Jacinto Grau

Jacinto Grau Delgado (Barcelona, 1877 - Buenos Aires, 14 de agosto de 1958) fue un dramaturgo español autor de una obra muy personal.[5]

Nacido en Barcelona, hijo de un médico militar catalán, estudió Derecho en Valencia, y se trasladó a Madrid en 1902.[7]

Dramaturgia

Su primera creación literaria fue una novela, Trasuntos (1893),[8]​ bien acogida por Joan Maragall, que destacó su vertiente filosófica, pero sin embargo Grau orientó su creatividad hacia la dramaturgia. Escribió asimismo Las bodas de Camacho, libreto de zarzuela en un acto, estrenado en el Teatro Tívoli de Barcelona, el 12 de junio de 1903, con música de P. E. Ferrán e inspirada en el episodio del mismo asunto, escrito por Miguel de Cervantes para la segunda parte de Don Quijote.

En el campo estrictamente teatral cabe mencionar El tercer demonio, escrita, publicada y estrenada en 1908 en el Teatro Lara de Madrid el 29 de febrero; Don Juan de Carillana, estrenada también en Madrid, en el Teatro de la Infanta Isabel, el trece de noviembre de 1913.[d]

Algunos críticos le valoran su trabajo como renovador de algunos aspectos del teatro épico y la farsa, los temas bíblicos o del Romancero y el teatro clásico español. De sus primeras piezas primeras se destacan En Ildaria, sátira política, o El Conde Alarcos (que no sería estrenada hasta el 19 de noviembre de 1919), e inspirada en un personaje del romancero medieval, ya tratado por autores del Romanticismo.[3]

A finales de los años 20, volvió Grau al tema de don Juan con El burlador que no se burla (1927), enésima recreación del mito.[12]

Other Languages