Jeor Mormont

Lord Comandante Mormont
Personaje de Canción de hielo y fuego
Primera aparición Juego de tronos (libros)
Lord Nieve (serie)
Última aparición Tormenta de espadas (libros)
Y ahora su guardia ha terminado (serie)
Causa/razón • Asesinado durante un motín
Creador(es) George R. R. Martin
Interpretado por James Cosmo
Información
Nombre original Jeor Mormont
Alias El Viejo Oso
Sexo Varón
Nacimiento 230 DC
Fallecimiento 299 DC
Ocupación Lord Comandante de la Guardia de la Noche
Título Ser
Señor de la Isla del Oso (renunció)
Aliados Craster
Familia Casa Mormont
Hijos Jorah Mormont
Familiares Maege Mormont (hermana)
Lyanna Mormont (sobrina)
Residencia Castillo Negro
Estatus actual Fallecido
Perfil en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

El Lord Comandante Jeor Mormont es un personaje ficticio de la saga Canción de hielo y fuego del escritor George R. R. Martin. Aparece representado como el honorable y anciano Lord Comandante de la Guardia de la Noche, la orden de hermanos juramentados encargada de defender el Muro que separa los Siete Reinos de las heladas y desconocidas tierras del norte del Muro. Antaño había sido Señor de la Isla del Oso, el hogar de la Casa Mormont, a lo que renunció para unirse a la Guardia.

En la adaptación televisiva Game of Thrones, de la HBO, Lord Mormont aparece como personaje recurrente en la primera temporada, y como personaje principal en la segunda y la tercera. Es interpretado por el actor James Cosmo.[1]

Historia

Antes de la saga

Como Señor de la Isla del Oso y cabeza de la Casa Mormont, Lord Jeor Mormont había sido uno de los banderizos de la Casa Stark (la Casa gobernante del Norte, uno de los reinos de la obra).

Poco antes de la Rebelión de Robert, Lord Jeor abdicó de su puesto para unirse a la Guardia de la Noche, dejando en el cargo a su único hijo, Jorah Mormont. Su experiencia, su posición y su habilidad en combate le hicieron escalar puestos rápidamente, convirtiéndose en Lord Comandante en el año 288 DC tras la muerte del Lord Comandante Qorgyle.

Como Lord Comandante, Mormont era plenamente consciente de la decadencia en la que estaba sumida la Guardia de la Noche: la mayoría de los bastiones de la Guardia a lo largo del Muro se hallaban semiderruidos y sin guarnición, la Guardia cada vez contaba con menos miembros y la mayoría apenas tenían experiencia, y un nuevo Rey-más-allá-del-Muro había aparecido y estaba empezando a unificar a los distintos clanes del Pueblo Libre.

Juego de tronos

Con la llegada de nuevos reclutas al Muro, el Lord Comandante Mormont toma especial atención por un joven llamado Jon Nieve, hijo bastardo de Lord Eddard Stark. Mormont toma a Jon como su mayordomo personal, con la intención de prepararlo para que llegado el día pudiera liderar a la Guardia.

La Guardia acoge a Tyrion Lannister, hermano de la reina y cuñado del rey Robert Baratheon. Mormont le pide que cuando regrese a Desembarco del Rey le hable al rey sobre las penalidades que padece la Guardia, a lo que Tyrion accede, aunque sabe que hay pocas posibilidades de que le tomen en serio.

Cierto día, varios exploradores de la Guardia regresan muertos al Muro; uno de ellos es Ser Jaremy Rykker. En mitad de la noche, el Lord Comandante es atacado por Ser Jaremy, que se ha convertido en un Otro. Es salvado en última instancia por Jon Nieve y por su lobo huargo, Fantasma. Como recompensa por salvarle la vida, Mormont le hace entrega a Jon de la espada ancestral de acero valyrio de la Casa Mormont, Garra.[2]

Tras enterarse de la ejecución de Lord Stark en Desembarco del Rey, Jon Nieve huye del Muro con la intención de ayudar a su hermano y vengar a su padre, sin embargo, Jon termina regresando. El Lord Comandante lo confronta, afirmando que ya conocía sus intenciones; es más, lo esperaba. Mormont le obliga a tomar una decisión: permanecer con la Guardia, o convertirse en proscrito y librar las batallas de su familia; Jon elige la primera opción.[3]

Choque de reyes

Mormont prepara una gran expedición más allá del Muro, con el objetivo de localizar al desaparecido Benjen Stark, averiguar más sobre los Otros, y encontrar a ese nuevo Rey-más-allá-del-Muro y darle caza. Con él viajan 200 exploradores del Castillo Negro, y otros 100 de Torre Sombría liderados por Qhorin Mediamano.[4]

La Gran Expedición de Mormont parte hacia el norte del Muro, encontrándose a su paso nada más que aldeas incendiadas y completamente desiertas. Finalmente llegan al Torreón de Craster, una construcción donde habita Craster, un salvaje que mantiene una frágil alianza con la Guardia de la Noche. Craster vive junto a sus hijas, con las que engendra más descendientes, enviando a sus hijos varones como sacrificio a los Otros.

A través de Craster se enteran de que Mance Rayder, el Rey-más-allá-del-Muro, dirige un inmenso ejército con la intención de marchar hacia el Sur. El Lord Comandante Mormont guía a la Gran Expedición hasta el Puño de los Primeros Hombres, una posición fácil de defender por si les atacan los salvajes. Qhorin Mediamano informa que ha visto salvajes en los Colmillos Helados, pero Mormont rehúsa perseguirlos y decide atrincherarse en su posición, creyendo que sería ventajosa ante un posible ataque. Mormont le ordena a Qhorin dirigir una partida para encontrar el rastro del campamento, insistiendo éste en llevarse a Jon Nieve.[5]

Tormenta de espadas

La Guardia sufre un duro revés en la Batalla del Puño de los Primeros Hombres, cuando son diezmados tras ser atacados por los Otros. De los 300 hombres que componían la expedición de Mormont, solo unos 50 sobreviven, incluyendo al propio Mormont, que dirige la dura marcha de regreso al Torreón de Craster.

El grupo consigue llegar al Torreón de Craster, Samwell informa a Mormont de cómo mató a un Otro empleando un puñal de obsidiana. Mormont comienza a creer que la Guardia de la Noche ha olvidado cuál es su verdadero enemigo.

La Guardia de la Noche ha olvidado cuál es su propósito, Tarly. No se construye un muro de setecientos pies de altura para prevenir que los salvajes rapten mujeres... El Muro fue construido para proteger los reinos de los hombres, pero no de otros hombres, qué es lo que los salvajes son. Demasiados años, Tarly, muchos cientos y miles de años que nos han hecho olvidar quién es el verdadero enemigo. Y ahora está aquí, y no sabemos cómo luchar contra él.

Lord Mormont hablando con Samwell Tarly

Antes de que el grupo se marche, Craster celebra un austero banquete para despedir a la Guardia. Algunos de los hermanos están furiosos, creyendo que Craster ha estado ocultado comida. Craster se abalanza sobre ellos, pero es asesinado. Mormont afirma que los dioses les condenarán, al haber matado a un hombre que les había ofrecido cobijo bajo las Leyes de la Hospitalidad. Mormont trata de aplacar a los hermanos amotinados, pero es inútil, siendo apuñalado por la espalda por uno de ellos. El Lord Comandante Jeor Mormont fallece en los brazos de Samwell Tarly, dirigiendo sus últimas palabras hacia su hijo Jorah.[6]

Other Languages