacido para la vida eterna. Más vale la eternidad que dura para siempre, que ser feliz durante una existencia que dura tan poco. La vida pasa, la eternidad permanece.

José Aldunate[1]

El joven José Aldunate pasó el verano del año 1933 en Algarrobo reflexionando sobre su vocación y la posibilidad de entrar al Noviciado de la Compañía de Jesús. Encontró en la lectura de unos libros las respuestas que estaba buscando, para tomar una decisión sobre el camino a elegir.

Lo que yo leí en ese verano era la historia de los discípulos de Francisco de Asís. Ellos escogieron esa vida, andar por el mundo sin llevar nada, viviendo de limosnas, hablando a la gente de Dios. Eso de andar por el mundo, la idea de salir de lo ordinario me atrajo mucho. Eso de casarme, de tener un fundo, poder administrar y tener mucha plata o responsabilidades no me atraía en nada.

José Aldunate[1]
Other Languages