João de Gouveia

João de Gouveia ( Funchal, Madeira, 19 de diciembre de 1964) es un inmigrante portugués radicado en Venezuela responsable por el asesinato de varios manifestantes — opositores al gobierno del entonces presidente Hugo Chávez — que se encontraban reunidos en la Plaza Francia de Altamira, al este de la ciudad de Caracas, el 6 de diciembre de 2002, durante los sucesos políticos conocidos desde entonces como Paro Petrolero.

Gouveia, un sujeto con fuertes indicios de desequilibrio mental y completamente desconocido para la opinión pública hasta entonces, jamás aclaró los motivos que lo llevaron a ejecutar tal crimen. Naturalmente, este incidente le llevó a ser muy mencionado y habida cuenta del estado de agitación política en que se encontraba Venezuela en ese momento, el suceso trajo una radicalización y cruce de acusaciones entre el gobierno venezolano y la oposición, pues esta última alegaba que Gouveia era un sicario contratado por Freddy Bernal,[2] han reiterado que Gouveia fue contratado por dirigentes de la oposición a Chávez para así crear una matriz de opinión desfavorable a éste y propiciar su derrocamiento Gouveia fue declarado culpable por el tribunal encargado de juzgarlo, por el delito de homicidio y actualmente cumple la pena máxima vigente en Venezuela, condenado a prisión por veintinueve (29) años y once (11) meses de presidio y a las accesorias legales correspondientes, por la comisión de los delitos de 1) homicidio calificado, por motivos innobles, premeditación y alevosía 2) homicidio calificado, por motivos innobles, premeditación y alevosía, en grado de frustración y 3) uso indebido de arma de guerra.

Referencias

  1. «The mystery assassin» (en inglés). Sitio web de The Guardian. 17 de diciembre de 2002. Consultado el 17 de julio de 2013. 
  2. « Aló Presidente, programa N° 130». Gobierno Bolivariano de Venezuela - Prensa Presidencial. 8 de diciembre de 2002. 
Other Languages