John Gielgud

John Gielgud
John Gielgud Allan Warren cropped.jpg
Información personal
Nacimiento 14 de abril de 1904 Ver y modificar los datos en Wikidata
South Kensington, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 21 de mayo de 2000 Ver y modificar los datos en Wikidata (96 años)
Wotton House, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Director de teatro, actor de teatro y actor de cine Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Sir Arthur John Gielgud OM CH ( South Kensington, Londres, 14 de abril de 1904 - Wotton House, Buckinghamshire, 21 de mayo de 2000) fue un actor y director de teatro británico, cuya carrera abarcó ocho décadas. Junto a Ralph Richardson y Laurence Olivier, fue uno de los tres actores que dominaron el escenario teatral británico durante gran parte del siglo XX.

Miembro de la dinastía teatral de la familia Terry, consiguió su primer trabajo remunerado como figurante en la compañía de su prima Phyllis Neilson-Terry en 1922. Tras finalizar sus estudios en la Real Academia de Arte Dramático trabajó como actor de teatro de repertorio y en el West End antes de establecerse en el Old Vic como intérprete de Shakespeare entre 1929-1931.

Durante la década de 1930 fue una estrella teatral en el West End y en Broadway, representando papeles tanto en nuevas obras como en clásicos. Paralelamente inició una carrera como director y estableció su propia compañía en el Queen's Theatre de Londres. Fue considerado por muchos como el mejor intérprete de Hamlet de su época, y también fue conocido por sus papeles en obras de alta comedia como el de John Worthing en La importancia de llamarse Ernesto. En la década de 1950 temió que su carrera se viera amenazada cuando fue condenado y multado por un delito homosexual, pero recibió el apoyo de sus colegas y el público. Cuando las obras de teatro experimental empezaron a reemplazar las producciones tradicionales del West End en los años 1950, no encontró nuevos papeles escénicos que considerara adecuados y durante varios años fue conocido en el teatro sobre todo por su representación como único actor interpretando monólogos de obras de Shakespeare The Ages of Man. A partir de la década de 1960 encontró nuevas obras de su gusto, de autores como Alan Bennett, David Storey y Harold Pinter.

Durante la primera mitad de su carrera no se tomó el cine en serio. Aunque actuó en su primera película en 1924 y tuvo éxitos con Compañeros de fatigas (The Good Companions, 1933) y Julio César (1953), no inició una carrera regular como actor de cine hasta los años 1960. Apareció en más de sesenta películas entre Becket (1964), por la que recibió su primera nominación a los Premios Óscar por su interpretación de Luis VII de Francia, y Elizabeth (1998). Como el mordaz Hobson en Arthur (1981) ganó el Óscar al mejor actor de reparto. Su trabajo cinematográfico le valió un Globo de Oro y dos BAFTA. Aunque en gran medida indiferente a los premios, Gielgud tuvo la rara distinción de ganar un Oscar, un Emmy, un Grammy y un Tony.

Desde los inicios de su carrera fue famoso por su voz y su dominio del verso shakespeariano. Participó en más de cien dramas radiofónicos y de televisión entre 1929 y 1994, e hizo grabaciones comerciales de muchas obras, entre ellas diez de Shakespeare. Entre sus honores y distinciones se encuentran ser nombrado caballero en 1953 y el Teatro Gielgud del West End recibió ese nombre en 1994 en su honor. De 1977 a 1989 fue presidente de la Real Academia de Arte Dramático.

Biografía

Ascendencia y primeros años

Nació en South Kensington, Londres, tercero de los cuatro hijos y el menor de los tres varones de Frank Henry Gielgud (1860-1949) y su segunda esposa, Kate Terry-Gielgud, nacida Terry-Lewis (1868-1958). Los dos mayores eran Lewis, que llegó a ser en un alto funcionario de la Cruz Roja y la Unesco, y Val, que posteriormente fue un pionero del drama radiofónico de la BBC; su hermana Eleanor fue la secretaria de John durante muchos años.[2]

Con su matrimonio Frank pasó a formar parte de los Terry, una familia con amplias conexiones teatrales. Su esposa, que estuvo en los escenarios hasta que se casó, era hija de la actriz Kate Terry, miembro de esta dinastía teatral que incluía a Ellen, Fred y Marion Terry, Mabel Terry-Lewis y Edith y Edward Gordon Craig.[6]

En 1912, con ocho años, John ingresó en la escuela preparatoria Hillside en Surrey, como lo habían hecho sus hermanos mayores. Para un niño sin interés en el deporte se desenvolvió razonablemente bien en el críquet y el rugby en la escuela.[9]

Después de Hillside, Lewis y Val habían obtenido becas para ingresar en las prestigiosas Eton y Rugby, respectivamente; al carecer de sus logros académicos, John no consiguió una beca.[14]

Su padre lo llevaba de joven a conciertos, que le gustaban, a galerías y museos «en los que me aburría como una ostra».[17]

Inicios como actor

Para detalles de su trabajo entre 1921-25, ver: Teatro

A los diecisiete años ingresó en una escuela de teatro privada dirigida por Constance Benson, esposa del actor-director sir Frank Benson.[22]

Si tu tía abuela es Ellen Terry, tu tío abuelo Fred Terry, tus primos Gordon Craig y Phyllis Neilson-Terry y tu abuela la mayor actriz shakespeariana de toda Lituania, es poco probable que te dediques al comercio pesquero.
—Gielgud en sus inicios teatrales.[23]

El primer compromiso significativo le llegó a través de su familia. En 1922, su prima Phyllis Neilson-Terry[24]

El actor-director Nigel Playfair, un amigo de su familia, lo vio en una presentación estudiantil de la obra de J. M. Barrie El admirable Crichton. Playfair quedó impresionado y le dio el papel del poeta-mariposa Felix en el estreno británico de The Insect Play, de los hermanos Čapek. Gielgud dijo más tarde que hizo una mala representación del papel: «Me sorprende que la audiencia no me lanzara cosas.»[28]

Estuvo en la compañía de Oxford en enero y febrero de 1924, desde octubre de 1924 hasta finales de enero de 1925 y en agosto de 1925.[31]

Primeros papeles en el West End

Para detalles de su trabajo entre 1924-29, ver: Teatro; Radio

Entre las dos primeras temporadas de Oxford, en mayo de 1924 el productor Barry Jackson le dio el papel de Romeo junto a Gwen Ffrangcon-Davies como Julieta en el Regent Theatre de Londres. La producción no fue un gran éxito, pero los dos intérpretes se hicieron buenos amigos y trabajaron juntos con frecuencia a lo largo de sus carreras.[33]

Noël Coward y Lilian Braithwaite su, y posteriormente de Gielgud, coprotagonista en The Vortex.

En mayo de 1925 la producción de Oxford de El jardín de los cerezos se trasladó al Lyric Theatre de Hammersmith donde volvió a representar el papel de Trofimov.[35]

El éxito de El jardín de los cerezos llevó a lo que un crítico llamó un «boom de Chekhov» en los teatros británicos, y Gielgud fue uno de sus principales actores.[38]

En 1926, el productor Basil Dean le ofreció el papel protagonista en una dramatización de la novela superventas de Margaret Kennedy, The Constant Nymph. Antes de que comenzaran los ensayos, Dean descubrió que Noël Coward, una estrella más importante que él, estaba disponible y le dio el papel. Gielgud tenía una concesión contractual obligatoria del papel, pero Dean tenía grandes influencias en el teatro británico.[42]

Por entonces ya ganaba lo suficiente como para dejar la casa familiar e instalarse en un pequeño apartamento en el West End. Tuvo su primera relación romántica seria, viviendo con John Perry, un actor sin éxito y más tarde escritor, que continuó siendo su amigo toda la vida cuando finalizó su relación. Morley señala que, al igual que Coward, la principal pasión de Gielgud era el escenario; ambos hombres tenían flirteos ocasionales, pero se encontraban más cómodos como compañeros a largo plazo de «bajo mantenimiento» que no se obstaculizaron su trabajo y ambiciones teatrales.[43]

En 1928 hizo su debut en Broadway como el gran duque Alejandro en The Patriot, de Alfred Neumann. La obra fue un fracaso, cerrando después de tan solo una semana, pero Gielgud gustó en Nueva York y obtuvo reseñas favorables de críticos como Alexander Woollcott y Brooks Atkinson.[n 5]

Old Vic

Para detalles de su trabajo entre 1929-31, ver: Teatro; Cine; Radio
El Old Vic (fotografía de 2012), donde Gielgud perfeccionó su talento como shakespeariano.

En 1929 Harcourt Williams, recientemente nombrado director de producciones del Old Vic, lo invitó a unirse a la compañía para la siguiente temporada. El Old Vic, situado en una zona pasada de moda de Londres al sur del Támesis, fue fundado por Lilian Baylis para ofrecer obras de teatro y óperas a una audiencia mayoritariamente de la clase obrera con entradas a precios económicos.[1]

Durante su primera temporada en el Old Vic interpretó el papel de Romeo junto a Adele Dixon como Julieta, Antonio en El mercader de Venecia, Cleonte en El enfermo imaginario, el papel protagonista en Ricardo II y Oberón en El sueño de una noche de verano.[29]

En abril de 1930 terminó la temporada representando a Hamlet.[57]

Hamlet fue un papel con el que se le asoció a lo largo de la década siguiente, y aún más. Al terminar la temporada en el Queen's Theatre, representó el otro papel por el que se hizo conocido, John Worthing en La importancia de llamarse Ernesto. Su biógrafo, Jonathan Croall, considera que los dos papeles ilustran dos caras de la personalidad del actor: por un lado, el Hamlet romántico y conmovedor y, por otro, el ingenioso y superficial Worthing.[59]

Volvió al Old Vic para la temporada 1930-1931, donde se encontró con varios cambios en la compañía. Donald Wolfit, que lo odiaba y que él mismo fue despreciado por sus colegas, fue cesado, al igual que Adele Dixon.[63]​ Las críticas de Richardson y la relación de ambos protagonistas mejoraron notablemente cuando Gielgud, que representaba a Próspero en La tempestad, ayudó a Richardson con su papel como Calibán:

He gave me about two hundred ideas, as he usually does, twenty-five of which I eagerly seized on, and when I went away I thought, «This chap, you know, I don't like him very much but by God he knows something about this here play.» ... And then out of that we formed a friendship.[62]

Me dio unas doscientas ideas, como suele hacer, veinticinco de las cuales aproveché con entusiasmo, y cuando me fui pensé: «Este tipo, ya sabes, no me gusta mucho, pero por Dios que sabe algo sobre esto de actuar». ... Y después de eso formamos una amistad.

Su amistad y su asociación profesional duró más de cincuenta años, hasta el final de la vida de Richardson.[66]

Estrella del West End

Para detalles de su trabajo entre 1931-37, ver: Teatro; Director; Cine; Radio

De vuelta en el West End protagonizó The Good Companions, de J. B. Priestley, con adaptación para el teatro de Edward Knoblock.[76]

Peggy Ashcroft en 1936.

En 1932 se inició en la dirección. A invitación de George Devine, presidente de la Oxford University Dramatic Society, Gielgud se hizo cargo de la producción de Romeo y Julieta de la sociedad, y contó con dos estrellas: Peggy Ashcroft como Julieta y Edith Evans como la nodriza; el resto del reparto eran estudiantes, encabezados por Christopher Hassall como Romeo, con Devine, Guillermo Devlin y Terence Rattigan.[81]

Durante el resto de 1932 actuó en una nueva obra, Musical Chairs, de Ronald Mackenzie, y dirigió una obra nueva y una clásica, Strange Orchestra, de Rodney Ackland en el West End, y El mercader de Venecia en el Old Vic, con Malcolm Keen como Shylock y Ashcroft como Porcia.[29]

Entre las representaciones de Ricardo II, en 1934 volvió a incorporarse a Hamlet en Londres y en giras, dirigiendo y representando el papel protagonista. La producción fue un éxito de taquilla, y los críticos fueron pródigos en elogios.[87]

Al año siguiente Gielgud representó la que quizás sea su producción más famosa de Shakespeare, un Romeo y Julieta que coprotagonizó con Ashcroft y Olivier. Gielgud había visto el potencial de Olivier y le había dado un ascenso importante en su carrera.[90]

Gielgud en una fotografía publicitaria de Secret Agent (1936).

En mayo de 1936 interpretó a Trigorin en The Seagull, con Evans como Arkadina y Ashcroft como Nina. El director fue Komisarjevsky, lo que hizo los ensayos difíciles con Ashcroft, con quien había estado viviendo y que acababa de dejarlo. No obstante, escribe Morley, la recepción de la crítica fue eufórica.[93]

De septiembre de 1936 a febrero de 1937 representó Hamlet en América del Norte, empezando en Toronto antes de trasladarse a Nueva York y Boston. Estaba nervioso por actuar como protagonista en Broadway por primera vez, sobre todo cuando se supo que el popular actor Leslie Howard también iba a actuar allí en una producción rival de la obra. Cuando Gielgud estrenó en el Empire Theatre en octubre, las críticas fueron variadas, pero, como escribió el actor a su madre, la respuesta del público fue extraordinaria: «Se quedan al final y gritan cada noche y la puerta del escenario está acosada por los fans».[95]

La compañía del Queen's Theatre

Para detalles de su trabajo entre 1937-38, ver: Teatro; Director; Radio
Interior del Queen's Theatre.

Tras su regreso de América en febrero de 1937, protagonizó He Was Born Gay, de Emlyn Williams.[100]

Invirtió 5000  £, la mayor parte de sus ganancias obtenidas con Hamlet en América; Perry, que tenía dinero de su familia, puso la misma suma.[103]

La empresa no perdió dinero, pero tampoco hizo mucho,[106]

Guerra y posguerra

Para detalles de su trabajo entre 1939-49, ver: Teatro; Director; Cine; Radio

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial se ofreció como voluntario para el servicio activo, pero los servicios bélicos consideraron que los hombres de su edad (35 años) no serían reclutados durante al menos seis meses. El gobierno rápidamente llegó a la conclusión de que la mayoría de los actores harían un mejor servicio entreteniendo a las tropas y al público en general que sirviendo en las fuerzas armadas.[n 14]

Gielgud dirigió a Michael Redgrave en una producción londinense de 1940 de The Beggar's Opera para el Festival de Ópera de Glyndebourne. Resultó ser una producción caótica: la dirección de Gielgud confundió a su estrella, y cuando Redgrave perdió su voz tuvo que intervenir y cantar el papel lo mejor que pudo. Gielgud consideró que era necesario algo serio o incluso solemne durante el Blitz en Londres, donde la mayoría del entretenimiento que se ofrecía era desenfadado. Junto con Harley Granville-Barker y Guthrie reabrió el Old Vic con Shakespeare. Su rey Lear volvió a dividir a los críticos, pero su Próspero fue un éxito considerable; desempeñó el papel de forma muy diferente de su interpretación en la misma obra en 1930: en lugar de un «mago maníaco»[111]

Siguiendo el ejemplo de varios de sus compañeros del mundo del escenario, se unió a giras por campamentos militares. Presentó recitales de prosa y poesía, y actuó en un programa triple de obras cortas, incluidas dos del Tonight at 8:30 de Coward, pero al principio consideró que actores menos refinados como Beatrice Lillie eran mejores que él a la hora entretener a las tropas.[n 15]

Entre 1941 y 1942 trabajó continuamente: en el Dear Brutus de Barrie, en otro La importancia de llamarse Ernesto en el West End y de gira con Macbeth.[116]

Junto a Dolly Haas en Crimen y castigo, Broadway, 1947.

La temporada 1944-1945 para Beamunot en el Teatro Haymarket incluyó un Hamlet que muchos consideraron el mejor de su carrera. Agate escribió: «El señor Gielgud es ahora completamente y con autoridad el maestro de este tremendo papel ... Sostengo que este es, y probablemente siga siéndolo, el mejor Hamlet de nuestro tiempo».[118]

A finales de 1945 y principios de 1946 hizo una gira para la Entertainments National Service Association por el Medio y el Lejano Oriente con Hamlet y el Un espíritu burlón de Coward. Durante esta gira desempeñó a Hamlet en los escenarios teatrales por última vez.[122]

Años 1950: éxito en el cine y crisis personal

Para detalles de su trabajo entre 1950-59, ver: Teatro; Director; Cine; Televisión; Radio
Edmond O'Brien (como Casca, a la izquierda) y Gielgud (como Casio) en Julio César (1953).

En el Royal Shakespeare Theatre de Stratford-upon-Avon hizo méritos para reclamar su posición como líder en la interpretación de obras de Shakespeare. Su frío e insensible Angelo en la producción de Peter Brook de Medida por medida (1950) mostró al público una forma nueva y natural de representar el papel.[124]

En 1953 hizo su primera aparición en una película de Hollywood, Julio César, de Joseph L. Mankiewicz, interpretando a Casio. Marlon Brando ( Marco Antonio) estaba impresionado con él,[128]

De vuelta en Londres en 1953, se hizo cargo de la dirección del Lyric Theatre de Hammersmith, para una temporada clásica con representaciones de Ricardo II, The Way of the World de Congreve, y Venice Preserv'd de Thomas Otway, dirigiendo la primera, actuando en la última y ambas cosas en la segunda. Sintiéndose demasiado viejo para Ricardo, le dio el papel al joven Paul Scofield; tanto el actor como la producción fueron un éxito de crítica y comercial.[130]

En la noche del 20 de octubre de 1953, Gielgud, por lo general muy discreto en sus relaciones de sexo ocasional, fue arrestado en Chelsea por cruising en un baño público. Hasta los años 1960, la actividad sexual de cualquier tipo entre hombres era ilegal en Gran Bretaña.[131]​ Gielgud fue multado; cuando la prensa informara sobre el incidente, creyó que esta deshonra acabaría con su carrera. Cuando se publicó la noticia estaba en Liverpool con la gira previa al estreno en Londres de una nueva obra, A Day by the Sea. Según el biógrafo Richard Huggett, Gielgud estaba tan paralizado por los nervios que la perspectiva de subir al escenario como de costumbre parecía imposible, pero sus compañeros de reparto, encabezados por Sybil Thorndike, le animaron:

She grabbed him and whispered fiercely, «Come on, John darling, they won't boo me», and led him firmly on to the stage. To everybody's astonishment and indescribable relief, the audience gave him a standing ovation. They cheered, they applauded, they shouted. The message was quite clear. The English public had always been loyal to its favourites, and this was their chance to show that they didn't care tuppence what he had done in his private life ... they loved him and respected him dearly. It was a moment never to be forgotten by those who witnessed it.[132]

Ella lo agarró y le susurró ferozmente: «Vamos, John querido, no te abuchearán», y lo condujo con firmeza hacia el escenario. Para asombro e indesriptible alivio de todos, la audiencia le dio una ovación puesta en pie. Aplaudieron, aplaudieron, gritaron. El mensaje era muy claro. El público inglés siempre había sido leal a sus favoritos, y esta era su oportunidad de demostrar que no les importaba lo que había hecho en su vida privada ... lo querían y lo respetaban sinceramente. Fue un momento que nunca olvidaron los que lo presenciaron.

Su carrera estaba asegurada, pero el asunto afectó momentáneamente a su salud; sufrió un colapso nervioso algunos meses después. Nunca habló públicamente sobre el incidente, y fue rápidamente marginado por la prensa y educadamente ignorado por los escritores durante su vida. En privado hizo donaciones a grupos en favor de los derechos de los homosexuales, pero no los respaldó en público. En sus últimos años le dijo al actor Simon Callow: «Admiro a gente como tú e Ian McKellen por declararse homosexual, pero yo no puedo hacerlo».[133]

Entre diciembre de 1953 y junio de 1955 se concentró en dirigir y no subió a los escenarios. Sus producciones fueron desde una reposición de La tía de Carlos con John Mills hasta El jardín de los cerezos con Ffrangcon-Davies y Noche de reyes con Olivier.[29]

Durante la segunda mitad de los años cincuenta, su carrera se encontraba estancada, alejada de las producciones de nuevas obras.[140]

Imagen promocional de Gielgud para la producción de Mucho ruido y pocas nueces en Broadway en 1959.

En 1957 dirigió Los troyanos de Berlioz en el Covent Garden y desempeñó el papel de Próspero en el Drury Lane,[144]

Siguió intentando, sin mucho éxito, encontrar nuevas obras que le convinieran como actor, aunque su dirección de la primera obra de Peter Shaffer, Five Finger Exercise (1958), fue aclamada.[147]

Años 1960

Para detalles de su trabajo entre 1960-69, ver: Teatro; Director; Cine; Televisión; Radio
Gielgud (izquierda) como Joseph Surface, y Ralph Richardson como Sir Peter Teazle, en The School for Scandal (1962).

A principios de los años 1960 tuvo más éxitos como director que como actor. Dirigió la primera representación londinense de la ópera de Britten El sueño de una noche de verano (1961) en el Covent Garden que, tanto la música como el reparto, recibieron críticas entusiastas,[151]

En 1962 conoció a Martin Hensler (1932-1999), un diseñador de interiores exiliado de Hungría. Era temperamental, y los amigos de Gielgud a menudo lo consideraban complicado, pero se convirtieron en una pareja estable y vivieron juntos hasta la muerte de Hensler. Influenciado por él, Gielgud trasladó su residencia habitual del centro de Londres a Wotton Underwood, en Buckinghamshire.[153]

Recibió una nominación al Óscar por su actuación como rey Luis VII de Francia en Becket (1964), con Richard Burton en el papel protagonista; Morley comenta: «Un papel menor pero llamativo, que tuvo una importancia considerable y duradera; su inigualable dignidad teatral puede mejorar mucho una película».[n 18]

Gran parte de su trabajo en los escenarios teatrales a finales de los años 1960 fue como director: Ivanov, de Chéjov en el Phoenix Theatre en Londres y en el Shubert Theatre en Nueva York; Half Way Up the Tree, de Peter Ustinov, en el Queen's Theatre, y Don Giovanni de Mozart en el Coliseum.[162]

Después de haber aceptado finalmente el cine, Gielgud apareció en seis películas entre 1967 y 1969. Su papel más importante fue el de lord Raglan en The Charge of the Light Brigade, de Tony Richardson.[164]

Años 1970: Segunda juventud

Para detalles de su trabajo entre 1970-79, ver: Teatro; Director; Cine; Televisión; Radio

En 1970 desempeñó otro papel moderno con el que tuvo gran éxito; actuó junto a Ralph Richardson en el Royal Court Theatre de Chelsea en Home, de David Storey. La obra se desarrolla en los jardines de un asilo para pacientes mentales, aunque esto no está claro al principio. El crítico de la revista Punch, Jeremy Kingston, escribió:

At the end of the play, as the climax to two perfect, delicate performances, Sir Ralph and Sir John are standing, staring out above the heads of the audience, cheeks wet with tears in memory of some unnamed misery, weeping soundlessly as the lights fade on them. It makes a tragic, unforgettable close.[165]

Al final de la obra, como clímax de dos actuaciones perfectas y delicadas, Sir Ralph y Sir John están de pie, mirando por encima de las cabezas de la audiencia, las mejillas húmedas con las lágrimas en recuerdo de alguna miseria anónima, llorando silenciosamente mientras las luces sobre ellos se van desvaneciendo. Un final trágico e inolvidable.

La obra se trasladó al West End y luego a Broadway. En The New York Times Clive Barnes escribió: «Los dos hombres, examinando sombríamente el vacío de sus vidas, son John Gielgud y Ralph Richardson ofreciendo dos de las mejores actuaciones de dos carreras que han estado entre las más gloriosas del teatro de habla inglesa».[167]

Gielgud en 1973, por Allan Warren.

En la primera mitad de la década actuó en siete películas y seis dramas televisivos. Morley describe su selección de papeles como aleatoria, pero elogia sus actuaciones en 1974 como viejo cardenal en Galileo, de Joseph Losey y como el sirviente Beddoes en Murder on the Orient Express, de Sidney Lumet.[170]

Continuó su prolongada asociación con Richardson en la obra de Harold Pinter No Man's Land (1975), dirigida por Hall en el National. Richardson interpretó a Hirst, un autor próspero pero aislado y vulnerable y Gielgud fue Spooner, un gorrón oportunista venido a menos. Hall encontró la obra «extremadamente graciosa y extremadamente deprimente».[173]

En la última parte de la década trabajó más para el cine y la televisión que en los escenarios teatrales. Entre su producción cinematográfica se encuentra lo que Morley califica como «su aparición profesional más desconcertante»:[29]

Últimos años

Para detalles de su trabajo entre 1980-2000, ver: Teatro; Cine; Televisión; Radio

En la década de 1980 apareció en más de veinte películas. Morley destaca como notables sus papeles en El hombre elefante (1980), como director del Royal London Hospital, Chariots of Fire (1981), como profesor del Trinity College, Gandhi (1982), como Lord Irwin (las dos últimas obtuvieron el Óscar a la mejor película), The Shooting Party (1984) y Plenty (1985), dirigidas por David Lynch, Hugh Hudson, Richard Attenborough, Alan Bridges y Fred Schepisi, respectivamente. Wagner (1983), de Tony Palmer, fue la única película en la que Gielgud, Richardson y Olivier representaron escenas juntos.[176]

Su actuación cinematográfica de mayor éxito de la década fue la comedia de Steve Gordon, Arthur (1981), protagonizada por Dudley Moore como un payboy autocomplaciente y en la que Gielgud interpretó a Hobson, su mayordomo. Dejó el papel dos veces antes de aceptarlo, nervioso tras la debacle de Calígula, a causa del lenguaje subido de tono utilizado por el mordaz Hobson.[178]

Durante los años 1980 desempeñó diecinueve papeles para la televisión, como el de Edward Ryder en una adaptación en once episodios de la novela de Evelyn Waugh Retorno a Brideshead en 1982; The Times dijo que dotó al papel de «una desoladora y calculada maldad que sostiene por sí solo casi los dos primeros episodios».[179]

Su última actuación en el West End fue en The Best of Friends (1988), de Hugh Whitemore, en la que interpretó a Sir Sydney Cockerell, director del Museo Fitzwilliam, en una representación de la amistad entre Cockerell, Bernard Shaw y Laurentia McLachlan, una monja benedictina.[182]

En 1990 apareció en la película dirigida por James Scott Strike It Rich, adaptación de una novela de Graham Greene protagonizada por Molly Ringwald y Robert Lindsay.[187]

Su compañero, Martin Hensler, murió en 1999, tras lo cual Gielgud entró en un declive físico y psicológico;[190]

Other Languages
Afrikaans: John Gielgud
aragonés: John Gielgud
العربية: جون غيلغد
беларуская: Джон Гілгуд
български: Джон Гилгуд
català: John Gielgud
čeština: John Gielgud
Cymraeg: John Gielgud
Deutsch: John Gielgud
English: John Gielgud
euskara: John Gielgud
فارسی: جان گیلگد
français: John Gielgud
galego: John Gielgud
magyar: John Gielgud
Հայերեն: Ջոն Գիլգուդ
Bahasa Indonesia: John Gielgud
italiano: John Gielgud
ქართული: ჯონ გილგუდი
한국어: 존 길구드
Lëtzebuergesch: John Gielgud
lietuvių: John Gielgud
latviešu: Džons Gilguds
Malagasy: John Gielgud
Nederlands: John Gielgud
polski: John Gielgud
português: John Gielgud
română: John Gielgud
русский: Гилгуд, Джон
srpskohrvatski / српскохрватски: John Gielgud
Simple English: John Gielgud
српски / srpski: Џон Гилгуд
svenska: John Gielgud
Tagalog: John Gielgud
Türkçe: John Gielgud
українська: Джон Гілгуд
Yorùbá: John Gielgud