Joanes Leizarraga

Joanes Leizarraga Lermanda (también conocido a la francesa como Jean de Liçarrague) nació en 1506 en Briscous ( Labort) y murió en 1601 en La Bastide-Clairence. Los datos sobre su juventud son escasos, si bien se sabe que fue ordenado sacerdote. En 1559[1] se hizo partidario de la reforma protestante, lo cual le acarreó persecución y encarcelamiento. Como otros protestantes, fue protegido por Juana III de Albret, reina de Navarra. Fue pastor de la iglesia reformada durante tres décadas, en La Bastide-Clairence, Baja Navarra.

Traducción del Nuevo Testamento

Por iniciativa del sínodo de Pau celebrado en 1564, tradujo la primera versión del Nuevo Testamento al euskera. La edición tenía tres libros:

  • Iesus Christ Gure Iaunaren Testamentu Berria (El Nuevo Testamento).[3]
  • Kalendrera, calendario de festividades religiosas.
  • ABC edo Kristinoen instrukzionea, lecciones rudimentarias para aprender a leer y la doctrina.

Iesus Christ Gure Iaunaren Testamentu Berria fue impreso por Pierre Hautin en La Rochelle el año 1571, tras ser revisado por cuatro pastores vascos, los suletinos Sanz Tartas, Piarres Landetcheverry y Tardetz y Joannes Etcheverry,[1] de San Juan de Luz. Ostenta en la portada las armas de Juana III de Navarra, pero no declara quien es el traductor de la obra. Las otras dos obras también fueron publicadas en 1571 en La Rochelle, fortaleza de los hugonotes, y junto a la Biblia incluyó algunos escritos sobre la vida diaria del cristiano. Los críticos destacan de él el mérito del traductor, ya que se supone que la lengua en la que escribió tenía una escasa tradición escrita, al menos en prosa. Se exigió a sí mismo ser lo más fiel posible al texto original. El tener que traducir oraciones subordinadas le llevó a imitar la sintaxis de las lenguas románicas. Los investigadores aprecian las normas ortográficas aplicadas casi sin excepción en toda la obra y son muchos los ejemplos que demuestran el método de traducción sistemático y meticuloso que debió utilizar. Eso hace pensar que Leizarraga, ayudado por un equipo de colaboradores, creó prácticamente de la nada una versión estandarizada del idioma, para poder así traducir los textos religiosos tal y como exigían las ideas reformistas.

Se nota que escribió para vascohablantes del País Vasco francés,[5] Algunos autores han llegado a pensar que él mismo hablaba esa mezcla de distintos dialectos, es por ello por lo que se han presentado las siguientes teorías:

  • Piarres Lafitte se atiene a lo que el autor mismo dice en el prólogo, es decir, que utilizó su euskera natal, es decir el labortano de Labort.[6]
  • Según Louis Lucien Bonaparte, los tres dialectos del País Vasco francés estuvieron en una época unidos, y Leizarraga habría escrito cuando aún esto era así. Esta teoría cuenta con un serio obstáculo, pues apenas un siglo después se escribiría en labortano, bajo navarro y suletino.[7]
  • Mathieu René Lafon afirma que en aquella época muchos bajonavarros y suletinos viajaban al pueblo de Leizarraga, Briscous. Además, los padres y abuelos del escritor eran de la Baja Navarra y los ayudantes que le asignó la reina de Navarra eran suletinos. Así se explicaría que las tres formas estén presentes en sus textos.

Hay que tener en cuenta que la costa de Labort en aquella época era de gran importancia económica a nivel europeo, y aunque no pertenecía al Reino de Navarra, Leizarraga utilizó como base la flexión verbal de esta región.[7]

Debido al uso culto del lenguaje que exigía una traducción de esta índole y a la fidelidad meticulosa que se debía exigir al texto original, tuvo que tomar muchos préstamos del latín en detrimento de palabras de origen vascuence. Por ejemplo, tradujo pescador de hombres por giza pescadore, en vez del castizo giza arrantzale. Por un lado es innovador en el uso de léxico culto, pero por otro muy arcaizante en la morfología y la fonética. Al igual que en el caso de Juan Pérez de Lazarraga se pueden encontrar rastros lingüísticos anteriores al siglo XVI.

Other Languages