James Douglas (señor de la guerra)

James Douglas
St Bride's Church Douglas - The Good Sir James.jpg
Tumba de Douglas, St Bride's Kirk, Douglas.
Años de servicio1306-1330
LealtadEscocia
Participó enPrimera Guerra de Independencia escocesa
Información
Nacimientoc.1286 Douglas, Lanarkshire, Escocia
Fallecimiento1330 Batalla de Teba, en Teba (Málaga)
Armas de sir James el Bueno.

James Douglas, también conocido como Guid Sir James y Black Douglas (1286 - 25 de agosto de 1330), fue un señor de la guerra escocés que luchó en las Guerras de independencia de Escocia.

Biografía

Hijo de William Douglas el Fuerte, que había sido partidario de William Wallace, y que murió en 1298, prisionero en la Torre de Londres, y de Elizabeth Stewart, hija de Alexander Stewart, IV Mayordomo de Escocia, al comienzo de la Guerra de Independencia, James fue enviado a Francia y educado en París. Allí coincidió con William Lamberton, obispo de Saint Andrews, que le tomó bajo su protección y con el que regresó a Escocia. Durante su ausencia, Eduardo I de Inglaterra había confiscado sus tierras y las había entregado a Robert de Clifford, I baron de Clifford. Lamberton le condujo a la corte para reclamar la devolución de sus tierras poco después de la toma del castillo de Stirling en 1304, pero tuvo que huir ante la furia de Eduardo I.[1]

Para James, que se enfrentaba ahora a una vida de forajido sin tierras en medio de la sociedad feudal, la recuperación de sus posesiones ancestrales iba a convertirse en una prioridad absoluta, influyendo inevitablemente en su estrategia política.

Escocia atravesaba un momento particularmente dramático en su historia: Robert Bruce había eliminado a John Comyn, líder de la oposición el 6 de febrero de 1306 en Greyfriars Kirk, Dumfries. Bruce reclamó inmediatamente para sí la corona de Escocia, en claro desafío al rey inglés. El 25 de marzo, menos de seis semanas después del asesinato de Comyn en Dumfries, Bruce fue coronado rey. Durante su camino a Scone, Douglas fue a su encuentro y le ofreció sus servicios, relatándole sus circunstancias.

Douglas compartió los sinsabores iniciales de Robert Bruce durante la guerra, estando presente en las derrotas de Methven y Dalrigh. Pero estas derrotas enseñaron a ambos una lección de táctica, al hacerles comprender que las limitaciones del ejército escocés en cuanto a armamento y recursos les iban a colocar en desventaja ante una batalla convencional. A comienzos de la primavera de 1307 ambos habían aprendido a valorar el empleo de tácticas de guerrilla - conocidas en la época como "guerra secreta" -; operaciones rápidas con grupos pequeños y de gran movilidad que permitía causar el mayor daño al enemigo, habitualmente resguardado en posiciones defensivas estáticas.