João de Gouveia

João de Gouveia
Información personal
Nacimiento 19 de diciembre de 1964 Ver y modificar los datos en Wikidata (52 años)
Funchal, Madeira, Portugal
Nacionalidad Portugués
Información profesional
Ocupación Taxista
[ editar datos en Wikidata]

João de Gouveia ( Funchal, Madeira, Portugal, 19 de diciembre de 1964) es un inmigrante portugués radicado en Venezuela responsable por el asesinato de varios manifestantes — opositores al gobierno del entonces presidente Hugo Chávez — que se encontraban reunidos en la Plaza Francia de Altamira, al este de la ciudad de Caracas, el 6 de diciembre de 2002, durante los sucesos políticos conocidos desde entonces como Paro Petrolero.

Gouveia, un sujeto con fuertes indicios de desequilibrio mental y completamente desconocido para la opinión pública hasta entonces, jamás aclaró los motivos que lo llevaron a ejecutar tal crimen. Naturalmente, este incidente le llevó a ser muy mencionado y habida cuenta del estado de agitación política en que se encontraba Venezuela en ese momento, el suceso trajo una radicalización y cruce de acusaciones entre el gobierno venezolano y la oposición, pues esta última alegaba que Gouveia era un sicario contratado por Freddy Bernal,[2]​ han reiterado que Gouveia fue contratado por dirigentes de la oposición a Chávez para así crear una matriz de opinión desfavorable a éste y propiciar su derrocamiento Gouveia fue declarado culpable por el tribunal encargado de juzgarlo, por el delito de homicidio y actualmente cumple la pena máxima vigente en Venezuela, condenado a prisión por veintinueve (29) años y once (11) meses de presidio y a las accesorias legales correspondientes, por la comisión de los delitos de 1) homicidio calificado, por motivos innobles, premeditación y alevosía 2) homicidio calificado, por motivos innobles, premeditación y alevosía, en grado de frustración.

La realidad trastocada de Joao de Gouveia en Plaza Altamira (6to. Poder)

Caracas, 23 de diciembre de 2011. De origen portugués, de San Ro­que en Funchal, Joao de Gouveia, na­cido en 1964, llegó al país en 1981, pero no fue sino hasta 1996 cuando adquiere la nacionalidad venezolana. A partir de esa fecha pasó a ser un ciudadano caraqueño más. El trilin­güe vivió en varias urbanizaciones de la capital y con el paso del tiempo comenzó a trabajar como mesone­ro y taxista para sobrevivir.

Tres días después que el mun­do entero observó la caída de las Torres Gemelas, Gouveia logra que se le otorgue el porte de ar­mas con el cual avalaría el uso de la pistola que supues­tamente había adquirido para defensa propia, una Glock calibre .40 registrada bajo el número EEK499. Esta misma sería la pistola que, años más tarde, fun­cionaría como el instrumento que cegaría la vida de tres inocentes en la plaza Francia de Altamira, duran­te el paro petrolero que se reali­zaba en contra del gobierno del presidente Chávez.

De ser un ciudadano desconoci­do a ser un criminal nombrado, la trágica historia de Joao de Gouveia y sus víctimas se hizo pública cuan­do regresa al país y luego de una treintena de disparos, se encontra­ba sometido contra el piso de la Pla­za Francia, en sus manos tenía un croquis del lugar con el rostro de va­rios de los trece castrenses que allí pernoctaban y una pistola todavía humeante.

Other Languages