Joan Sala i Ferrer

Masía La Sala, casa natal de Serrallonga, en Viladrau.

Joan Sala i Ferrer, conocido también como Serrallonga ( Viladrau, Gerona, España, 23 de abril de 1594 - Barcelona, España, 8 de enero de 1634), fue un bandolero español que actuó principalmente en la sierra de las Guillerías.[2]

Biografía

Hijo del nyerro Joan Sala y de Joana Ferrer. Nació en la masía La Sala de Viladrau. A los cuatro años, el 18 de enero de 1598, quedó huérfano al morir su madre, y su padre y su hermano Antoni hicieron una boda doble con Margarita y Elisabet, hermanas de la masía Riera de Tona, con lo que fueron suegra y nuera la una de la otra. Trabajó en Can Tarrés en San Hilario Sacalm, lo que le dio la oportunidad de conocer a Margarida Tallades i Serrallonga, la heredera de la masía Serrallonga de Querós, a unos 17 km de San Hilario. Joan y Margarida se casaron más adelante en la iglesia de Sant Martí de Querós y tuvieron cinco hijos, Elisabet y Antoni, Mariana, Josep Baltasar e Isidre.

En 1627, perseguido por los soldados de Felipe IV, huyó un año a Francia con la ayuda de muchos catalanes, ya que sus asaltos a los carruajes reales que recaudaban los impuestos despertaban mucha simpatía.

Fue capturado en Can Agustí, en Santa Coloma de Farnés, por soldados del Duque de Cardona, Virrey de Cataluña.[2] En Puig de la Força se encuentran los restos de un antiguo castillo y una cámara enterrada y oscura, donde dicen que Serrallonga escondía a las víctimas de sus secuestros.

Tras ser capturado fue encarcelado en las mazmorras del Castillo de Savassona,[2]

Other Languages