Joan Francesc Mira

Joan Francesc Mira
Joan Francesc Mira.jpg
Joan Francesc Mira en el 2007.
Información personal
Nombre de nacimientoJoan Francesc Mira i Casterà
Nacimiento1939, 79 años
Valencia
Nacionalidadespañol
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupaciónescritor
Miembro de
Distinciones
Web
Sitio web

Joan Francesc Mira i Casterà (Valencia, 1939) es un escritor, antropólogo y sociólogo español.[2]

Biografía

En 1959 obtuvo el título de bachiller en la Universidad Gregoriana de Roma, y al año siguiente, también en Roma, se licenció en filosofía por la Universidad Lateranense. En 1962 se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia y se doctoró en Filosofía y Letras por la misma universidad en 1971.[3]​ En 1991 recibió la Premio Cruz de San Jorge por su dedicación cívica. Asimismo, en 1999 entró a ser miembro del Instituto de Estudios Catalanes.

A lo largo de los años setenta colaboró en Laboratoire de Antropología Sociale de la Sorbona, y en los años 1978 y 1979 fue profesor de la Universidad de Princeton. Dirigió el Instituto Valenciano de Sociología y Antropología Social entre los años 1980 y 1984, y en 1982 fundó el Museo de Etnología de Valencia, institución que dirigió hasta 1984.[1]

Sobre la temática valencianista e histórica debemos destacar las obras "Crítica de la nació pura" (1985), que discute sobre el concepto de nación, "Sobre la nació dels valencians" (1997) y Els Borja: família i mite (2000).

También es autor de novelas y cuentos como El bou de foc (1974), Els cucs de seda (1975), Viatge al final del fred (1984), Els treballs perduts (1989) -premio Lectores del Tiempo 1990 y un acercamiento temático al Ulises de Joyce-, Borja Papa (1996), Quatre qüestions d'amor (1998) i Purgatori (2002).

Como traductor, destacan sus versiones de la Divina Comedia (2001), de los Evangelios (2004) y de El tramvia, de Claude Simon.

En 2009 se le otorgó el Premio de la Crítica de narrativa catalana 2008 por su obra El professor d'historia.[4]

En 2016 fue uno de los firmantes de un manifiesto en el que se reclamaba que, en una hipotética Cataluña independiente, el catalán fuera la única lengua oficial.[6]