Jerzy Kukuczka

Jerzy Kukuczka
Mount Everest - Kukuczka Czok.jpg
Jerzy Jurek Kukuczka (izquierda) junto a Andrzej Czok en el Everest en 1980.
Información personal
Nacimiento 24 de marzo de 1948
Bandera de Polonia Katowice, Polonia
Fallecimiento 24 de octubre de 1989
Bandera de Nepal Cara Sur del Lhotse, Nepal
Causa de muerte Accidente Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Polaca Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Montañero, electricista
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Jerzy Kukuczka (24 de marzo de 1948, Katowice, Polonia - 24 de octubre de 1989, Lhotse, Nepal), más conocido como Jerzy Jurek Kukuczka o "Jurek", fue un alpinista polaco. Murió en octubre de 1989 atacando la cara sur del Lhotse, en Nepal, a una altitud aproximada de 8.200 metros cuando, en plena escalada, se le rompió una cuerda de segunda mano que había comprado en un mercado de Katmandú. Tiene como mayor mérito ser el único hombre en el mundo que ha conquistado cuatro ochomiles en invierno.

El 18 de septiembre de 1987 se convirtió en el segundo hombre, después de Reinhold Messner, en coronar los catorce picos con altitud superior a ocho mil metros que existen en la Tierra. Además, pese al tiempo transcurrido desde su muerte, sigue siendo la persona que los ha coronado en un menor intervalo de tiempo, en un periodo de 8 años.

Biografía

Sus comienzos en el mundo aventurero los dio con la espeleología, pero en el año 1965 se pasó al alpinismo. Las primeras ascensiones fueron en los Tatras, los Alpes italianos y los Dolomitas, donde en 1972 coronó la Torre Trieste por la cara sur, y al año siguiente, la cima del Bancon por el pilar sur; subió en invierno por la sur de la Marmolada y por último, por la norte de las Jorasses. En 1974 participó en una expedición al monte McKinley así como a grandes aperturas por la norte del Dru y repitió por la sur del Denali.

Es ya en 1976 cuando comienza su andadura asiática, afrontando la escalada a los montes Hindu Kush, de más de 7.000 metros, y en 1978 al pico más elevado de dicha cadena, el Tirich Mir ( Pakistán), de 7.692 metros.

A partir de 1979 inició la serie de ascensiones a los gigantes del Himalaya, una primera escalada al Lhotse (8.501 metros) sin la ayuda de oxígeno. Después le siguieron el Everest (1980) (con oxígeno suplementario, siendo la única vez que lo utilizó); el Makalu, de 8.481 metros (1981); el Broad Peak de 8.051 metros (1982), que repitió en 1984 por una ruta distinta; y el Gasherbrum II y Gasherbrum I (1983). En 1985 afrontó sendas ascensiones invernales al Dhaulagiri, de 8.167 metros, y al Cho Oyu, de 8.153 metros. En el primero formó parte de una expedición polaca del Club de Montañismo de Gliwice dirigida por Adam Bilczewski que alcanzó la cumbre el 21 de enero. El 12 de febrero llegó a la cumbre del segundo, tres días después de que la hubiera coronado la expedición de su compatriota Andrzej Zawada .

Ese mismo año añadió otro de los ochomiles a la lista, el Nanga Parbat, de 8.120 metros, y al siguiente invierno coronó el Kanchenjunga (11 de enero de 1986), de casi 8.600 metros de altitud; no obstante, esta hazaña se vio ensombrecida por la muerte de uno de los expedicionarios, Andrzej Czok, quien había sido su acompañante en el asalto final al Dhaulagiri. Después de ascender el K2 y el Manaslu, en 1987 hizo lo propio con el Annapurna (8.091 metros) y el Shisha Pangma, con lo que completó todos los ochomiles un año después de que lo hiciera el italiano Reinhold Messner.

Al hablar de Kukuczka, es inevitable hacerlo del italiano Reinhold Messner y la rivalidad entre ambos por conseguir la Corona del Himalaya. Cuando el alpinista polaco comenzó su aventura de ochomiles, Messner ya había conseguido su quinta cima. Aun así, en el momento en que Messner hizo pública su intención de conseguir la Corona en 1983 y con nueve cimas ascendidas, Kukuczka aceptó el reto.

Aunque lento a la hora de prepararse para el ataque, una vez que lograba aclimatarse, la resistencia física y psíquica y la potencia del alpinista polaco eran formidables. Es por ello que Kukuczka es considerado por muchos como el mejor escalador de todos los tiempos. Ascendió los catorce ochomiles en ocho años, más rápido que ningún otro hasta la actualidad. En este proceso abrió diez nuevas rutas y escaló cuatro de los picos durante el invierno. Pero lo que resulta más sorprendente en esta historia es que, teniendo en cuenta la dureza de sus expediciones, hay que tener en cuenta el asfixiante clima político de la Polonia comunista y los continuos problemas económicos. No tenía patrocinadores y todo su equipamiento era muy pobre, la mayoría era de segunda mano o lo construía él mismo.

La falta de material adecuado fue lo que le llevó a la muerte, cuando al intentar la ascensión por la dificilísima pared sur del Lhotse y a una altitud de unos 8.200 metros, a escasos metros de la cima, se rompió la cuerda que utilizaba. La había adquirido de segunda mano en un mercado de Katmandú. Como buen alpinista, fue enterrado en una grieta del glaciar de la misma montaña por sus amigos.

Other Languages
беларуская: Ежы Кукучка
беларуская (тарашкевіца)‎: Ежы Кукучка
български: Йежи Кукучка
čeština: Jerzy Kukuczka
Esperanto: Jerzy Kukuczka
français: Jerzy Kukuczka
italiano: Jerzy Kukuczka
ქართული: ეჟი კუკუჩკა
Nederlands: Jerzy Kukuczka
norsk bokmål: Jerzy Kukuczka
português: Jerzy Kukuczka
русский: Кукучка, Ежи
slovenčina: Jerzy Kukuczka
Türkçe: Jerzy Kukuczka
українська: Єжи Кукучка