Jeanne Émilie de Villeneuve

Santa Jeanne-Émilie de Villeneuve
Jeanne Emilie de Villeneuve.jpg
Fundadora de la Congregación de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Castres
Nacimiento 9 de marzo de 1811
Bandera de Francia Toulouse, Francia
Fallecimiento 2 de octubre de 1854 (43 años)
Bandera de Francia Castres, Francia
Venerada en Iglesia católica
Beatificación 5 de julio de 2009 por Benedicto XVI
Canonización 17 de mayo de 2015 por Francisco
Principal Santuario Monasterio de las Hermanas azules de Castres
Festividad 3 de Octubre
[ editar datos en Wikidata]

Jeanne-Émilie de Villeneuve ( Toulouse, 9 de marzo de 1811Castres, 2 de octubre de 1854). Fundó la Congregación de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de Castres en 1836. Fue canonizada junto a Mariam Baouardy, María Cristina de la Inmaculada Concepción Brando y Marie-Alphonsine Ghattas, por el papa Francisco el 17 de mayo de 2015 en la Ciudad del Vaticano.[1]

Biografía

Jeanne Émilie de Villeneuve nació en Toulouse el 9 de marzo de 1811 y murió en Castres el 2 de octubre de 1854. Desde muy pequeña, vive en el castillo de Hauterive (cerca de Castres), dónde su madre enferma se ha retirado para cuidarse. Pierde a su madre a la edad de 14 años en 1815, poco después muere su hermana Octavie, en 1818.

Después de la muerte de su madre, vive algún tiempo en Toulouse donde su abuela asume su educación y la de sus hermanas. A los 19 años, Jeanne-Émilie regresa a Hauterive, donde administra la vida familiar, aliviando de esta tarea a su padre, entonces alcalde de Castres (de 1826 a 1830). Piensa entrar con “Las Hijas de la Caridad”. Pero, durante el tiempo de reflexión impuesto por su padre, funda (con el acuerdo de su Obispo), y en colaboración con dos compañeras, la congregación de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre de 1836. Rápidamente se conoce a la comunidad religiosa con el nombre de “Hermanas Azules de Castres” debido al color de su hábito.

En el anonimato de una casa de Castres, sirve a los más pobres con sus compañeras: a las jóvenes trabajadoras, a los enfermos, a las prostitutas, y a los presos. Pronto la congregación ve crecer el número de sus hermanas, y su fama se extiende a África (Senegal, Gambia, Gabón).

La congregación no tenía más que 12 años y sólo unos 40 miembros cuando sonó la llamada de África en el corazón de Emilie. En efecto, es en 1847 cuando Emilie maduró el proyecto para enviar a las hermanas al Senegal. En 1848, después de una breve estancia en Gorée, la primera comunidad, formada de 4 hermanas, se estableció en Dakar. En el año 1849, la misión se extenderá a Gambia y luego a Gabón. Una preocupación, una ambición en el corazón de Emilie y de las valientes misioneras: "Ir donde nos llama la voz del pobre". Muy pronto esta misma voz se oirá en América Latina. Hoy la congregación, habitada por el mismo dinamismo, sigue respondiendo con el mismo espíritu y la misma generosidad a esa voz que la llama para extender su misión a través de cuatro continentes. Las hermanas, fieles a la intuición primera de Emilie queriendo ser discípulas de Jesús Salvador, fortalecen un único deseo: ofrecer el Evangelio y promover la vida, la paz y la justicia a través del compromiso misionario.

En 1853 Jeanne-Émilie de Villeneuve dimite de su cargo de Superiora General para ser sustituida por la Hermana Hélène Delmas. En 1854, la epidemia de cólera llegó a Castres y la Fundadora de las hermanas Azules morirá el 2 de octubre, rodeada de sus hermanas.

Other Languages