Jorge José Benítez

Jorge José Benítez
Datos personales
Apodo(s) "Chino"
Nacimiento Gobernador Castro, Argentina
3 de junio de 1950 (66 años)
Nacionalidad(es) argentino
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1969
(Bandera de Argentina Racing Club)
Posición Mediocampista derecho
Retirada deportiva 1985
(Bandera de Argentina Guaraní Antonio Franco)
[ editar datos en Wikidata]

Jorge José Benítez ( Gobernador Castro, Provincia de Buenos Aires, Argentina, 3 de junio de 1950) mejor conocido como «El Chino» es un ex futbolista y actual entrenador argentino que se desempeñaba en la posición de mediocampista o volante por derecha.

Fue un destacado futbolista del fútbol argentino en la década del 70. Inició su carrera como profesional en Racing Club de Avellaneda. En el año 1973 se produce su paso al Club Atlético Boca Juniors. Es considerado uno de los mejores volantes por derecha de la historia de Boca Juniors.

En el club «xeneize» fue donde se destacó mayormente como futbolista y donde cosechó la totalidad de sus logros a nivel colectivo, al haber conquistado un total de seis títulos, entre los cuales destacan las Copa Libertadores de la ediciones de 1977 y 1978, además de la extinta Copa Intercontinental en 1977.

A nivel local obtuvo los campeonatos de Metropolitano 1976, el Nacional 1976 y el Metropolitano 1981.

Se retiró de la actividad profesional en el Club Atlético Guaraní Antonio Franco de la ciudad de Posadas, Misiones.

Como entrenador tuvo la chance de desempeñarse como entrenador «xeneize» en el año 2004, ganando la Copa Sudamericana de dicho año.

Carrera

Campeón como Jugador y como Técnico en Boca Juniors.

Jugador

Volante Derecho. Llegó a disputar 2 partidos en la Selección, el primero el día del debut de Maradona, el 27 de febrero de 1977 ante Hungría (5-1). El Chino llegó de Racing Club y triunfó en Boca. Su primer partido 4 de marzo de 1973, nada menos, fue contra River Plate cumplió satisfactoriamente convirtiéndose en el eje del equipo, aunque fue derrota para los Boquenses, (1-2) circunstancia en la que mucho tuvo que ver su salida por cansancio, a partir de ese partido, empezó a ser titular indiscutido. Primero en el Boca de Domínguez que no logró títulos, pero si grandes partidos. Luego, con la llegada de Juan Carlos Lorenzo 1976, al principio, no fue muy tenido en cuenta por el nuevo DT, hasta que la selección Nacional viajó a Europa y se llevó a varios titulares de Boca, empezó a ser titular, indiscutible, y con el tiempo ganó todo. Jugaba y fatigaba las zonas media y de los tres cuartos de cancha. En ese sentido, encajó con todos los compañeros de turno, por su utilidad y calidad pareja. Un desahogo para los 10 de turno, como Potente, Zanabria o el mismo Diego Maradona. En el Metro 76 fue autor de un gol decisivo: ante Huracán de Parque Patricios le pegó desde lejos un tremendo derechazo que se clavó en el ángulo de Héctor Baley y con ese gol Boca prácticamente se aseguraba el torneo. En el partido siguiente, marcó otro ante Unión de Santa Fé, la noche de la consagración en el Monumental. Volante con talento y sacrificio, con una gran técnica, fue resistido por muchos hinchas en los comienzos, pero luego se terminó ganando a la gente. En Alemania, cuando Boca se consagró Campeón del Mundo, tuvo que mirar desde afuera por una lesión. En 1981 arrancó como suplente, pero terminó jugando varios partidos de la campaña campeona. Un símbolo del club que se despidió de Boca luego de diez años en el primer equipo, en 1983. Siguió en Unión, Deportivo Armenio y Guaraní Antonio Franco.

Entrenador

En 2004 tras una de las peores campañas de la historia xeneize y la ida de Miguel Angel Brindisi asumió en forma interina, la dirección técnica del primer equipo de Boca Juniors, en la fecha número 15 del Torneo Apertura. Inmediatamente, tras eliminar por penales (8-7) como visitante, a Cerro Porteño; superar a Internacional de Porto Alegre (4 a 2 en el global) y en la Final a Bolivar de Bolivia (derrota 1 a 0 como visitante, en la Ida y triunfo 2 a 0 en La Bombonera) consiguió levantar la Copa Nissan Sudamericana 2004. Tras conseguir el título Jorge fue confirmado para seguir en el cargo.

El célebre escupitajo que lanzó sobre el rostro de Adolfo Bautista futbolista mexicano del club Guadalajara, durante el encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores 2005, que Boca Juniors empataba a cero en casa contra el equipo mexicano, luego de un marcador global de 4 - 0, Boquense de cuerpo y alma, con problemas internos con algunos dirigentes y jugadores ya consagrados en el plantel y no respaldado por los demás dirigentes, causó su destitución del cargo de Director Técnico. Asumiendo Abel Alves como interino.

Other Languages