Jordi Pujol

Jordi Pujol
Jordi Pujol - Fotografia oficial.jpg
Fotografiado en la década de 1980

Presidente de la Generalidad de Cataluña
8 de mayo de 1980-20 de dic. de 2003

Presidente de Convergència i Unió
2 de diciembre de 2001-27 de nov. de 2004

Diputado en las Cortes Generales
por Barcelona
1977-1980

Diputado del Parlamento de Cataluña
por Barcelona
1980-2003

Información personal
Nacimiento9 de junio de 1930 (88 años)
Barcelona, España
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónCatólico
Partido políticoConvergencia Democrática de Cataluña (CDC)
Familia
PadresMaría Soley Mas
Florenci Pujol
CónyugeMarta Ferrusola
HijosJordi, Marta, Josep, Pere, Oriol, Mireia, Oleguer
Educación
Educado enColegio Alemán de Barcelona
Universidad de Barcelona
Información profesional
OcupaciónMédico, empresario, político
FirmaSignatura d'en Jordi Pujol.svg
Web
Sitio web
Twitter

Jordi Pujol i Soley (Barcelona, 9 de junio de 1930) es un político español de ideología nacionalista catalana.

Es considerado uno de los principales líderes del nacionalismo catalán en el último tercio del siglo XX, así como uno de los principales políticos de Cataluña en las últimas décadas. Fue el fundador y primer líder del partido Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) —posteriormente integrado en la federación Convergència i Unió (CiU)—, formación que consiguió obtener una posición hegemónica en Cataluña tras el final de la dictadura franquista. Además, fue presidente de la Generalidad de Cataluña entre 1980 y 2003, cargo que le llevó a ser uno de los más destacados políticos a nivel nacional.

Contrajo matrimonio con Marta Ferrusola en 1956, con la que ha tenido siete hijos.

Tras su salida de la Generalidad de Cataluña y de la dirección de CiU, Pujol se retiró de la primera línea de la política. Sin embargo, en los últimos años se ha visto afectado por el llamado Caso Pujol. Tanto al padre como a los hijos —principalmente, Jordi y Oleguer— se los vincula con diferentes casos de corrupción y con la titularidad de abultadas cuentas corrientes en diferentes paraísos fiscales, aunque de forma más señalada en bancos de Andorra. Este escándalo ha supuesto un serio descrédito de su figura entre la opinión pública, así como el inicio de actuaciones judiciales para derivar responsabilidades.

Pujol, que practicó el culto a la personalidad,[n. 1]​ gozó en Cataluña de un importante apoyo electoral y llegó a mantener en la región un liderazgo político indiscutible durante las últimas dos décadas del siglo XX. Diversos autores han venido en denominar con el nombre de «pujolismo» al movimiento político y social creado en torno a su figura.

Biografía

Juventud y estudios

Jordi nació el 9 de junio de 1930,[4]​ entonces bajo la influencia de la Alemania nazi.

Al estallar la guerra civil en 1936, la escuela cerró y la familia Pujol Soley se volvió a vivir a Premiá de Dalt. Una vez terminada la guerra, en 1939, vuelven a Barcelona y Jordi se matricula de nuevo en el Colegio Alemán durante la Segunda Guerra Mundial[5]​ Con quince años termina el bachillerato en la Academia Pérez Iborra.

En 1946 comenzó sus estudios de Medicina en la Universidad de Barcelona.[5]

Durante los últimos años universitarios, entre 1950 y 1954, con una carrera que no le llenaba, con una barrera infranqueable en el terreno político y cultural, y con una relación cada vez mayor con la cofradía, Jordi Pujol se refugió en la fe cristiana y estuvo a punto de decidirse por la vocación religiosa.[3]

Terminada la carrera, entró como gerente en los Laboratorios Martín Cuatrecasas, después Laboratorios Fides, donde su padre había comprado una cantidad importante de acciones. Allí impulsó la investigación y comercializó productos como el Neobacitrín, una pomada para las irritaciones cutáneas.[9]

En la cofradía Virtelia conoce a Marta Ferrusola Lladós, hija de unos comerciantes originarios de Queralbs. Tras comprometerse formalmente con ella en marzo de 1955, la pareja contrajo matrimonio en el monasterio de Montserrat el 4 de junio de 1956.[11]

Inicios en la política

Pujol fue detenido en 1960 por sus protestas contra la dictadura de Franco en lo que fue conocido como sucesos del Palau de la Música.[n. 2]​ Acusado de ser autor material de unos panfletos antifraquistas, fue condenado a siete años de prisión. No obstante, fue puesto en libertad dos años y medio después, aunque estuvo confinado un tiempo en Gerona. Inmediatamente comenzó una nueva línea de actividad política con el eslogan «Construyendo el país». Con esto pretendía aumentar el nivel de conciencia nacional de los catalanes y crear instituciones tanto culturales como financieras suficientes para el desarrollo de Cataluña.

En torno a su figura se formó la llamada Convergencia Democrática de Cataluña (CDC),[18]

En 1976 fue reeditado[22]

Ese hombre anárquico y humilde que hace centenares de años que pasa hambre y privaciones de todo tipo, cuya ignorancia natural le lleva a la miseria mental y espiritual y cuyo desarraigo de una comunidad segura de sí misma hace de él un ser insignificante, incapaz de dominio, de creación. Ese tipo de hombre, a menudo de un gran fuste humano, si por la fuerza numérica pudiese llegar a dominar la demografía catalana sin antes haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña.

Fotografiado junto con Adolfo Suárez en La Moncloa en 1978.

Tras la restauración de la Generalidad, fue nombrado consejero sin cartera en el gobierno provisional que presidía Josep Tarradellas.[n. 4]

En septiembre de 1978 se firmaron las bases para la constitución de Convergència i Unió (CiU), mediante la coalición de Convergencia con la histórica Unión Democrática de Cataluña (UDC).[29]​ En las elecciones de 1979, Pujol, que concurrió bajo las siglas de CiU, revalidó su acta de diputado. Aquello le ofreció un trampolín desde el que saltar a la política catalana.

Presidente de la Generalidad de Cataluña

El 20 de marzo de 1980 se celebraron las elecciones al Parlamento de Cataluña —las primeras desde la Segunda República—, las cuales dieron como fuerza ganadora a CiU, con 45 diputados. Durante la campaña electoral Convergència i Unió contó con un importante y decidido apoyo de la patronal,[31]

Nuestro programa tendrá otra característica: será un programa nacionalista. Si ustedes nos votan, votarán un programa nacionalista, un gobierno nacionalista y un presidente nacionalista. Votarán una determinación: la de construir un país, el nuestro. Votarán la voluntad de defender un país, el nuestro, que es un país agredido en su identidad. Votarán una ambición: la de hacer de Cataluña no un país grande por su fuerza material, que será siempre limitada, sino un país grande por su cultura, su civismo y su capacidad de convivencia.

A su llegada a la Generalidad se encontró con una administración autonómica que comenzaba a organizarse tras las transferencias de competencias que habían tenido lugar durante la etapa anterior, bajo Tarradellas. Sin embargo, Pujol impulsó la promulgación de nuevas políticas. Entre las leyes más importantes aprobadas durante los años de gobierno de Pujol se encuentran las dos relacionadas con la «normalización» y protección de la lengua catalana. La primera fue la Ley de Normalización Lingüística del 6 de abril de 1983, que contó con un apoyo mayoritario del Parlamento de Cataluña. La segunda de estas leyes fue la Ley de Política Lingüística del 7 de enero de 1998, que tropezó con la oposición de aquellos sectores contrarios a la inmersión lingüística de los menores de edad en las escuelas.[34]

Mediante la ley del 19 de julio de 1983 se estableció la Policía autonómica catalana, que nacía tomando a los Mozos de Escuadra como núcleo de origen.[37]

Cuando en 1984 la Fiscalía general del Estado presentó una querella criminal contra Pujol por su implicación en el escándalo «Banca Catalana», este no se vio afectado políticamente; muy al contrario, una parte importante de los catalanes reaccionaron considerando que ello constituía realidad un ataque a Cataluña.[38]​ Durante los siguientes años Pujol lograría mantener la hegemonía política en Cataluña.

Pujol, junto a José María Aznar, en julio de 1996.
Jordi Pujol en 2001. Al fondo el alcalde de Barcelona Joan Clos.

Como candidato de Convergencia y Unión (CiU), gobernó Cataluña ininterrumpidamente durante 23 años desde 1980 hasta 2003, obteniendo 3 mayorías absolutas (1984, 1988 y 1992) y 4 mayorías simples (1980, 1995, 1999, 2003). Durante estos años CiU se caracterizó por colaborar a la gobernabilidad de España,[n. 5]

Esta gestión ha sido frecuentemente defendida por sus partidarios, quienes argumentan que Pujol «ha hecho un gran servicio a Cataluña y al conjunto de España».[43]

La estrategia política del partido se correspondía con la visión de Pujol de la autonomía:

[La autonomía] responde a la necesidad de reconocer institucionalmente la voluntad de la manera de ser propia con la intención de acercar el poder al pueblo. Dado que los pueblos de España son diversos, las autonomías han de ser diversas”.[...] [Cataluña] tiene la fuerza moral de haber contribuido de forma importante a la democracia, al progreso y a la paz de toda España; tiene la fuerza moral, también, de haber aplazado a veces aspectos importantes de su reivindicación en nombre de interés general.[40]

En las elecciones regionales de 1999 la coalición CiU volvió a ganar las elecciones, si bien no fue la fuerza más votada —en esta ocasión el PSC, encabezado por Pasqual Maragall, fue la lista que más voto recibió—.[45]

Desde enero de 2001, cuando Artur Mas, elegido como "sucesor" por el propio Pujol[46]

En las elecciones de 2003 la coalición CiU, liderada por Artur Mas, no consiguió imponerse y sería desalojada del gobierno por una coalición de partidos, el llamado Tripartit.[45]​ Pujol abandonó el cargo de presidente de la Generalidad en diciembre de 2003, después de casi un cuarto de siglo en el poder.

Vida posterior

Tras su salida del poder se retiró de la primera línea política, si bien ello no significó su salida total y retuvo la jefatura de Convergencia Democrática de Cataluña.

En 2003, Jordi Pujol hizo donación a la Biblioteca de Cataluña del fondo bibliográfico reunido en el ejercicio de su cargo de presidente de la Generalidad, formado por más de 16.000 documentos. Mantuvo la presidencia de CDC hasta 2012, cuando el XVI Congreso del partido eligió a Artur Mas nuevo presidente de la formación y a Oriol Pujol —hijo del fundador— secretario general de la misma; Jordi Pujol pasó a ocupar un puesto honorífico.[48]

Cuando en julio de 2014 hizo público que había mantenido en el extranjero una gran suma de dinero sin regularizar, ante la gran presión interna y externa que se encontró, renunció a la presidencia honorífica de CDC y a su sueldo vitalicio como ex-presidente de la Generalidad.[50]

Other Languages
asturianu: Jordi Pujol
Deutsch: Jordi Pujol
Ελληνικά: Ζόρδι Πουζόλ
English: Jordi Pujol
Esperanto: Jordi Pujol
euskara: Jordi Pujol
français: Jordi Pujol
galego: Jordi Pujol
occitan: Jordi Pujol
português: Jordi Pujol
Runa Simi: Jordi Pujol
Simple English: Jordi Pujol
svenska: Jordi Pujol