Jardines de América

Alameda en Ciudad de México (1848).

Los jardines de América exhiben una profusa variedad de estilos, tanto autóctonos como procedentes de Europa y Asia traídos por los colonizadores, que se han ido adaptando a los diferentes climas y paisajes de este continente.


Jardines de México

Los jardines aztecas son, prácticamente, desconocidos. Cuando el 8 de noviembre de 1519 los conquistadores españoles llegaron al lugar en el que se encuentra el actual México, descubrieron una ciudad lacustre, una ciudad inmensa con parques, jardines y grandes terrazas cubiertas de flores. En Las novedades de México de Alfonso Reyes, se da una detallada descripción:

«En los jardines de los emperadores aztecas, en los que no existen ni las legumbres ni las frutas útiles, hay, sin embargo, muchos miradores… bosquecillos muy amplios, artificios de hojas y de flores; conejeras, viveros, rocas, montículos por los que campan ciervos y cabras; estanques de agua dulce o salada para todas las especies de pájaros palustres o marítimos… En otra parte pueden encontrarse las rapaces… también chacales, serpientes… y para que no falte nada en este museo de historia natural hay, también, casitas en las que viven las familias albinas, enanos, jorobados, tullidos, y toda especie deforme».

En la Historia Chichimeca, del historiador Ixtilxochitl queda constancia de ello:

«En estos jardines y en estos parques había ricos y suntuosos Alcázares con sus fuentes, acequias, canales, estanques, y laberintos admirables... una gran variedad de flores y árboles de todas las especies traídos del extranjero y de las regiones más lejanas».

La existencia de los jardines botánicos era notable y uno de ellos fue creado por Moctezuma.

Other Languages