Jorge González (álbum)

Jorge González
Álbum de Jorge González
Publicación 1993
Grabación 1992, Devonshire Studios
Entourage Studios, Los Angeles, California, Estados Unidos
Género(s) Pop rock, pop latino
Formato 1993: Casete, CD ( digipak), LP ( vinilo)
2012: LP ( vinilo)
Duración 58:46
Discográfica EMI Odeon Chilena
7 89074 2
Capitol / EMI Latin
H2Y 89074
Productor(es) Gustavo Santaolalla
Cronología de Jorge González
Jorge González
(1993)
El futuro se fue
(1994)
[ editar datos en Wikidata]

Jorge González es el disco debut en solitario del ex líder y vocalista de la banda chilena Los Prisioneros, Jorge González, grabado en 1992 en varios estudios de Los Angeles, California y lanzado a comienzos de 1993. Su producción estuvo a cargo de Gustavo Santaolalla con la participación de Aníbal Kerpel. Todos los temas incluidos en este disco fueron escritos y compuestos por González.

Historia

Debido al gran reconocimiento y éxito internacional que la banda había cosechado con el disco Corazones, EMI Odeon Chilena, convencidos que Jorge González se convertiría en la próxima gran estrella latinoamericana, invirtió en él un presupuesto estimado de dos millones de dólares USD, algo nunca antes visto en la industria musical chilena. El acuerdo incluyó contrato firmado en Londres, entrenamiento vocal por Ron Anderson, grabación y mezcla en estudios de primera línea en Los Angeles, producción a cargo de Gustavo Santaolalla (quien ya había trabajado anteriormente en Corazones), edición a nivel panregional en toda Latinoamérica y Estados Unidos, además de una gran campaña de promoción por radios, televisión y piezas publicitarias. Esto convirtió a González en «artista prioritario a nivel regional» para EMI.[1]

En un principio, tanto Warner Music como EMI mostraron interés en fichar a González como solista. En palabras de su mánager Carlos Fonseca:

Empezamos a hacer una guerra entre los dos sellos y el precio empezó a subir y el contrato empezó a subir. Terminamos negociando el contrato en Los Ángeles y firmándolo en Londres. Fue un contrato millonario, un contrato realmente de 2 millones de dólares, con un anticipo de 600 mil dólares, de grabar el disco con Gustavo Santaolalla en Los Ángeles, full producción. Ese disco costó un cuarto de millón de dólares grabarlo, fueron seis meses de preproducción, cuatro meses de grabación. Un disco excelente a nivel técnico, pero no es lo que la gente quería de Jorge González.

Carlos Fonseca, mánager.[2]

El primer single del disco, « Esta es para hacerte feliz», mostraba a un González totalmente positivo y espiritual, sentimiento que plasmó a lo largo de todo el álbum. La canción, al igual que su correspondiente videoclip, tuvieron gran difusión a nivel regional. Por la misma senda le siguieron « Mi casa en el árbol» y « Fe». Aun así, las expectativas del álbum eran muy altas y sus ventas no lo acompañaron, defraudando a EMI y al propio González, quien se sentiría completamente desperfilado por este nivel de «sobreproducción».

En ese álbum yo escribí las canciones, pero casi no toqué, no participé de los arreglos. Soy nada más que el cantante y compositor. En ese disco puse oreja a cosas que me venían diciendo desde el inicio de Los Prisioneros... que dejara que tocaran músicos profesionales, que dejara que la compañía hiciera su trabajo. Bueno, lo hice así y resultó una cosa que era la nada. La promoción fue horrible, me daba vergüenza, me costaba hasta salir a la calle. Encontraba que los singles que se eligieron, la manera en que se promocionaron fueron ná' que ver con lo que yo soy, he sido y siempre seré. (...) Todo ese álbum tenía mucho de desorientación y de estar pegado con cosas que tienen que ver con escapar de la realidad. No hablo de drogas charchas como la cocaína pero sí de cosas más sicodélicas.

El disco salió en Chile y en Estados Unidos. En México salió como a los 4 meses, atrasado, y lo sacaron en Argentina, con una inversión de marketing chiquitita. Jorge tampoco ayudó mucho con su actitud, pero la verdad es que lo que nos pasó es que armamos un disco pensando en un mercado hispanoamericano y terminamos con el disco vendiéndose en Chile. Y claro, para Chile, Jorge cantando “Ésta es para hacerte feliz” o “Mi casa en el árbol” era un despropósito. “¿Qué está haciendo Jorge González?”, pero esos singles los elegimos porque en México y Estados Unidos les interesaban esos singles y ahí íbamos a pegar. Pero allá no se hizo el trabajo. Terminamos con un disco que no tenía patria.

Carlos Fonseca, mánager.[2]

A pesar de ello, el álbum reportó buenas ventas en Chile, logrando conseguir certificación de platino con 40.000 copias vendidas en territorio nacional y un muy buen desempeño publicitario.

Al año siguiente grabó El futuro se fue, totalmente alejado del glamour que predominó en su debut y sin promoción alguna. Este disco significaría el término de su contrato con EMI.

Jorge González fue relanzado en vinilo en mayo de 2012 por EMI (por primera vez en Chile, pese a que en países como Colombia, Ecuador y Argentina sí fue editado en este formato en 1993), con un arte gráfico distinto al original, algunos temas acortados (por falta de capacidad en el vinilo) y con la sustracción de "Esas mañanas".

Other Languages