Jerónimo Cósida

«Tabla del nacimiento de San Juan el Bautista» del Retablo Mayor y Sagrario de la Cartuja de Nuestra Señora de Aula Dei, 1574-1585, óleo sobre tabla, 147 x 116,5 cm, Museo de Zaragoza. De carácter manierista, figuras de canon estilizado e influida por Rafael Sanzio y Leonardo da Vinci, destaca en esta tabla la composición en el espacio de los personajes, así como los blancos de las telas, los contrastes cromáticos con el rojo y el verde, la escena de fondo con la Visitación abierta al paisaje, y una muchacha posiblemente gitana (con piel más oscura) que porta joyas minuciosamente pintadas.

Jerónimo Vicente Vallejo Cósida (antes de 1510 - 5 de abril de 1592?), fue un pintor renacentista español, escultor, arquitecto y orfebre, activo en la provincia de Zaragoza.

De familia hidalga, estaba especializado en la pintura mural y en los retablos (de los que llegó a decorar más de veinticinco, aunque la mayoría perdidos). Destacó su trabajo minucioso —especialmente en el tratamiento de la figura femenina— y gran capacidad de trabajo, sobre todo por haber dedicado casi sesenta años de su vida a la pintura.

Se le atribuye haber introducido el rafaelismo en España, quizá como consecuencia de haberse formado en Valencia con Vicente Masip, ya que nunca viajó a Italia. Se le reconocen también influencias de Durero; sobre todo en el dibujo, que dominaba a la perfección. Fue asesor artístico de Hernando de Aragón, a la sazón Arzobispo de Zaragoza (quien a su vez fue su principal mecenas), lo que le permitió trabajar en la Seo junto a Pietro Morone y mantener taller propio en la ciudad.

Gran renovador e introductor de la pintura renacentista en Aragón, junto con el italiano Tomás Peliguet, su estilo destaca por lo minucioso del detalle, la elegancia de los gestos y rostros, la estilización del canon y las elaboradas composiciones espaciales.

Su obra más temprana conservada consiste en unas pinturas sobre sarga de Bulbuente (Zaragoza) y el Retablo de San Juan Bautista de la Catedral de Tarazona, que datan de la década de 1530. Su lenguaje evoluciona a partir de mediado el siglo XVI hacia un manierismo que ha asimilado las enseñanzas de maestros como Rafael Sanzio —principal inspirador de su quehacer— o Leonardo da Vinci, como se puede apreciar en la tabla Nacimiento de San Juan el Bautista del retablo mayor de la Cartuja de Aula Dei, pintada en las proximidades de 1580, una de sus mejores obras. En ella el personaje de Zacarías está tomado de Rafael y la señora de verde que lleva al bebé Juan Bautista, de Leonardo.

« Santa Engracia», panel del Retablo de la Virgen con el Niño de la capilla de la cárcel de la Diputación General del Reino de Aragón, c. 1569-1572. Representada con el clavo en la frente con el que se la martirizó, es una de las figuras más delicadas del pintor aragonés. Destacan los plegados y el dinamismo de la pose en suave contrapposto.

Del conjunto de su obra, cabe citar:

  • Retablo mayor del monasterio de Veruela (1540-1544).
  • Martirio de San Juan Bautista, c. 1540-1545, óleo sobre tabla, 68 x 37 cm Museo de Zaragoza
  • San Lorenzo, c. 1540-1545, 68 x 31 cm, Museo de Zaragoza
  • Retablo de San Juan Bautista de la Catedral de Tarazona (1542)
  • Retablo de la iglesia parroquial de Valderrobles (1545-1550)
  • Coronación de la Virgen, perteneciente al retablo mayor de la iglesia de Valderrobles, 1545-1550, óleo sobre tabla, 120 x 98 cm, expuesto en el Palacio Arzobispal de Zaragoza
  • «Nacimiento de San Juan Bautista», 147 x 116,5 cm, Museo de Zaragoza
  • «Adoración de los Reyes Magos», 160 x 133 cm, Iglesia Parroquial de Villamayor (Zaragoza)
  • «San Juan Bautista», 130 x 61 cm, Museo de Zaragoza
  • «El profeta Isaías», 130 x 61 cm, Museo de Zaragoza

Bibliografía

Other Languages