Jardines de Asia

La Jardinería en Asia tienen su origen en China donde la horticultura ornamental empezó a desarrollarse expandiéndose por todo el resto del continente. La cultura de las flores está considerada como una de las siete artes y goza de gran importancia mística.

Jardines de China

Bosque de bonsais en los jardines de Pagoda Yunyan Ta.

No se tiene una idea exacta de cuándo empezó a desarrollarse la jardinería en China. No obstante, en muchos textos, se encuentran referencias de los jardines del rey Wu de Zhou ( siglo II a. C.), en los cuales se observa que, la concepción de los mismo, se fundamentaba ya, en bases filosóficas. La búsqueda de la armonía con el universo, y el rechazo a la simetría, que no existe en la naturaleza, son el alma de los jardines chinos. En la concepción de los jardines chinos se pretende reflejar un compendio del mundo, conjugando el espíritu y la montaña que, generalmente, se simboliza por medio de una roca, elemento imprescindible en todos los jardines chinos. Los Wei del Norte hicieron de sus capital un resumen del mundo con sus palacios, sus templos, y sus vastos jardines rodeados de plantas medicinales y de parques zoológicos. Durante el período de la Dinastía Han, fueron creados numerosos parques imperiales muy arquitecturales. En el 104 a. C. se inició la construcción del parque Bechaï, frecuentemente modificado y ampliado. Los palacios de la dinastía de los Han ( 202 a 220 dC. ) están rodeados de vastos jardines y parques.

No obstante, la jardinería, no alcanzó su verdadero desarrollo hasta que no se crearon los jardines en las viviendas rurales y en las ciudades. Las viviendas chinas se componen de una sucesión de edificios separados, entre sí, por patios y jardines. Los jardines debían combinar los paseos, y los rincones para la contemplación con los estanques y los distintos pabellones. Más tarde, durante el período de la Dinastía Tang y la Dinastía Song se pusieron de moda los jardines paisajistas. Los paisajistas Ming se apoyaron en las teorías sofistas acerca del arte de la jardinería para la creación de sus jardines.

Contrariamente a la evolución occidental de la jardinería, basada en concepciones artificiales en las que la intervención del hombre quedaba reflejada, en China, lo más importante era el que primara el aspecto natural de los mismos. Se inspiraban en los paisajes que intentaban reproducir y mejorar: el desarrollo tenía que ser lujurioso, el aspecto placentero, de forma que propiciaran la soledad, la meditación, el reposo y el sosiego. Estos jardines estaban provistos de una sorprendente variedad de plantas, especialmente flores y ornamentos. Tenían, asimismo, y por lo general, un riachuelo o un estanque en los que se ponían plantas acuáticas. Se intentaba, también, imitar una pequeña reproducción de valles y cadenas montañosas. Probablemente el origen de la Rocalla procede de China.

Other Languages
français: Jardin en Asie