Jazz afrocubano

Jazz afrocubano
Orígenes musicalesSon montuno y jazz
Orígenes culturalesDécada de 1940, CubaFlag of Cuba.svg Cuba / Bandera de Estados Unidos Flag of New York.svg Nueva York (Estados Unidos)
Instrumentos comunesTrompeta, trombón, saxofón, clarinete, conga, bongó, timbaletas, piano, contrabajo, bajo eléctrico, güiro, maracas, cencerro, vibráfono
PopularidadAlta desde finales de 1940.

El jazz afrocubano (en inglés, afro-cuban jazz) es un subgénero del jazz, surgido en la década de 1940 e integrado en el llamado jazz latino, del que fue su primer ejemplo consolidado. Se trata de un ejemplo de género de fusión, procedente de la interrelación entre el be bop y la música cubana (en especial, el son montuno).[3]

Origen y desarrollo

Desde los primeros años del siglo XX, ya se había producido una temprana incorporación de elementos latinos (especialmene cubanos) a la música hot. De hecho, los ritmos de habanera, calinda, contradanza o fandango eran usuales en la música de Nueva Orleans.[6]​ Sin embargo, no se produjo una verdadera interacción que llevara a la aparición de un estilo nuevo y original.

En diciembre de 1940, Mario Bauzá se incorporó como director y arreglista, a la banda de Machito, "The Afro-Cubans". Bauzá y Machito serían quienes "hicieran comprender al mundo del jazz que es un error añadir simplemente un percusionista latino a una sección tradicional de ritmo de jazz, como con frecuencia era el caso entonces".[8]​ En estas secciones se integraban diversos instrumentos de percusión, tocados por diversos músicos de origen normalmente cubano, y un contrabajista que debía dominar tanto los ritmos de jazz como los cubanos.

Los arreglos que Mario Bauzá elaboró para el disco de los Machito's Afro-Cubans, Tanga, publicado en 1943, se consideran como el primer paso del nuevo estilo.[2]

Other Languages