John William Cooke

John William Cooke
Cooke.jpg

Coat of arms of Argentina.svg
Diputado de la Nación Argentina
por Capital Federal
1946- 1952

Información personal
Nacimiento 14 de noviembre de 1919
La Plata, Argentina
Fallecimiento 19 de septiembre de 1968 Ver y modificar los datos en Wikidata (47 años)
Buenos Aires, Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Partido Justicialista
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Abogado y político Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

John William Cooke ( La Plata, 14 de noviembre de 1919Buenos Aires, 19 de septiembre de 1968)[1] fue un político argentino, líder del ala izquierda del peronismo hasta su muerte. Fue designado por el propio Juan Domingo Perón como apoderado del Movimiento Nacional Justicialista luego del golpe cívico-militar autodenominado Revolución Libertadora de 1955. Es señalado por el peronismo ortodoxo como el responsable de la confluencia del marxismo en el justicialismo.[ cita requerida]

Biografía

Cooke nació en La Plata, en una familia de intensa tradición política. Cooke militaría ya durante sus años universitarios, mientras estudiaba Derecho en la Universidad Nacional de La Plata, formando parte de la Unión Universitaria Intransigente; se discute si durante esta época se aproximó a las ideas de FORJA o su acercamiento a los miembros de ésta se daría más tarde.

Se recibió de abogado en 1943 y fue electo diputado por el peronismo con tan sólo 25 años para el período 1946- 1952. Cooke consideraba que el peronismo debía transformarse en un movimiento revolucionario, y criticaba fuertemente a la denominada burocracia sindical, brazo fuerte del peronismo ortodoxo, que había crecido mucho entre 1946 y 1955. En el Congreso fue Presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, de la Comisión Redactora del Código Aeronáutico y también de la Comisión de Protección de los Derechos Intelectuales.

A principios de 1951, y a instancias de Eva Perón, el presidente decidió el cierre del periódico La Prensa. El diario pertenecía a la familia terrateniente de los Gainza-Paz, y su crítica a las políticas de Perón se remontaba a sus inicios como Secretario de Trabajo del gobierno de Edelmiro Farrell. Cooke, en su rol de diputado oficialista, fue seleccionado por Perón para defender en el Congreso el cierre de La Prensa. En su discurso acusó al diario La Prensa de ser el vocero de una gran coalición oligárquica entre los terratenientes, los empresarios del Puerto de Buenos Aires y la United Fruit Company, que conspiraba para realizar un golpe de estado contra el gobierno.

El tono fuertemente antiimperialista del discurso de Cooke llevó a que el peronista ortodoxo Raúl Apold lo acusara de comunista, motivo por el cual el sector de Cooke lo señaló a su vez de ser cómplice de la ideología nazi. Ante lo que se perfilaba como una complicada interna dentro del movimiento peronista, Cooke fue convocado por Eva Perón para que diera explicaciones sobre su posición ideológica.

- Tenía razón el diputado Apold. Cooke, usted es comunista.

- No señora, yo no soy comunista. Yo soy peronista.

- Y entonces, ¿yo, qué soy? ¿Soy una dictadora, como dicen?

- Señora, aclaremos algo. Apold quiere cerrar La Prensa porque quiere que el peronismo sea una dictadura. Yo quiero cerrar La Prensa porque quiero que el peronismo sea una revolución.

- Pero entonces, ¿a mí, cómo me calificarías? ¿Soy una dictadora o una revolucionaria?

- Señora, cuando una revolución es una dictadura, se justifica. Ahora, cuando una dictadura es meramente una dictadura y no es además una revolución, es algo lamentable. De modo que mucho cuidado, señora: si usted implanta una dictadura, que sea una revolución.

En el ámbito universitario fue profesor titular de Economía Política en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires entre 1946 y 1955.

Luego de 1955, cuando Juan Domingo Perón debió exiliarse a causa de la Revolución Libertadora, designa a J.W. Cooke como su representante en la Argentina y principal líder de la resistencia peronista entre 1955 y 1959 (año en que Cooke debe exiliarse en Cuba), mediante una carta en la que escribe:

Al Dr. John William Cooke

Buenos Aires

Por la presente autorizo al compañero doctor Don John William Cooke, actualmente preso por cumplir con su deber de peronista, para que asuma mi representación en todo acto o acción política. En este concepto su decisión será mi decisión y su palabra la mía.

En él reconozco al único jefe que tiene mi mandato para presidir a la totalidad de las fuerzas peronistas organizadas en el país y en el extranjero y sus decisiones tienen el mismo valor que las mías.

En caso de fallecimiento, delego en el doctor don John William Cooke el mando del movimiento.

En Caracas, a 2 días de noviembre de 1956.

Juan Perón.

John William Cooke murió de cáncer en 1968 en el Hospital de Clínicas de la Ciudad de Buenos Aires. El 26 de septiembre de 2014 sus cenizas fueron esparcidas al Río de la Plata, tal como era su voluntad.

Other Languages