Johann Heinrich Pestalozzi

Johann Heinrich Pestalozzi
Johann Heinrich Pestalozzi.jpg
Su retrato pintado por G.F.A. Schöner.
Información personal
Nacimiento 12 de enero 1746
Zúrich, Suiza
Fallecimiento 17 de febrero 1827, 81 años
Brugg, Suiza
Lugar de sepultura Birr Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Flag of Switzerland (Pantone).svg  suiza
Familia
Cónyuge
  • Anna Pestalozzi Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación pedagogo
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Johann Heinrich Pestalozzi ( Zúrich, 12 de enero de 1746 - Brugg, 17 de febrero de 1827), conocido en los países de lengua española como Enrique Pestalozzi, fue un influyente pedagogo, educador y reformador suizo, que ejemplificó el romanticismo a su enfoque.[1]

Al igual que sus predecesores, Comenius y Rousseau, Pestalozzi creía que la solución a las contradicciones y la pobreza en la sociedad se debían buscar en una buena educación.[2] Fundó varias instituciones educativas, tanto en Alemania como en regiones de Suiza de habla francesa, y escribió muchas obras que explican sus principios modernos revolucionarios de la educación. Su lema fue "El aprendizaje por la cabeza, la mano y el corazón". Gracias a Pestalozzi, hacia 1830, el analfabetismo suizo del siglo XVIII fue superado casi por completo.

Vida

Primeros años (1746-1765)

Escudo de armas de la familia de Pestalozzi, de Zúrich

Pestalozzi nació el 12 de enero de 1746, en Zúrich, Suiza. Su padre fue un cirujano y que murió a los 33 años, cuando Pestalozzi, el segundo de tres hijos, tenía 6 años de edad; pertenecía a una familia que había huido de los alrededores de Locarno por su fe protestante.[5]

En 1751, Pestalozzi asistió al Gymnasium (Collegium Humanitatis) y recibió instrucción de los educadores Johann Jakob Bodmer y Johann Jakob Breitinger que le enseñaron historia y política y el Griego y Hebreo, respectivamente.

En los días festivos Pestalozzi iba a visitar a su abuelo materno, un clérigo en Höngg.[7]

Pestalozzi fue educado para convertirse en un clérigo. Como tal, este esperaba tener una gran oportunidad para llevar a cabo sus ideas educativas; Sin embargo, el fracaso de su primer sermón y la influencia del filósofo Jean-Jacques Rousseau le llevó a seguir una carrera en la ley y la justicia política.[ cita requerida]

El sistema ideal de libertad, también, al cual Rousseau imparte animación fresca, aumentó en mí el deseo visionario para una esfera más amplia de la actividad, en la que podría promover el bienestar y la felicidad de las personas. Las ideas juveniles en cuanto a lo que era necesario y posible hacer en este sentido en mi ciudad natal, me indujeron a abandonar la profesión clerical, a la cual había anteriormente aprendido, y para la cual yo había sido destinado, y causaron la idea a surgir dentro de mí, que podría ser posible, mediante el estudio de la ley, encontrar una carrera que posiblemente procure para mí, más temprano o más tarde, la oportunidad y los medios para ejercer una influencia activa sobre el estado civil, de mi pueblo natal , e incluso de mi tierra natal.

Johann Heinrich Pestalozzi[8]

En 1762 entró en contacto con logias masónicas.

Edad adulta. Aspiraciones políticas (1765-1767)

Durante el siglo XVIII, el gobierno Suizo condenó el Contrato Social y el Emilio de Rousseau diciendo que eran peligrosos para el Estado y la religión cristiana y fue emitida una orden de prisión contra Rousseau. En 1765, el exprofexor de Pestalozzi Johann Jakob Bodmer, que seguía las enseñanzas de Rousseau, fundó la Sociedad Helvética con otros 20 otros filósofos. Su objetivo era la promoción de la libertad, la reforma de la aristocrática Constitución de Suiza sobre bases democráticas, la regeneración moral y cívica y la educación popular. Asimismo, la sociedad imprimió un periódico. Pestalozzi, con 19 años de edad, fue un miembro activo, contribuyendo con muchos artículos al periódico de la Sociedad, Der Erinnerer, "El Monitor".

Pestalozzi sacó a la luz varios casos de prevaricación legal y corrupción oficial, y se creía que fue cómplice de la fuga de un colaborador compañero de periódico. A pesar de que más tarde fue probada su inocencia, estuvo bajo arresto por tres días. El periódico fue clausurado por su posición radicalmente democrática. Estos eventos provocaron que Pestalozzi tuviera muchos y poderosos enemigos políticos, y destruyeron su esperanza de desarrollar una carrera jurídica.

Neuhof. (1769–1779)

Tras el fracaso de sus aspiraciones políticas y por sugerencia de varios amigos, Pestalozzi decidió convertirse en agricultor. Durante este tiempo, un miembro de la Sociedad Helvética, Johann Rudolf Tschiffeli, había atraído la atención respecto a su exitoso modelo de negocio al convertir una gran parcela de tierra sin valor en varias granjas prósperas. En 1767 Pestalozzi visitó a Tschiffeli con la finalidad de aprender su método. Tras pasar un año con Tschiffeli, Pestalozzi compró 15 acres de terrenos baldíos en un barrio de Zürich y con el apoyo financiero de un banquero zuriqués compró aún más tierras; en 1769 se casó con Anna Schulthess.

Pestalozzi comenzó a construir una casa en su fuertemente hipotecada propiedad que llamó "Neuhof". Pero como la tierra que había comprado no era cultivable estas noticias condujeron al banquero a retirarle su apoyo. Pestalozzi añadió entonces el negocio de hilado de lana a su granja para mejorar su situación financiera. Pero los desafíos aumentaban tanto como su deuda: tres meses después de quedarse sin apoyo financiero, Schulthess dio a luz al único hijo de la pareja, Jean-Jacques Pestalozzi. Fue apodado Schaggeli y sufría tan continuos ataques epilépticos que Pestalozzi y Schulthess debían preocuparse constantemente por su salud.[9]

Transición desde la granja a la escuela industrial de Neuhof

Tras el fracaso de su proyecto agrario y empobrecido él mismo, Pestalozzi quiso ayudar a los pobres. Había observado que los huérfanos que aprendían como agricultores estaban sobrecargados de trabajo y mal alimentados. Deseaba enseñarles a vivir una vida satisfactoria y pensó en convertir Neuhof en una escuela industrial. Contra los deseos de su esposa, Pestalozzi se ganó el apoyo del filósofo Isaak Iselin de Basilea, quien lo publicó en Die Ephemerides ("Las Efemérides"), una revista dedicada a cuestiones sociales y económicas. Esta publicación llevó a suscripciones y a préstamos libres de intereses.

La nueva fundación tuvo un corto período de aparente prosperidad, pero tras un año Pestalozzi volvió a rondar la ruina. En 1777, un recurso al apoyo público atrajo ayuda muy necesaria y Pestalozzi contribuyó publicando una serie de cartas sobre la educación de los pobres. Sin embargo, esto solo pospuso el fracaso de la institución. En 1779 Pestalozzi tuvo que cerrar Neuhof. Con la ayuda de sus amigos, al menos fue capaz de salvar la casa de Neuhof para que él y su familia vivieran en ella, pese a lo cual estaban arruinados. Las conexiones de su familia lo abandonaron, así como la mayoría de las personas que habían mostrado interés por sus ideas.[9]

Período de actividad literaria (1780–1797)

Las horas nocturnas de un ermitaño (1780)

Iselin no abandonó a Pestalozzi y le animó a seguir escribiendo. En 1780 Pestalozzi publicó anónimamente en Die Ephemerides una serie de aforismos titulados Las horas nocturnas de un ermitaño. Constituyen una de sus obras más tempranas y en ellos esquematizó ideas que posteriormente serían conocidas como pestalozzianas. Los aforismos atrajeron poca atención en el momento de su publicación.

Leonardo y Gertrudis (1781, 1783, 1785 y 1787)

Pestalozzi conocía la vida campesina del país mucho más profundamente que sus contemporáneos a causa de las visitas de su infancia con su abuelo a los labradores pobres. De estas experiencias sacó el material para los cuatro volúmenes de una historia titulada Leonardo y Gertrudis. En ellos narra la vida de cuatro personajes: Gertrudis, el maestro de escuela Glüphi, un clérigo de la parroquia sin nombre y Arner. Gertrudis es una madre y esposa de la aldea de Bonnal y enseña a sus hijos cómo vivir vidas moralmente honradas a través de la fe y del amor a Dios. Glüphi, un maestro de escuela, ve el éxito que Gertrudis tiene con sus hijos y trata de modelar su escuela alrededor de sus enseñanzas. Un clérigo de la parroquia adopta también estas enseñanzas y en estas tareas los tres son ayudados por Arner, un político que solicita ayuda al Estado. A través de los cuatro, que personifican a las instituciones, se logra la armonía y que se ofrezca una educación integral a todas las personas.[10]

El primer volumen inspirará su posterior Cómo Gertrudis educa a sus hijos (1801) y fue muy exitoso, aunque los otros no tuvieron igual repercusión.

Quinto y sexto volumen

Pestalozzi había planeado un quinto y sexto volumen, pero en su viaje de 1804 a París se perdió el manuscrito del quinto y se ignora si llegó a escribir un sexto.[11]

Christopher y Elizabeth y el periódico Schweizerblatt (1782)

En 1782, Pestalozzi escribió Christopher y Elizabeth como una serie de conversaciones nocturnas contra la corrupción social y política. Asimismo, se introdujo en la redacción de un semanario recién fundado titulado Schweizerblatt, pero cerró en ese mismo año cuando Pestalozzi empezaba a ser su jefe de redacción.

Mi investigación sobre el curso de la naturaleza en el desarrollo del género humano – (1797)

En 1794 Pestalozzi visitó a su hermana en Leipzig. Durante su estancia en Alemania se reunió con Johann Wolfgang von Goethe, Christoph Martin Wieland y Johann Gottfried Herder.[13]

Este trabajo marcó el final de un período literario de dieciocho años, tiempo durante el cual Pestalozzi y su familia vivieron sumidos en la pobreza. Su esposa se encontraba ocasionalmente enferma, y en 1797 su hijo volvió a casa de su aprendizaje en Basilea sin haber mejorado en su salud.

Stans (1799)

Grob, Konrad (1879), «detalle», Pestalozzi con los huérfanos en Stans (oil on canvas painting) .

Impulsados por la Revolución Francesa, algunos cambios políticos estaban teniendo lugar y, cuando la servidumbre fue abolida en Suiza en 1798, Pestalozzi decidió convertirse en educador.[15] Este escribió un plan para una escuela y lo presentó a Philipp Albert Stapfer, el nuevo Ministro de las Artes y las Ciencias, quien lo aprobó, aunque no fue capaz de poner en funcionamiento su nueva escuela de forma inmediata, ya que no se le pudo encontrar un lugar apropiado con la suficiente rapidez. Mientras tanto, se le pidió a Pestalozzi que se hiciera cargo de un periódico del gobierno, el Helvetisches Volksblatt, con la esperanza de ganarse la aprobación de los suizos, ya que en este período los cambios políticos de cualquier signo eran vistos como tiránicos.

Cuando en 1798 el ejército francés invadió la ciudad de Stans, muchos niños se quedaron sin hogar o familia. El gobierno suizo creó un orfanato y contrató a Pestalozzi el 5 de diciembre de 1798 para hacerse cargo de esta institución recién creada. El 7 de diciembre Pestalozzi fue a Stans y escribió:

Fui con mucho gusto, porque yo esperaba ofrecerle a estos pequeños inocentes alguna compensación por la pérdida que habían sufrido, y de encontrar en su miseria el fundamento de su gratitud. En mi afán de poner mis manos a la tarea que había sido el gran sueño de mi vida, debería haber estado listo para comenzar incluso en los más altos Alpes y sin fuego ni agua, por así decirlo.

Johann Heinrich Pestalozzi[16]

Burgdorf (1800-1804). Cómo Gertrudis enseña a sus hijos (1801)

En la ciudad de Burgdorf Pestalozzi iba a recibir un pequeño salario trimestral, una casa y un puesto de profesor en la escuela de niños de la ciudad. El zapatero que dirigía la escuela antes de Pestalozzi no estaba de acuerdo con sus ideas. Nervioso al principio, continuó sus investigaciones y experimentos educativos en Stans. Por entonces Johann Friedrich Herbart, un amigo suyo también pedagogo, le sugirió que leyera Vous Voulez mecaniser l'educación?, que produjo, según sus palabras, "un torrente de luz sobre todo mi esfuerzo". Se confirmaron sus ideas de la educación que se había desarrollado en Neuhof, Stans y ahora Burgdorf: toda la comprensión se puede lograr a través de una secuencia ordenada psicológicamente. En enero de 1800, un joven maestro, Hermann Krüsi, se ofreció a ayudar Pestalozzi. Krüsi ya tenía cierta experiencia y siguió el ejemplo de Pestalozzi. Tras ocho meses de enseñanza, las autoridades evaluaron su trabajo y lo elogiaron por sus avances: en ocho meses, no sólo había enseñado a los niños de cinco y seis años de edad a leer a la perfección, sino también a escribir, dibujar y comprender la aritmética. La junta escolar promovió a Pestalozzi a ser maestro en una escuela de niños varones de mayor edad, donde continuó sus experimentos educativos.

Impulsado por su éxito, Pestalozzi decidió abrir otra escuela en Burgdorf, el "Instituto para la Educación de los Hijos de las clases medias", en octubre de 1800, en el castillo de Burgdorf que le cedieron las autoridades para la misma. Aquí dos educadores se unieron a Pestalozzi: Johann Georg Tobler y Johann Christoff Buss. Durante este tiempo Pestalozzi sistematizó y codificó muchos de sus métodos e ideas acerca de la educación.

Por segunda vez Pestalozzi alcanzó el éxito literario atrayendo a un amplio círculo de lectores tras publicar Cómo Gertrudis enseña a sus hijos (1801) . El libro tuvo un profundo impacto en la opinión y la práctica de la educación. Está escrito en forma de catorce cartas de Pestalozzi a su amigo Heinrich Gessner, un encuadernador en Berna. Las tres primeras describen cómo él, Krüsi, Tobler y Buss llegan y se instalan en Burgdorf. Entre la cuarta y la undécima expone sus reflexiones y experiencia en la enseñanza y la teoría y práctica de la pedagogía y la educación. La carta XII trata de la educación física, mientras que las dos últimas hablan sobre la educación moral y religiosa. El propósito de Pestalozzi en estas cartas era demostrar que, sin la reducción de los conocimientos a sus elementos simples y sin la construcción de una serie graduada de ejercicios ordenados psicológicamente, nadie podía enseñar a sus hijos eficazmente.

Este súbito éxito literario impulsó a la gente de todas partes de Suiza y Alemania a visitar la escuela en Burgdorf. La escuela creció, pero Pestalozzi todavía sentía que no estaba haciendo lo suficiente. Constituía un éxito financiero, pero la escuela no podía hacer lo que más deseaba Pestalozzi: educar a los pobres. Comunicó al gobierno suizo que le gustaría tener oportunidades de educar a los pobres y en respuesta le enviaron dos comisionados para investigar su trabajo. Tras un dictamen favorable, el gobierno decidió transformar la escuela de Pestalozzi en una institución nacional. El personal recibió salario fijo y se destinó dinero para publicar libros de texto escritos por Pestalozzi y su personal. Con esta suma, Pestalozzi publicó en 1803 tres libros elementales: El abc de la percepción sensorial , Lecciones sobre la observación de las relaciones numéricas y Libro de la nadre.

Otros dos miembros se unieron al personal de Pestalozzi durante este tiempo: Johann Joseph Schmid (1785-1851) y Johannes Niederer (1779-1843). Schmid empezó en el instituto como alumno pobre, pero se añadió al personal a causa de su capacidad de enseñanza. Niederer era un antiguo clérigo.

La familia de Pestalozzi vino al instituto para vivir y trabajar con él allí. En 1801 el hijo de Pestalozzi, Jean-Jacques, murió a la edad de 31 años, pero su nuera y nieto, Gottlieb, se trasladaron de Neuhof a Burgdorf para vivir en el instituto.

Los cambios políticos establecidos por Napoleón durante este tiempo pusieron el Instituto de Pestalozzi en peligro. Una delegación nacional fue enviada a París para entrevistarse con Napoleón en nombre de Suiza y Pestalozzi fue elegido como miembro de la misma. Antes de ir, publicó sus ideas y esfuerzos políticos. Es un documento único en la obra de Pestalozzi: muestra la conexión entre sus intereses políticos, sociales y educativos. Pestalozzi no disfrutó de su tiempo en París: Napoleón no tenía ningún interés en su trabajo.

Al regresar se encontró con un nuevo gobierno suizo que ponía en duda su derecho a utilizar el castillo de Burgdorf y le notificaron que sus servicios ya no eran necesarios: necesitaban los edificios para sus propios funcionarios. Para evitar ser criticadas públicamente, las autoridades ofrecieron a Pestalozzi el uso de un viejo monasterio en Münchenbuchsee. Y aunque Pestalozzi recibió ofertas para instalar su Instituto en otras ciudades, en última instancia decidió aceptar la oferta del Gobierno. En junio de 1804 concluyó la obra de Pestalozzi en Burgdorf.

Münchenbuchsee (1804-1805)

La estancia de Pestalozzi en Münchenbuchsee (cantón de Berna) fue corta. Muy cerca, en Hofwil, había otro establecimiento educativo dirigido por Philipp Emanuel von Fellenberg. Los colegas de Pestalozzi le convencieron para colaborar con Fellenberg en planificar el nuevo instituto de Münchenbuchsee. Pestalozzi y Fellenberg no se llevaban bien y, tras meses de trabajo, se decidió a trasladar el Instituto a Yverdon.

Yverdon (1804-1824)

En Yverdon (cantón de Vaud) funda dos institutos para jóvenes, uno masculino y otro femenino, además de un instituto para sordomudos y otro para niños pobres. Pestalozzi fue elegido presidente de la Sociedad Helvética y escribió para ella sus dos últimos opúsculos: Discurso pronunciado en Langenthal el 26 de abril de 1826 y Ensayo de una tabla de lo que constituye la idea de la educación elemental. Sus principios educativos son:

  • Presentar el aspecto concreto antes de introducir los conceptos abstractos.
  • Comenzar por el entorno próximo antes de ocuparse de lo que está distante.
  • Hacer preceder de ejercicios simples los ejercicios complicados.
  • Proceder gradual y lentamente.
Other Languages
Bahasa Indonesia: Johann Heinrich Pestalozzi
Simple English: Johann Pestalozzi