Jerónimo Muñoz

Jerónimo Muñoz ( Valencia, ca. 1520 - † Valladolid?, octubre 1591) astrónomo, geógrafo, ingeniero y hebraísta valenciano.

Biografía

Nació en Valencia. Se formó en Italia, donde llegó a ser profesor de hebreo en Ancona. Volvió a España, donde dio clases de astronomía y hebreo, primero en el Studium Generale de Valencia entre 1563 y 1578. En 1578 fue nombrado catedrático de matemáticas en la Universidad de Salamanca, puesto que conservó hasta su fallecimiento. Se conserva su testamento[1] (fechado el 2-oct-1591), que parece indicar que murió en Valladolid. De hecho, el 19 de octubre de 1591 el claustro de la Universidad de Salamanca convoca una oposición para cubrir la plaza vacante por el fallecimiento de Muñoz. Estuvo casado con Isabel Valenzuela y tuvo, al menos, cuatro hijos: Francisco, Eudoxia, Jerónima y Estefanía.

Su primer libro fue un tratado de aritmética, publicado en Valencia en 1566. Se trata de un libro de intención pedagógica, y que tuvo bastante difusión en la época.[2]

Su trabajo científico más interesante fueron las observaciones que, desde Valencia, realizó de la supernova de 1572 ( SN 1572), fenómeno observado también por Tycho Brahe, además de por el astrónomo siciliano Francesco Maurolico y por Wolfgang Schuler, entre otros. Al parecer por petición del rey Felipe II publicó estas observaciones en un libro que tituló: Libro del nuevo cometa.[4]

También publicó observaciones[5] desde Valencia del Gran Cometa de 1577, aunque tuvieron menos impacto que las de SN 1572.

Fue uno de los primeros astrónomos españoles en defender el sistema copernicano, y es probable que lo enseñase en sus clases en Salamanca.

Recientemente se ha publicado una obra suya inédita, Introducción a la Astronomía y la geografía, pues dejó de publicar en vista de la reacción de teólogos y profesores a su libro sobre la supernova, y decidió vivir en la oscuridad sin publicar y limitarse a dar clases. De ahí que sus manuscritos circularan sólo entre sus discípulos de confianza y se encuentren hoy en Múnich, Roma, Nápoles o Salamanca. Este que se ha recuperado se encontraba inédito.

También es el autor del primer mapa del reino de Valencia que publicó Abraham Ortelius, pues se han encontrado los cálculos y triangulaciones.

Pero de este gran profesor de cosmógrafos españoles ahora se sabe que también era eminente hebraísta, lo que hace pensar que era converso o de familia de conversos. Algunos de sus cálculos fueron aprovechados por Galileo a partir de copias y apuntes de sus alumnos.

También fue un eminente ingeniero que, por mandato real, junto al licenciado Juan de Tejada, proyectó y construyó el abastecimiento de aguas de Murcia, Lorca y Cartagena.

Fue muy apreciado entre sus contemporáneos. Por ejemplo, Diego Pérez de Mesa, que probablemente fue alumno suyo en la Universidad de Salamanca, escribió en 1590 destacando de entre los profesores de dicho Claustro:

... al doctísimo Maestro Jerónimo Muñoz, sapientísimo en letras humanas y divinas y en todas facultades, principalmente en Lenguas, Teología positiva y Matemáticas, y en Filosofía Aristotélica y Platónica; cuyo ingenio y memoria, virtud y menosprecio del mundo, admiran extrañamente.
Diego Pérez de Mesa, Libro Primero y Segundo de las Grandezas de España ..., folio 225r, Alcalá de Henares, 1590.

De él no se conserva ninguna imagen.

Other Languages